Todo lo que tienes que conocer sobre el maskné

María Franco, 28 julio 2021

AliExpress está celebrando las Super Ofertas del 15 al 24 de enero con rebajas de hasta el 90%.

Ver las mejores ofertas de hoy en AliExpress

La Covid-19 lleva más de un año con nosotros y con ella la llegada de las mascarillas. Vayamos a donde vayamos siempre debemos llevarla con nosotros.

¿Piensas que esos horribles granitos que han aparecido en tu cara son por arte de magia? Por supuesto, no.

La causa es el uso de mascarillas o como mejor denominan los anglosajones, el maskné.

Este artículo me toca de lleno porque yo, que siempre había tenido la piel casi perfecta, me topé con una cantidad de imperfecciones que, sinceramente, dañaron mi propia autoestima.

Me tomó tiempo darme cuenta de que era algo que yo no podía evitar y a día de hoy vuelvo a tener la piel como antes.

Sin embargo, para aprender todo lo que sé hoy he investigado, probado y sufrido mucho.

Por eso en este post te cuento qué es el maskné para que sepas cómo tratarlo de manera eficaz y que no te agobies mientras tanto.

¿Qué es el maskné?

El uso de las mascarillas genera que en la piel haya más temperatura, junto con más humedad y una falta de oxigenación de la dermis.

Las mascarillas son una capa plástica que no permite transpirar a tu rostro. ¿El resultado? La proliferación masiva de bacterias que en algunas pieles.

El maskné son las alteraciones que se producen en la piel como consecuencia del uso de mascarillas prolongado

Además a esto tienes que añadir cierta suciedad que tenga el rostro, el maquillaje y no cambiar las mascarillas cada 2 o 4 horas (porque seamos sinceros, eso lo haces solo cuando te acuerdas).

Todo esto es el caldo perfecto para que tu piel genere acné en la zona sobre la que se coloca la mascarilla.

¿Cómo curar el maskné?

Existen muchos métodos caseros como evitar tocarte mucho la cara, cambiar la funda de la almohada o usar mascarillas faciales super astringentes.

Si te va a salir acné de nada vale.

A continuación te indico una rutina de limpieza o cuidado facial para el maskné:

#1 Limpieza

Es fundamental tener una buena limpieza si quieres curar el maskné.

Para eso tienes que elegir un limpiador muy suave, sin perfumes ni ingredientes fuertes y lavarte la piel mínimo por la mañana y por la noche.

A mí en concreto me gusta este jabón de Isdin

Además, te aconsejo que te hagas con un dispositivo de limpieza facial avanzado porque son la solución para desincrustar toda la polución que no se ve de tu piel.

Te aconsejo los cepillos de Foreo

#2 Tónico

Después de limpiar tu piel llega el momento de conseguir calmarla y devolverle su pH natural con un buen tónico.

Mi consejo es que elijas uno muy suave, que limpie e hidrate y que sea libre de todo tipo de parabenos así como que sea no hipoalergénico.

Te aconsejo este de aquí:

Bioderma Sensibio

Lo que más me gusta es que refresca el rostro, lo deja limpio y también es apto para desmaquillar porque se trata de un agua micelar.

Hay quienes usan este producto como primer paso de limpieza, sin embargo a mí me gusta llegar un poquito más a fondo.

#3 Hidratación

Tener granitos no es sinónimo de tener que deshidratar tu piel, al contrario, tan solo debes elegir los mejores productos para que no te produzcan grasa.

Piensa que si comienzas a dejar de hidratar tu dermis, secándola, lo que esta va a hacer es perder su luminosidad y va a volverse más opaca.

De hecho, deshidratarla también fomenta que empeore su calidad.

Te aconsejo estos dos productos.

#4 Protector solar

El protector solar con maskné es más importante todavía que si no tienes alteraciones cutáneas.

Piensa que el acné crea heridas en tu piel. Ante la incidencia del sol es muy sencillo que te queden marcas que van a ser de por vida.

