¿Qué es la fotografía de stock? ¿Realmente puedo ganarme la vida con ella?

Rubén Castro, 14 enero 2020

Se acerca el Black Friday a AliExpress con innumerables ofertas y descuentos. Para que ahorres lo máximo posible hemos preparado un artículo con los mejores cupones y chollazos

Aquí tienes toda la información

La fotografía de stock es un modo de vender las fotografías que nosotros hayamos tomado, mediante la cesión de unas determinadas licencias.

Cuando vendes una fotografía en una plataforma de stock (Shutterstock, 123rf , Adobe Stock, etc.) tú seguirás siendo el dueño de la propiedad intelectual (de la foto), pero cedes los derechos de uso de tus obras según las condiciones del contrato con cada agencia.

¿Con qué tipo de fotografías puedo ganar dinero?

Muchas de las imágenes que se venden y compran en las webs de stock suelen ser utilizadas por creadores de contenido en internet, ya sea para ponerlas en una página web o en un vídeo.

Por eso, todas las temáticas son buenas. Desde arquitectura, animales, alimentación, composiciones decorativas, deportes, o paisajes, pasando por tecnología, el clima, profesiones, moda o juegos, todo tiene cabida en la fotografía de stock.

Sin embargo, ya te adelanto que las más ventas tienen son las que están relacionadas con:

  • Trabajo: fotos de gente en la oficina, mesas de escritorios, ordenadores portátiles…
  • Naturaleza: en especial la fotografía de paisajes.
  • Fotografías de contexto abierto: en las que hay un sitio para poner un mensaje. Puede ser una pantalla de ordenador de un solo color, la de móvil, un cuaderno en blanco, una pizarra, etc.
  • Fotos relacionadas con las vacaciones: playas, cócteles, aviones, aeropuertos…
  • Abstractas: fotografías de formas que transmitan algo. Suelen ser muy habituales la fotografía arquitectónica.
  • Tecnología: ordenadores, móviles, smartwaches, gafas de realidad virtual, coches, etc.
  • Familia: las fotografías familiares siempre se venden bien. Personas de celebración, dando un paseo, jugando, sonriendo… Desde los más pequeños, pero sin olvidar a los mayores de la casa.
  • Ciudades: fotografía urbana que sirva de contexto o para transmitir una situación.
  • Sensaciones: la felicidad, la música, la melancolía, la depresión…
  • Ecología: también están muy de moda las fotografías sobre reciclaje y el desarrollo sostenible.

Ahora es posible que te estés preguntando: “A mí me gusta la fotografía y tengo un montón, pero algunas están hechas con mi móvil y mi cámara no es demasiado buena…”

No te preocupes, no todas las fotografías tienen que ser fotones, es suficiente con que sirvan para ilustrar un artículo. Que transmitan algo.

Hay gente que ha ganado más dinero con una fotografía hecha con el móvil que con su cámara réflex

Además, ninguna agencia penaliza el tener fotos que no se vendan por lo que te recomiendo que subas todas las fotos que quieras. Eso sí, ten en cuenta que sí que penalizan el hecho de subir fotos y que te las rechacen (porque está borrosa, tiene ruido o porque esté mal etiquetada) ya que a ellos les cuesta esfuerzo revisarlas, almacenarlas les da igual.

Por eso, lo primero que vamos a tener que hacer al subir una fotografía es etiquetarla para uso editorial o comercial:

  • Fotografías de uso editorial: son fotografías que sirven para ilustrar un artículo, pero que no pueden ser utilizadas para uso comercial. Nadie podrá utilizar esa fotografía para vender un producto. No podrá estar en un catálogo ni en un anuncio de adelgazamiento, por ejemplo.
  • Fotografías de uso comercial: las fotografías comerciales suelen comprarse más y a un precio mayor, sin embargo, tienen que cumplir una serie de requisitos bastante estrictos. No pueden aparecer marcas. Y si aparecen personas, debemos acompañar la fotografía con el documento de autorización expresa de las mismas. Un documento firmado en las que las personas (modelos) consienten el uso de las fotografías con fines comerciales. También se conoce como la cesión firmada de los derechos de imagen. Las fotografías comerciales pueden usarse para promocionar productos y servicios.

Por ejemplo, la mayoría de las fotografías de viajes suelen ser fotografías de uso editorial, porque suelen aparecer personas (de las que no tenemos su consentimiento), coches (marcas que no pueden aparecer en las fotografías de uso comercial), escaparates de tiendas, etc.

Diferencia entre macrostock y microstock

Ya tienes las fotos ideales para aventurarte a ganar dinero, ¿y ahora qué?

