Amazon destruye hasta 200.000 artículos de stock no vendidos por semana en su almacén de Dunfermline

Rubén Castro, 25 junio 2021

En Cecotec (gran marca española de gadgets y pequeño electrodoméstico) están tirando la casa por la ventana y tienen ofertas en todos sus productos de más del 60%. ¡Corre que vuelan!

Quiero ver las mejores ofertas de Cecotec

¿Te has preguntado alguna vez qué hace Amazon con todas las existencias no vendidas almacenadas en sus almacenes? Según la empresa, la mayor parte del stock se revende, se dona y se recicla, mientras que sólo una pequeña parte se destruye. Sin embargo, un nuevo informe afirma que está destruyendo hasta 200.000 artículos por semana sólo en su almacén de Dunfermline.

Una investigación llevada a cabo por ITV News ha conseguido grabar imágenes en el interior del almacén de Amazon en Dunfermline en el que se muestran productos electrónicos de consumo, joyas, libros, paquetes de mascarillas y otros artículos marcados para su destrucción. Independientemente de si son nuevos o devueltos, los artículos marcados para ser destruidos se envían a la “zona de destrucción” del almacén.

Durante una entrevista antes de la publicación de la investigación, John Boumphrey, vicepresidente del Reino Unido en Amazon, dijo que la cantidad de artículos destruidos es “extremadamente pequeña”. La empresa también afirmó que no se envía nada a los vertederos y que, como “último recurso”, la mercancía se envía a la recuperación de energía.

Por otro lado, un antiguo empleado de Amazon declaró que el objetivo semanal de artículos destruidos era de unos 130.000, de los cuales aproximadamente la mitad son nuevos y la otra mitad son productos devueltos. En determinadas semanas, el número de artículos marcados para ser destruidos puede llegar incluso a los 200.000 artículos.

El medio de comunicación también tuvo acceso a un documento filtrado que detalla el número de artículos marcados para su destrucción y donación durante una semana de abril. Mientras que 124.000 artículos fueron destruidos, sólo 28.000 fueron donados a una organización benéfica.

“No hay ninguna razón para lo que se destruye: ventiladores Dyson, aspiradoras, algún que otro MacBook o iPad; el otro día, 20.000 mascarillas COVID todavía en sus envoltorios”, explica el ex empleado de Amazon.

La razón de esta sorprendente eliminación de artículos se debe a la forma en que Amazon trabaja como revendedor. Los vendedores pueden elegir a Amazon para almacenar sus productos en los almacenes a un coste que aumenta en función del tiempo que estén almacenados. A medida que los costes aumentan, al final resulta más barato destruir los artículos en lugar de tenerlos almacenados.

WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.