Usa siempre que vayas a salir a la calle protección solar de alta graduación e intenta reaplicarla cada 2 horas.

Mi favorita es esta

Ahora estarás pensando ¿No falta el sérum, ácidos, etc.? Sí, faltan. La razón es que tu piel está agobiada y tiene que descansar.

A diario nos bombardean con diferentes cosméticos y todos ellos se venden como milagrosos.

Tu piel ha hablado y ha dicho que no puede más si tienes maskné.

Elimínalo todo menos lo básico: limpieza e hidratación. Este es el primer paso pero te aseguro que notarás los cambios pronto.

¿Cómo prevenir el maskné?

Lo cierto es que me temo que el maskné es algo que no se puede prevenir, porque sí o sí tenemos que usar todos mascarillas por el momento.

La mejor manera de prevenirlo es que emplees los productos que te acabo de indicar, mantengas una alimentación libre de grasas y hagas ejercicio.

Si con un cambio en tu rutina de cuidado facial no consigues que disminuya es el momento de acudir a un dermatólogo.

Soy consciente de que es algo que todo el mundo retrasa al máximo, sin embargo ellos son los que de verdad te pueden ayudar cuando el problema es serio.

Maquillaje sí, pero con sentido común

Que tengas granitos no significa que tengas que dejar de maquillarte, sino que significa que tienes que saber cómo hacerlo a partir de ahora.

Para empezar, tienes que elegir bases de maquillaje que sean oil free para que no te produzcan grasa o te empeoren el estado de la piel.

Otro aspecto que tienes que tener presente es que las brochas o herramientas que uses para maquillarte tienen que estar impolutas.

Una brocha sucia es un verdadero foco de gérmenes.

Para acabar, mi consejo personal es que mientras no consigues controlar tu piel hagas lo posible por no maquillarte el rostro.

A mí me costó una barbaridad dar ese paso porque amo maquillarme, ni siquiera por una cuestión social sino porque me relaja.

Además ante cualquier granito lo que hacía era intentar taparlo al máximo.

Cuando me resigné y dejé de hacerlo mi piel comenzó a cambiar.

Lo que puedes hacer es centrarte en tus ojos, son el foco de la mirada.

Mis consejos para luchar contra el maskné

Desde mi experiencia te voy a dar una serie de consejos que te aconsejo sigas a raja tabla.

Yo pasé de ellos mucho tiempo pero cuando comencé a seguirlos mi piel cambió.

#1 No te toques la cara

Esto es lo más complicado del mundo, lo sé.

A cada diminuta imperfección que veo en la piel corro veloz para intentar eliminarla, deshacerme de ella.

El resultado en realidad es el contrario porque lo que generas es que la piel se inflame y que el granito empeore.

Sea cuales sean los tipos de granitos que tengas, haz un ejercicio mental de calma antes de ir como loca a reventarlos.

#2 No acudas a centros de estética

Hasta el momento en el que tuve la idea de ir al dermatólogo por maskné lo que hice fue ir a centros de estética a que me hiciesen limpiezas profundas.

Me prometían que con 2 o 3 sesiones mi cara sería la de antes.

Por supuesto, eso no pasó y lo que hice fue gastar mi dinero, enfadarme y frustrarme al no ver cambios.

#3 Siempre productos oil free

Tardé un tiempo en aceptarlo porque yo jamás había necesitado productos libres de aceites o no comedogénicos, sin embargo sí se nota el cambio.

Tu piel está más calmada, lisa y genera menos erupciones.

Fíjate sobre todo en el protector solar.

#4 Usa mascarillas ffp2

Esto puede parecer una tontería pero es efectivo. Piensa que las mascarillas azules quirúrgicas normales o las de tela se pegan a la cara.

Las ffp2 no, o al menos no tanto porque crean una cámara de aire.

Por ahora tenemos que seguir usando mascarillas pero por lo menos estas que te digo son mejores para luchar contra el maskné porque no rozan la piel constantemente.

¿A qué esperas para cuidar tu piel como se merece?