Antes de decidirte por una plataforma de compraventa u otra debes ver qué modelo de venta prefieres. Es decir, vender una imagen a una persona o entidad en exclusiva o dejar que muchas personas puedan comprar la misma fotografía, pero a menor precio.

Aquí vamos a hablar de las diferencias entre el tradicional macrostock, el omnipresente microstock y una posibilidad intermedia, el midstock:

Macrostock: la tradicional fotografía de stock

Las empresas de macrostock son las tradicionales distribuidoras de fotografía que gestionan contenido altamente profesional con precios que suelen ser demasiado elevados para cualquier consumidor normal.

Este tipo de agencias cuentan con una plantilla de profesionales de elevada reputación, por lo que su exigencia en cuanto a calidad de la imagen es muy elevada.

Son utilizadas por empresas de marketing y periódicos a los que les sale mucho más barato comprar las imágenes que necesiten que contratar fotógrafos dedicados.

Microstock: la fotografía de stock low cost

El microstock nació cerca del año 2000, con el boom de internet. El microstock respondía a las necesidades de un mercado en el que muchas pequeñas compañías no podían costear el precio de las imágenes de macrostock.

Las imágenes de microstock están al alcance de cualquier bolsillo. Y podemos comprar los derechos de algunas imágenes por poco más de 1 dólar en muchas agencias. Pero eso significa que si somos nosotros los fotógrafos, también cobraremos mucho menos.

La fotografía de paisajes se vende muy bien en las agencias de microstock

Sin embargo, la magia del microstock está en los números. Si el macrostock consiste en vender una fotografía a una prestigiosa revista por miles de euros, el microstock se basa en vender cientos o miles de imágenes a pequeños editores que quieren ilustrar sus artículos con la imagen perfecta para su sitio web.

Y he dicho pequeños, pero no tiene porqué. La mayoría de webs que visitas a diario utilizan agencias de fotografía de microstock para ilustrar sus artículos. Y te hablo de webs que usan millones de usuarios al día.

No obstante, el hecho de que las imágenes sean más económicas, no implica que sean peores. Las agencias de microstock también tienen unos elevados estándares de calidad, sin embargo, cualquier fotógrafo amateur tiene cientos o miles de imágenes con calidad más que suficiente.

Y esa es la ventaja del microstock, cualquier fotógrafo, sin necesidad de ser un profesional reconocido o con una brillante trayectoria, puede subir sus fotografías y vender sus trabajos de forma relativamente sencilla.

Sin embargo, lo que es una ventaja a la hora de entrar, también supone un inconveniente. A mayor competencia, menores son las ganancias. Los fotógrafos que llevan años vendiendo sus trabajos en agencias de microstock afirman que cada vez ganan menos. Pero bueno, con trabajo, no te creas que va a ser fácil, se puede ganar dinero en el mundo del microstock.

Evolución de la competencia en las agencias de microstock

Eso sí, antes de acabar esta parte me gustaría tener un pequeño espacio para el lloro… Las agencias tienen un modelo de reparto de beneficios muy injusto, ya que se quedan con un margen de entre el 30 y 60% del importe de la venta, lo que me parece un escándalo.

O sea que, si vendo una foto por 10 dólares, dependiendo de la agencia, me pueden llegar solo 3 dólares por haber hecho prácticamente todo el trabajo. Tomar la fotografía (desplazamientos, conocimientos técnicos, tiempo, etc.), editarla, subirla, tagearla (ponerle las etiquetas), organizarla… Y ellos cobran el 60% por ser la tienda. Me parece injusto. Hay otras agencias que son algo más justas, más adelante las veremos.

Midstock: el plan B de las grandes firmas

A medio camino entre las empresas de microstock y de macrostock, las agencias de midstock están enfocadas al sector de los medios de comunicación y a la publicidad. Suelen ser filiales o adquisiciones de una macrostock que las utiliza como marca blanca para ofrecer productos a un menor precio o bibliotecas de imágenes que no estaban teniendo la repercusión o salida esperada a nivel más exclusivo.


En resumen, si bien originalmente las agencias de distribución de fotografías de stock ofrecían bibliotecas de imágenes firmadas por fotógrafos profesionales y focalizadas a clientes con difusión masiva a precios muy elevados, el mercado ha evolucionado en función de unas demandas más económicas.

¿Cómo empezar en la fotografía de microstock?

Bueno, pues nosotros deberíamos empezar con el microstock… Y ganar dinero con la fotografía de microstock no es sencillo, pero tampoco imposible.

Los inicios, como en muchas facetas profesionales, estarán plagados de dificultades, por lo que es preciso ser paciente y asumir que requerirá de mucho esfuerzo para hacerse un hueco en el mercado.

