¿Son las mascarillas de tela realmente efectivas?

María Franco, 31 marzo 2023

No te piertas el día del deporte en AliExpress. Hay un montón de artículos con hasta el 50% de descuento!!!

Ver mejores ofertas

Últimamente, las mascarillas de tissue han sido una moda en una rutina de cuidado de la piel. Para los inexpertos, estas mascarillas tienen forma de cara y están cargadas de un suero lleno de nutrición. En su mayoría están hechas de papel, fibra o gel.

Las vemos por todas partes, algunas con precios muy económicos y otras un poco más caras, son de usar y tirar, pero… Realmente funcionan, ¿o solo es puro marketing?

Te contamos aspectos a tener en cuenta, (en lugar de que sigas creyendo que es el Santo Grial para la piel).

Aspectos generales sobre las mascarillas de tissue

Es súper simple usarlas y no tiene complicaciones. Solo tienes que aplicarla, retirarla después de unos minutos y dar palmaditas en el rostro con el producto extra y dejar que se absorba.

La mascarilla de tissue generalmente se usa una vez y vienen empaquetadas individualmente y estas formas sencillas las hacen súper convenientes y fáciles de usar.

Muchos de nosotros estamos obsesionados con este producto de belleza coreano-japonés, pero la verdad es que tenía curiosidad por saber si es algo efectivo o no, porque tienes que gastar alrededor de 2-3-4 € por mascarilla (o más, dependiendo).

Por otro lado, hay mascarillas caseras fáciles de hacer y otros productos que son bastante económicos.

Entonces, ¿realmente funcionan? En declaraciones de algunos dermatólogos sí funcionarían, las mascarillas de tela nos ofrecen la sensación perfecta de lujo y mimos.

¿Funcionan? La respuesta depende de los ingredientes de la mascarilla. Si bien pueden prometer dar a tu piel un montón de mora o kiwi, depende del tamaño de las partículas del ingrediente si puede ser absorbido por la piel.

Una amplia variedad de mascarillas funcionan muy bien en la piel cuando se usa la concentración correcta, el tamaño de las partículas del ingrediente correcto. >> La tela de las mascarillas ayuda a evitar que se evapore la hidratación y que penetre hasta capas más profundas de la piel. Además, las mascarillas de tela funcionan bien porque evitan una rápida evaporación del agua y prolongan el tiempo que el ingrediente se mantiene en la piel, lo que proporciona una mejor absorción del producto junto con la hidratación. Esto mantiene la piel flexible y brillante.

Los ingredientes comunes que se usan en las mascarillas de tela varían desde aloe vera y vitamina C hasta extracto de caracol, perla, algas marinas, etc. También hay mascarillas de tela burbujeantes que están hechas de carbón e ingredientes desintoxicantes junto con agua con gas.

Cosas que debes saber sobre las mascarillas de tela

Los especialistas han demostrado que las mascarillas pueden ser excelentes para nuestra piel si se usan con regularidad, ya que dan el equilibrio adecuado entre el cuidado de la piel y el mimo.

Sin embargo, es importante comprender que las mascarillas por sí solas no pueden mejorar tu piel. Proporcionan suavidad y un brillo húmedo que solo dura un tiempo.

Además, el cuidado de la piel está incompleto si no se combina con un régimen y tratamientos adecuados para el cuidado de la misma.

Elige según tu tipo de piel

Es fundamental que un buen marketing del paquete de la mascarilla no te distraiga: fíjate bien en la parte trasera del envase para conocer los ingredientes.

Si tienes la piel grasa, es recomendable no emplear la mascarilla de tela y optar por una mascarilla de arcilla en su lugar. Si tienes la piel deshidratada, elije una mascarilla que contenga ácido hialurónico, glicerina, lecitina, propilenglicol que extraerán agua hacia la capa externa de la piel.

Para pieles apagadas, busca agentes iluminadores como vitamina C, ácido azelaico, ácido kójico. Si tienes la piel sensible, puedes optar por ingredientes herbales como el aloe vera, el té verde, etc.

En nuestra obsesión y búsqueda por abrazar el autocuidado, las mascarillas se han convertido en las favoritas. ¿Te sientes triste, estresado o con ansiedad? Nada que una buena mascarilla no pueda solucionar ¿No?

Desde problemas de la piel, pasando por actividades de pijamadas, hasta seductores paquetitos brillantes, todas las personas (casi) de todas las edades buscan mascarillas faciales. Pero, ¿estas exigencias de belleza prometen demasiado en relación a los espectaculares resultados para la piel que afirman?

Ser básico está bien

Cuando se trata del cuidado de la piel, hay que tener muy claro que la prioridad debe ser la limpieza, la protección solar diaria y la hidratación diaria. Pero una mascarilla facial puede complementar una buena rutina de cuidado de la piel.

