El sueño y la belleza en la piel

María Franco, 1 septiembre 2022

Existe una muy buena razón por la que la privación del sueño se usa como método para torturar a la gente, y es que te vuelve irritable, te confunde, deprime y muchas otras consecuencias negativas.

Si nos centramos en un nivel más superficial, la falta de sueño puede hacerte ver bastante mal, y es por eso que es tan importante asegurarse de dormir lo suficiente y bien.

En este artículo, hablaremos sobre la importancia de dormir lo suficiente para tu salud, qué es lo que realmente significa un sueño reparador, los beneficios de un sueño reparador y hablaremos de algunos consejos sobre cómo lograr ese sueño reparador.

Sigue leyendo para descubrir por qué el sueño y la belleza van de la mano.

¿Qué es el sueño reparador?

Como puede que sepas, en realidad pasamos por diferentes etapas o fases cuando dormimos.

La primera etapa se llama sueño no REM y dura aproximadamente de una hora a una hora y media.

Es básicamente cuando pasas de estar despierto a entrar en lo que se llama “sueño profundo”.

Después de alcanzar el sueño profundo, por un periodo de tiempo alcanzarás el sueño REM o Rapid Eye Movement.

Aquí es cuando tus sueños se vuelven mucho más intensos y tu cuerpo experimenta respiración rápida y movimientos oculares, entre otras cosas.

El sueño reparador generalmente se considera el tiempo durante el cual estás en la fase de “sueño profundo”.

Durante este tiempo, tus glándulas pituitarias producen hormonas de crecimiento que ayudan a generar nuevas células de la piel, razón por la cual es tan importante dormir la cantidad adecuada y que sea sueño de calidad.

El sueño reparador también hace referencia a la cantidad de sueño que estás durmiendo. Aunque todos somos diferentes, el consenso general es que la mayoría de los adultos necesitan de siete a nueve horas por noche para estar lo más sanos posible.

¿Qué sucede cuando no eres capaz de dormir y alcanzar suficiente sueño reparador?

La mayoría de nosotros sabemos lo irritables que podemos ponernos cuando no dormimos lo suficiente, pero pocos de nosotros realmente entendemos cuánto afecta la falta de sueño reparador a nuestra piel.

Estas son solo algunas de las formas en que la falta de un sueño reparador puede afectar tu aspecto:

  • La falta de sueño reparador causa ojeras: hay diferentes razones que causan esto, una de las cuales es que la falta de sueño hace que la piel se vuelva pálida, lo que hace que la piel debajo de los ojos se vea más oscura. Además, los vasos sanguíneos de esa zona se dilatan, y eso hace que se vean más en esa zona.
  • No dormir lo suficiente te hace envejecer más rápido: no lo decimos literalmente, pero perderte el descanso que tanto necesitas significa que no le estás dando tiempo a tu cuerpo para repararse, lo que hace que tu piel parezca más envejecida de lo que debería.
  • La falta de sueño reparador hace que la piel se vuelva opaca: la falta de sueño puede causar inflamación, lo que hace que la piel adquiera un tono opaco y sin brillo.

Los beneficios del sueño

Así como la falta de sueño puede hacer que tu piel no luzca lo mejor posible, dormir bien puede darte algunos beneficios maravillosos. Aquí hay algunos:

  • Un buen sueño reparador puede dar lugar a unos ojos más brillantes: cuando duermes lo suficiente, tus ojos tienden a verse más brillantes y limpios. Usar un buen contorno de ojos antes de acostarte ayudará a potenciar esos beneficios.
  • Un buen sueño reparador puede ayudar a tener menos arrugas: cuanto mejor descanses durante la noche, más tiempo le darás a tu piel para sanar y renovarse, lo que le permitirá a tu cuerpo crear más colágeno, trabajando así para minimizar las líneas finas y las arrugas .
  • Un buen sueño reparador puede ayudar a que tu piel mantenga su brillo: cuando estás bien descansado, tu cuerpo tiene tiempo para curarse y reponerse, y esto incluye a tu piel. Esto también significa que los productos cosméticos que estés usando, como un sérum de vitamina C, retinol, ácido hialurónico, etc. , pueden ser más efectivos.

Cómo conseguir un mejor sueño reparador

Afortunadamente, es bastante simple asegurarte de que estás obteniendo la calidad de sueño que tu cuerpo necesita. Aquí te dejamos algunas sugerencias de pasos fáciles a seguir para asegurarte de que estás alcanzando el sueño que necesitas.

Apaga tus pantallas

Ya sabes cómo es, todos decimos lo mismo. Piensas que solo verás un video más antes de irte a la cama y, antes de que te des cuenta, has llegado a darle la vuelta a Internet.

Establece una regla de “no usar pantallas después de las nueve en punto” por ejemplo, y seguro que dormirás mucho más.

Evita la cafeína

Para la mayoría de las personas, tomar café o cafeína (que contiene el té) después de las 6, 7 u 8 de la mañana es la forma de pedir a su cuerpo que no se duerma.

Si eliminas toda la cafeína que puedas tomar por la tarde, al final de tu jornada laboral, probablemente conseguirás mejores resultados a la hora de quedarte dormido en el momento de acostarte.

Crea una rutina para relajarte

Ya sea que se trate de ejercicio ligero, meditación o simplemente seguir su rutina de cuidado de la piel, esta es una gran herramienta psicológica para indicarle a tu cerebro y a tu cuerpo que el sueño está en camino.

Usa una aplicación para dormir

Desde aplicaciones que cuentan cuentos para dormir para adultos hasta aquellas que reproducen sonidos relajantes de lluvia, las aplicaciones para dormir ahora disponibles son muchas, y además bastante efectivas.

Además, existen muchas que te permiten probarlas gratis.

Usa un antifaz para dormir y tapones para los oídos

No es mi caso en este momento, pero sí ha habido épocas en las que he tenido el sueño tan increíblemente ligero que cualquier cosa podía despertarme: un pájaro cantando afuera, un rayo de luz que entra por las ventanas, ¡cualquier cosa!

El uso de un antifaz para los ojos y tapones para los oídos puede al menos minimizar las posibilidades de despertarte e interrumpir el sueño.

Para terminar, recuerda que el descanso es fundamental y no importa a que hora sea. Es decir, aunque lo ideal es dormir durante las horas de la noche, si estás acostumbrado a dormir después de comer, no hay nada malo en ello, siempre que eso no te robe sueño de la noche.