Las ceramidas: ¿Qué son? ¿Cómo usarlas?

María Franco, 9 mayo 2022

Ya han comenzado las ofertas de BlackFriday en AliExpress! Te dejo una guía con las mejores ofertas y los mejores códigos de descuento!!!

Ver cómo aprovechar las ofertas

Las ceramidas son una clase de ácidos grasos que son lípidos. Se encuentran de forma natural en las células de la piel y forman aproximadamente el 50 por ciento de la capa externa de la piel (epidermis).

Seguro que has oído hablar de ellas porque últimamente muchas marcas de cosméticos han comenzado a incluirlas en sus productos por los resultados que ofrecen.

Si bien las ceramidas destacan por su papel en el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso, han ganado mucho interés en el mundo del cuidado de la piel por sus confirmados beneficios. Otros usos cosméticos donde están presentes son los champús, desodorantes y el maquillaje.

Hoy te voy a contar todo sobre las ceramidas para que comiences a emplearlas y a notar sus beneficios en tu propia piel.

¿Qué hacen por tu piel las ceramidas?

Las ceramidas se componen de ácidos grasos unidos por cadena larga que se une con otras moléculas importantes para promover la función celular.

Las ceramidas ayudan a crear una barrera para evitar la permeabilidad. Esto quiere decir que bloquean la humedad en la piel, lo que ayuda a prevenir la sequedad y la irritación, así como también pueden ayudar a proteger tu epidermis del daño ambiental.

Como podrás imaginar, estos beneficios pueden tener efectos anti-envejecimiento, porque las líneas finas y las arrugas a menudo se notan más cuando la piel está seca. Por eso, bloquear la humedad puede minimizar esa apariencia.

Si mi piel ya está formada por ceramidas, ¿por qué deberían usarse también en el cuidado de la piel?

Aunque la piel humana se compone de manera natural de ceramidas, estos ácidos grasos se pierden con el tiempo. Esto puede dar lugar a una piel opaca y seca.

Es posible que puedas minimizar estos efectos complementando tu piel con ceramidas adicionales presentes en cremas o serums.


No está claro si los niveles de ceramidas que se producen de forma natural en la piel se relacionan con el riesgo de desarrollar ciertas afecciones subyacentes de la piel.

Sin embargo, las investigaciones han demostrado que las personas que tienen eccemas o psoriasis tienen menos ceramidas en la piel.

Aunque todavía hace falta investigarlo más, hay motivos para creer que el uso de productos para el cuidado de la piel que contienen ceramidas pueden ayudar a calmar la irritación relacionada por estas afecciones y a proporcionar una barrera adicional para ciertos casos de piel seca.

Por supuesto, también puede beneficiarte de las ceramidas si tienes la piel madura.

¿Son preferibles los productos para la piel a los alimentos o suplementos de ceramidas?

No hay una respuesta clara a esto. Las personas que tienen ciertas afecciones de la piel pueden probablemente beneficiarse más de los suplementos con ceramidas, ya que estos tratan la afección subyacente de adentro hacia fuera.

Los productos tópicos que contienen ceramidas pueden ser más apropiados para la piel seca y envejecida.

Tipos de productos y rutinas de ceramidas

La selección de productos que necesites dependerá de tu tipo de piel. Por ejemplo, si tienes la piel seca, opta por una crema que contenga ceramidas. Las cremas y ungüentos contienen más humectantes y pueden ser menos irritantes que las lociones.

Exactamente dónde vayas a incluir las ceramidas en tu rutina de cuidado de la piel depende del tipo de producto que estés usando.

Las cremas y humectantes se usan como último paso por la noche o justo antes de aplicar el protector solar por la mañana. También funcionan bien para mantener la humedad cuando se aplican justo después de la ducha o el baño.

Además, las ceramidas también están presentes en algunos limpiadores para la piel, los cuales te aconsejo que uses dos veces al día.

¿Qué debo buscar al seleccionar un producto?

Hay más de un tipo de ceramidas disponibles en el mercado. Si está buscando un producto para tratar la piel seca e irritada, lo mejor es buscar uno que tenga ceramidas 1, 3 o 6-II. Las ceramidas 2 y 3 son muy utilizadas en productos diseñados para el rostro y el cuello.

La ceramidas también puede aparecer en productos como la esfingosina. Esta es una cadena de aminoácidos que incluye a las ceramida como una de sus moléculas.

¿Cuál es la diferencia entre las cerámidas sintéticas y las naturales?

Las únicas ceramidas “naturales” son las que ya están en tu piel.

Estas moléculas que están en la mayoría de los productos para el cuidado de la piel se fabrican siempre de manera sintética. Esto no genera mucha diferencia en términos de calidad o eficacia, ya que siempre que se repongan las ceramidas, tu piel puede beneficiarse de ellas.

Si estás buscando algo más “natural” para aportar ceramidas a tu dermis, piensa en añadir grasas saludables a tu dieta. Las ceramidas también se pueden encontrar en alimentos como:

  • patatas dulces
  • soja
  • trigo
  • arroz
  • maíz

¿Se pueden combinar las ceramidas con otros ingredientes para el cuidado de la piel para obtener mejores resultados?

El uso de ceramidas en combinación con otros ingredientes para el cuidado de la piel puede ayudar a lograr mejores resultados. Para conseguir el máximo beneficio, busca productos reparadores que cuenten con ingredientes como: antioxidantes, péptidos o el retinol.

¿Hay algún riesgo de efectos secundarios?

Las ceramidas tópicas generalmente se consideran seguras. Aunque no hay ninguna investigación o informe que documente las reacciones adversas, siempre, como con todos los productos tópicos, te aconsejo que te hagas una prueba para asegurarte sobre cómo reaccionará tu piel.

Para hacer esto:

  1. Aplica una cantidad de producto del tamaño de una moneda de diez céntimos en el interior de tu antebrazo.
  2. Espera unas horas.
  3. Si comienza a notar enrojecimiento, picazón u otra irritación, lava la zona afectada y deja de usar el producto.
  4. Si no desarrollas ningún efecto secundario, el producto es seguro para tu uso personal.

¿Qué resultados puedes esperar?

Como cualquier producto nuevo para el cuidado de la piel, las ceramidas pueden tardar en mostrar todos sus efectos.

Aunque las cremas y lociones pueden tener un efecto humectante inmediato, la apariencia antienvejecimiento puede tardar semanas en aparecer.

Esto es así porque todo depende de la tasa de renovación de las células de la piel. Podrás comenzar a notar una piel más firme y suave sobre los tres a seis meses de uso constante, aunque si tienes la piel seca lo notarás más rápidamente.

¿Qué hay de las ceramidas para el cabello?

Las ceramidas también se añaden a veces a los champús y acondicionadores. Actúan como un agente acondicionador, bloqueando los nutrientes y fortaleciendo el tallo del cabello en general.

Si tu cabello está extremadamente seco o dañado, los productos de ceramidas para el pelo pueden ayudarte a restaurar su apariencia general, aunque tampoco pienses que son milagrosos.

Conclusiones sobre las ceramidas

Los productos para el cuidado de la piel con ceramidas pueden ayudar a complementar la producción natural de ceramidas de la piel.

Se utilizan principalmente para ayudar a restaurar la humedad y minimizar la irritación. También pueden tener un papel en el tratamiento de los eccemas y la psoriasis.

Si quieres usar ceramidas para aliviar una afección subyacente de la piel, hable con tu médico o dermatólogo, porque ellos pueden responder cualquier pregunta que tengas y pueden aconsejarte sobre la selección de productos u opciones alternativas.