La fotografía con temática de vacaciones se vende realmente bien

Ya te adelanto que, al principio, lo que vas a cobrar no está en consonancia con el trabajo realizado ni la calidad de las fotografías. Pero la constancia y el trabajo duro harán que nuestro catálogo de fotografías vaya aumentando.

A su vez, la venta de una de nuestras imágenes impulsará la venta de otra y así sucesivamente. Poco a poco la agencia de microstock se dará cuenta de que nuestras imágenes son buenas y cada vez se las mostrará a más posibles compradores, retroalimentando el círculo. Sin embargo, como puedes imaginar. Empezar a girar la rueda es muy difícil.

Solo el 15% de las imágenes subidas a las agencias se vende alguna vez, el 85% no se vende nunca

De entrada, hay que tener en cuenta que es posible que pase mucho tiempo hasta que empecemos a observar ingresos a través de la venta de imágenes. Y estamos hablando de meses…

  • Sin embargo, la mejor estrategia al principio es la cantidad. A mayor número de fotografías en venta, mayores posibilidades de vender una fotografía.
  • Pero la potencia sin control no sirve de nada, así que nuestras fotografías tendrán que ser de buena calidad.
  • Además de eso, tenemos que tener en cuenta las temáticas más vendidas (las que hemos visto arriba).

Si juntamos esos tres factores, estamos destinados a tener un buen arranque.

Otro punto importante es que, aunque tengas 1.000 fotos para subir ahora mismo, lo mejor es que vayas subiéndolas poco a poco a las webs de microstock. Está demostrado que a las agencias le gusta mucho más que las subamos poco a poco (nos promocionan más las fotos) que si las subimos de golpe.

Si las subimos todas a la vez y luego pasamos tiempo sin enviar ninguna, tanto las imágenes nuevas como las más antiguas tendrán menos visibilidad y menos probabilidades de ser mostradas a un comprador - y por lo tanto menos probabilidades de ser compradas.

Una vez que tenemos claro cómo empezar, ahora vamos a ver cuánto podemos ganar.

¿Cuánto dinero se puede ganar?

Es una pregunta muy difícil porque depende de muchos factores: cantidad de fotografías, calidad, temática, temporalidad… Además, las fotografías se venden a diferentes precios. Por ejemplo, algunas agencias tienen modelos de suscripción en los que pagas una cantidad de dinero al mes y te da derecho a bajarte un número determinado de imágenes. Y por esas compras te dan mucho menos dinero.

De entrada, te digo que para empezar a hacer dinero (no 10 euros sueltos) mediante microstock, necesitas un par de años al menos. Por tanto, tómatelo como una carrera de fondo.

Necesitarás mucha constancia hasta empezar a ganar algo de dinero

Según mi experiencia, para ganar unos $500 al mes, debes haberle dedicado tres años de trabajo duro, inteligente y consistente. Más que nada porque necesitas construir un portfolio potente con más de 6.000 imágenes vendibles en diferentes agencias de microstock.

Si estamos empezando, lo normal es subir fotos de mascotas, banderas, playas y flores comunes, lo cual está muy bien, pero es poco probable que vendas nada. Son temáticas muy trilladas y con mucha competencia. Con el tiempo, querrás especializarte y empezar a centrarte en ciertos nichos relacionados con tus intereses y habilidades.

Con fotos especializadas podemos conseguir el mismo resultado con tan solo 500-1000 imágenes.

Antes se estimaba que por cada imagen que subíamos, ganaríamos de media 1 dólar al año, sin embargo, las cosas cada vez van a menos

Aunque es algo que mucha gente descuida al principio, tan importante como la calidad de la fotografía es el etiquetado (tag) que hacemos al subir una fotografía a las agencias. En ese proceso tenemos que ponerle las palabras claves a la fotografía. Estas serán utilizadas por el motor de búsqueda, para mostrar las fotografías más adecuadas a quién las busca. Y ya te digo, aprender a poner las palabras clave es tan importante (o quizás más) que la propia fotografía. Porque, ¿de qué sirve la mejor foto si nadie la puede encontrar?

