¿Es peligroso el uso de crema anestésica para depilacion, tatuajes...? ¡Toda la verdad!

María Franco, 28 junio 2021

!Ha comenzado la Cyber Week de PcComponentes con descuentos de hasta el 70% en tecnología, envíos gratis a partir de 50 euros y con devolución hasta el 14 de enero! No te las pierdas...

Ver las mejores ofertas

La crema anestésica es un producto que cada vez se está poniendo más de moda para inhibir los dolores de ciertos procedimientos estéticos.

A diferencia de lo que se piensa, se trata de una crema con ingredientes médicos, no es un tratamiento cosmético.

Si tal vez estabas pensando en comprarte una para paliar los dolores de algún tratamiento, lo mejor es que leas antes lo que te voy a contar sobre ella para que luego te plantees si realmente deberías comprarla o no.

¿Qué es una crema anestésica?

Una crema anestésica es un medicamento tópico el cual adormece la piel o una zona en concreto sobre la que se aplica.

Está formulada a base de dos activos fundamentales que son la lidocaína y prilocaína.

Piensa que estos compuestos penetran a pequeña escala en el organismo sin embargo son capaces de llegar al torrente sanguíneo y conseguir en cierta medida adormecer o ralentizar el ritmo cardiaco.

Para usarlas hay que aplicarlas sobre la zona que se va a tratar a “pegotes”, sin llegar a extender la crema, y a continuación poner un plástico film para que penetre mucho mejor.

Por supuesto, está totalmente desaconsejado aplicarla sobre zonas con heridas.

La mayoría de estas cremas indican que no se debe usar más de 2 gramos de producto por cada 10 cm².

La razón de esto es que un mal uso de ellas puede desembocar en efectos secundarios.

Crema anestésica y depilación láser

La depilación láser es un tratamiento estético que no para de aumentar en cuanto a su demanda. Es lógico ya que consigue eliminar el vello corporal por completo y para siempre.

Lo malo de este es que en ocasiones resulta un poco doloroso y así hay quienes para paliar dicho dolor deciden echar mano de las cremas anestésicas.

Esto es un problema ya que cuando alguien va a hacerse el láser es imprescindible que la piel esté limpia y sin cosméticos desde la noche anterior al tratamiento.

Ten presente que este tipo de cremas necesitan ser aplicadas una hora antes de la sesión que se vaya a hacer para que sus efectos hayan actuado, rompiendo así la posibilidad de ir con la piel sin restos.

De lo contrario el paciente se expone a quemaduras o fotosensibilidad.

Mi opinión sobre el uso de la crema anestésica

Las cremas anestésicas tienen ingredientes que anulan las sensaciones nerviosas de la piel.

Para algunos tratamientos dermatológicos son útiles, sin embargo en estos casos suele ser el propio especialista quien las recomienda.

Asimismo, como norma ellos tienen frascos de esta crema para aplicártela antes del procedimiento si este puede ser algo doloroso.

Por otra parte, antes de hacerte un tatuaje grande en una zona dolorosa tal como rodillas, cabeza, pies o pecho, tampoco es mala idea.

En este caso tienes que controlar bien la dosis que te aplicas, pero tampoco se desaconseja ya que es algo puntual que vas a hacer en una ocasión.

En estos casos sí te recomiendo que la emplees, no obstante hay que darse cuenta de que no es un juguete.

Mi consejo es que jamás uses cremas anestésicas para depilación.

En definitiva, las cremas médicas deben ser aplicadas y recetadas por especialistas ya que aunque se vendan sin receta se necesitan nociones médicas para aplicarlas bien.