Las mascarillas faciales funcionan acercando y profundizando los ingredientes en la piel, rellenando los poros y permitiendo que la piel absorba más producto. Las mascarillas faciales pueden tener el efecto inmediato que la gente busca, por lo que, aunque sea temporal, puede darte un impulso o brillo para un evento.

Así, las mascarillas en tissue (o mascarillas faciales coreanas) son excelentes para calmar si la piel es sensible o está inflamada por un procedimiento o incluso por una quemadura solar.

Estas tienden a ser más hidratantes, ya que permiten que la crema hidratante se distribuya y absorba directamente en las zonas a través de la tela.

Las mascarillas en crema, por otro lado, tienden a estar orientadas a problemas y preocupaciones específicas de la piel, como el acné o las arrugas.

Antes de usar una mascarilla facial, asegúrate de lavarte la cara con un limpiador suave y agua tibia para eliminar el maquillaje, la suciedad o los residuos. El uso de agua tibia permite que los poros permanezcan abiertos y que los ingredientes se filtren mejor.

Centrarse en los ingredientes, especialmente para pieles jóvenes.

Muchas mascarillas faciales en el mercado hoy en día afirman incluir ingredientes raros. Pero, ¿de verdad quieres ponerte purpurina, extracto de champiñones o baba de caracol por toda la cara?

Muchas veces, estas mascarillas elegantes tienen muchas fragancias, colorantes y parabenos, los cuales pueden causar estragos en tu piel (sobre todo en la piel sensible).

Entonces, ¿qué debes buscar al elegir una mascarilla facial?

Lo mejor es leer la etiqueta del producto y buscar palabras como: libre de fragancia, hipoalergénico y libre de colorantes y parabenos.

El uso de productos químicos agresivos, alérgenos y conservantes en la cara puede causar muchos problemas. También corres el riesgo de ser alérgico a uno de los ingredientes e irritar la piel.

Esto es especialmente importante para los adolescentes , que tienden a tener una piel más sensible.

También es importante tener en cuenta cómo los medicamentos recetados y interactuarán con los ingredientes de una mascarilla facial, sobre todo pensando en la tretinoína recetada para personas con acné severo.

Algunos de estos medicamentos alteran el grosor de la piel o la vuelven súper sensible, todo lo cual puede chocar con los ingredientes de las mascarillas faciales.

Entonces, antes de usar esa mascarilla con infusión de veneno de abeja, por ejemplo, consulta con tu dermatólogo para ver si puede recomendarte una alternativa más segura para los resultados que estás buscando.

¿Qué mascarillas son buenas para tu piel?

¿Tienes alguna molestia en la piel y buscas una solución rápida? Aquí hay algunos ingredientes comunes para buscar en la etiqueta cuando se trata de combatir un problema de la piel:

  • Piel seca: ácido hialurónico.
  • Líneas finas: antioxidantes como vitamina C , vitamina E , resveratrol y ácido ferúlico.
  • Acné y manchas: ácido salicílico y alfa hidroxiácidos (AHA).
  • Rosácea: niacinamida .
  • Manchas y pigmentación: soja, ácido kójico, ácido tranexámico y extracto de raíz de regaliz.
  • Piel grasa: ácido salicílico.

¿Son seguras las mascarillas caseras?

Hay muchas personas que deciden crear sus propias mascarillas caseras, y dependiendo de cómo se hagan y los ingredientes, pueden ser seguras.

¿Tienes curiosidad por saber qué ingredientes caseros incluir en tu mascarilla? * La leche y el yogur contienen ácido láctico, que puede exfoliar la piel haciéndola parecer más brillante. * El aloe vera contiene vitaminas A, C, E y B, que pueden iluminar la piel. * La papaya contiene enzimas que pueden aclarar la piel. * El café puede minimizar la apariencia de los poros al secar temporalmente la piel.

Evita los productos ácidos como el zumo de limón o lima y el vinagre de sidra de manzana. Estos productos tienen un pH bajo y pueden causar irritación en la dermis.

Antes de usar cualquier mascarilla casera para la piel, lo mejor es probarla primero en un área pequeña de la cara para asegurarte de que puedes tolerar los ingredientes. Intenta probar un área pequeña de la piel en la zona de la mandíbula o detrás de la oreja.

También te sugerimos en estos casos usar una pequeña cantidad de vaselina alrededor de los ojos para proteger la delicada y delgada piel de esa zona.

María Franco

Redactor

Apasionada de todo lo referente a la belleza y la moda. Me puedes encontrar también en @maria.franc en Instagram

Consentimiento