5 recetas caseras de champú seco que realmente funcionan

María Franco, 3 mayo 2023

No te piertas el día del deporte en AliExpress. Hay un montón de artículos con hasta el 50% de descuento!!!

Ver mejores ofertas

Si prefieres lavarte el pelo con menos frecuencia, cualquier cosa que puedas hacer para prolongar el tiempo entre lavados puede ahorrarte tiempo, esfuerzo e incluso proteger tu cabello de daños innecesarios. Lo mejor es que empieces a usar el champú seco, que es una manera fácil de absorber el aceite y refrescar el cabello sin lavarlo.

Pero, ¿qué pasa con esos días en los que te quedas sin champú en seco manufacturado, o si solo buscas ahorrar dinero o probar una opción más natural que puedes hacer en casa?

El champú en seco hecho en casa es genial. También es útil si eres alérgico a los productos químicos u otros ingredientes que se encuentran comúnmente en los productos de champú en seco.

Resulta que los ingredientes naturales como el polvo de arrurruz, el bicarbonato de sodio y la arcilla pueden ayudar a absorber el aceite y actuar como un champú seco improvisado .

No olvides que el color de tu cabello también es un factor importante en los ingredientes que debes usar. Las rubias deben evitar cualquier receta con cantidades excesivas de carbón y las morenas cálidas pueden añadir un toque de canela a su mezcla casera si combina con el color de su pelo.

Continua leyendo para ver las instrucciones paso a paso para hacer y usar champú seco casero en casa.

Ejemplos de recetas de champú en seco

1. El mejor champú seco simple casero

Puedes usar polvo de arrurruz en tus raíces en caso de un apuro para un viaje cuando te vas de camping o probar esta receta en casa y llevarla contigo:

Ingredientes: 7 cucharadas de polvo de arrurruz, 4 cucharaditas de arcilla de caolín blanco, 24 gotas de un aceite esencial, (te sugerimos el del árbol de té, porque es antibacteriano).

Instrucciones: añade los ingredientes secos a un recipiente para mezclarlos y combinarlos. Añade los aceites esenciales y mezcla todo bien.

Usa un embudo para meter la mezcla en una botella de spray. Ponle suficiente agua para permitir que la fórmula se pueda rociar fácilmente, pero no demasiado como para que se diluya. Aplica el champú seco en las raíces del cuero cabelludo y masajea el cabello.

2. Champú en seco natural casero

Esta fórmula que te vamos a decir a continuación nos encanta porque es ligera, absorbe la grasa muy bien y neutraliza el olor. Tampoco irritará el cuero cabelludo tanto como otras recetas, lo curioso de esta receta es el uso de las diatomeas, que son algas fosilizadas en polvo, que parecen un polvo fino y que al mismo tiempo es algo natural.

Ingredientes: 9 cucharaditas de almidón de tapioca orgánico, ¾ de cucharadita de tierra de diatomeas de calidad alimentaria (de venta en herbolarios y herboristerías), ¼ de cucharadita de polvo de carbón activado orgánico.

Instrucciones: en un tazón pequeño, mezcla bien todos los ingredientes.

Si tu cabello es castaño oscuro , puedes ajustar la cantidad de carbón vegetal a aproximadamente 1 cucharadita y añadir ½ cucharadita de canela. Transfiere a una botella de spray en polvo y rocíalo sobre las raíces oscuras para desengrasar.

3. Receta de champú seco de bicarbonato de sodio para rubias

Si estás buscando un champú seco casero sin maicena, también tenemos una opción. Eso sí, prueba y observa tu cabello porque existe la posibilidad de que el cabello o el cuero cabelludo se reseque.

El almidón de maíz por sí solo no está equilibrado con los tipos de conservantes, ingredientes antimicrobianos y antifúngicos con los que están formulados los productos hechos para el cabello y el cuero cabelludo.

Para una receta sin almidón de maíz, el bicarbonato de sodio es una buena opción. Una receta simple de mezclar cacao en polvo con bicarbonato de sodio, ya que estos dos ingredientes juntos absorberán el aceite y les darán volumen a las raíces.

Ingredientes: 1 cucharada de bicarbonato de sodio y 1 cucharada de cacao en polvo. Es posible que tengas que ajustar la mezcla hasta que consigas la proporción que coincida mejor con tus cabello y necesidades.

Instrucciones: combina los dos ingredientes, ajustando las cantidades según sea necesario. Espolvorea sobre las raíces, masajea el cabello y seca durante uno o dos minutos si es necesario para difuminar el producto.

4. Champú en seco de arrurruz

El polvo de arrurruz orgánico es un gran remedio natural para usar en lugar de un champú seco. Si tienes el cabello más oscuro, puedes mezclar cacao en polvo o carbón activado para que coincida con tu tono de la mejor manera.

Ingredientes: 2 cucharadas de polvo de arrurruz, 1 a 2 cucharadas de colorante en polvo (escoge canela para un color más claro, cacao en polvo para pelo más oscuro), 6 gotas de un aceite esencial.

El aceite esencial es algo opcional, porque si quieres cambiar el aroma, funciona hacerlo de forma natural.

Instrucciones: mezcla bien todos los ingredientes en un tazón y aplica sobre las raíces y mézclalo con las yemas de los dedos. Si es necesario, sécalo con secador durante unos segundos para mezclarlo aún más.

5. Receta casera de champú seco en polvo para bebés

Cuando todo lo demás falla, siempre puedes coger un poco de talco para bebés en un momento de apuro. El truco es usarlo con moderación, ya que funcionará un poco más de lo que esperabas.

En realidad, el único ingrediente que tienes que usar es el talco puro para bebés. No es necesario mezclarlo con nada más; es una buena opción porque es fácil de usar.

Instrucciones: espolvorea una pequeña cantidad en las yemas de los dedos, masajea esa zona (mejor hacerlo boca abajo) y luego masajea directamente en el cuero cabelludo y cualquier parte grasienta del pelo. Repite esto hasta que consigas el resultado que buscas y no queden residuos visibles en el cabello o el cuero cabelludo.

¿Cómo puedes hacer que tu cabello sea menos grasiento en general?

Además de buscar tu champú seco favorito o hacerlo, puedes probar estos remedios naturales para eliminar la grasa y hacer que tus mechones de pelo estén menos grasientos a diario:

Cepilla tu pelo todas las noches con un cepillo de cerdas naturales de jabalí. Estos estimulan el cuero cabelludo, exfolia las células muertas de la piel y ayuda a distribuir de manera más uniforme la concentración de aceites protectores naturales producidos en el cuero cabelludo.

Además, aunque cada uno se lava el pelo con la regularidad que considera adecuada para sí mismo, lavarse el pelo todos los días es algo que hace que a diario tu cuero cabelludo genere más grasa, por eso espaciar las veces en que te lavas el pelo es lo mejor.

María Franco

Redactor

Apasionada de todo lo referente a la belleza y la moda. Me puedes encontrar también en @maria.franc en Instagram

Consentimiento