Las mejores webs de microstock (bancos de imágenes) para vender tus fotografías

Si ya has decidido que vas a vender tus imágenes a través de agencias online tienes que valorar que plataformas te interesan más:

  • Shutterstock: es el Rey Midas del microstock y la que mayor beneficio reporta a los fotógrafos. A día de hoy, aproximadamente el 80% de los beneficios de los fotógrafos de microstock vienen de Shutterstock.
  • Adobe Stock / Fotolia: está creciendo a buen ritmo y se está convirtiendo, a velocidad de vértigo, en una referencia dentro del mercado del microstock.
  • 123rf: otra plataforma más que no viene mal tener.
  • StoryBlocks: popular plataforma de fotografías, vídeo y audio.
  • Pond5: otra plataforma para vender toda clase de contenido multimedia.
  • Snapwire : aplicación móvil tipo Instagram que permite vender fotos.
  • MiPic : web que permite usar tus fotografías como elemento de diseño de diferentes objetos.
  • 500px: permite tener un portfolio público, pero también sirve para vender fotografías.
  • iStock: pertenece al grupo Getty. Tiene menos volumen que Shutterstock, aunque suelen pagar más por cada foto.
  • SmugMug: plataforma que permite almacenar todas nuestras fotografías y, también, venderlas.

Para ser honesto, la mayoría de las plataformas no merecen la pena porque apenas vas a vender nada y te va a costar mucho subir tu material a todas las webs (puedes utilizar StockSubmitter para subir contenido de manera masiva). La más importante es Shutterstock.

Empieza primero por Shutterstock, es la agencia que más volumen de ventas mueve

Si ya tienes una amplia experiencia, puedes probar en las siguientes agencias de macrostock:

  • Getty Images: la madre de todas las plataformas de stock, de hecho, el concepto de banco de imágenes lo inventó esta distribuidora, cuya reputación ha ido creciendo a la par que su calidad y su archivo de imágenes.
  • Image Source: más artística. Cada fotógrafo trabaja bajo las directrices de un director de arte que le asesora para elaborar un catálogo de fotografías según sus criterios.
  • Photocase: lo que nació como una comunidad de diseñadores, es hoy una distribuidora berlinesa con un gran criterio artístico y grandes niveles de calidad que ofrecen fotografías diferentes, para un público reducido.
  • Offset by Shutterstock: es la marca cara de Shutterstock.
  • Arcangel: agencia con perfil muy creativo. Está enfocada en temática cultural e ilustración de portadas de publicaciones. Abonan el 50% de los beneficios, lo que no es poco en este mercado.

Consejos para hacer mejores fotografías de stock

No hace falta ser una eminencia en el mundo de la fotografía para tener éxito en la venta de fotografías de stock, y mucho menos para obtener unos beneficios más que aceptables.

Lo único imprescindible es dar rienda suelta a la creatividad, tener unos conocimientos mínimos sobre fotografía y una cámara que responda a los requisitos técnicos exigidos para el material gráfico que vamos a ofertar.

Uno de los principales mitos que existen en esto de la venta de imágenes a bibliotecas de uso compartido es que se necesita un equipo fotográfico profesional. Nada más lejos de la realidad.

Las agencias suelen compartir los mismos parámetros de exigencia en cuanto a calidad y esto pasa por una resolución mínima de 4 megapíxeles, lo cual supera no solo cualquier cámara del mercado sino cualquier teléfono móvil moderno.

No obstante, la calidad técnica de las fotos es muy alta y pueden rechazarte las fotografías con mala iluminación, desenfocadas, con problemas de trepidación, un mal encuadre o exceso de ruido. Las fotografías deben ser perfectas, en formato JPG y con el máximo tamaño y calidad.

Recuerda que si quieres presentar fotografías para uso comercial de una persona o un grupo de personas debes anexar la autorización expresa de los derechos de uso de imagen, o lo que es lo mismo, el “Model Release”. Además, no pueden incluir marcas registradas o logotipos con derechos de autor. En ese caso siempre puedes optar por etiquetarlas como para uso editorial.

Todo tiene un nombre

El etiquetado es el gran olvidado en la gestión de fotografías de difusión a través de la red. Realizar un correcto etiquetado favorecerá la búsqueda de nuestras imágenes y nos posicionará mejor en los motores de búsqueda de cada plataforma.

A la hora de describir las imágenes debemos hacer uso de las etiquetas para arrojar una imagen de la imagen lo más fidedigna posible. Cuanto más se ajuste la descripción en cuanto a términos de búsqueda mayor presencia tendremos entre los miles de millones de imágenes que existen en las galerías de fotografía de stock.

Esto es así porque cada una de las fotos que pasa el control de calidad debe ser “nombrada” mediante un título y, en ocasiones, mediante la asignación de una categoría. Y a esos parámetros hay que añadirle esas palabras clave (etiquetas) que identificarán de forma clara los aspectos más relevantes que se han inmortalizado.

A mayor número de términos descriptivos (no te pases, a nadie le interesa que encuentres 100 palabras que digan exactamente lo mismo de formas diferentes), mayor es la visibilidad que aportamos a la fotografía.

Ver más
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.