TSMC supera el bache tecnológico con un aumento de ingresos del 50%

Rubén Castro, 12 diciembre 2022

Han comenzado los Días sin IVA de Zococity con ofertas en todas las categorías!!!

Ver ofertas

Nadie avisó a TSMC de la recesión económica mundial que está afectando gravemente a la industria electrónica. Los ingresos del mayor fabricante de chips por contrato del mundo aumentaron un 50,2% hasta los 7.270 millones de dólares en noviembre gracias a Apple.


El año 2022 será un reto para las empresas del sector de la tecnología de la información debido a la disminución de la demanda, la política Covid Zero de China, el aumento de los costes y la ansiedad económica. La demanda de teléfonos inteligentes y ordenadores personales ha disminuido, y los despidos a gran escala se están generalizando.

Las ventas de TSMC en noviembre fueron de 7.270 millones de dólares, más del doble que un año antes. Va camino de cumplir su estimación para el cuarto trimestre, que se sitúa entre 19.900 y 20.700 millones de dólares.

El System-on-Chip (SoC) A16 que se utilizó en el iPhone 14 Pro y 14 Pro Max contribuyó en gran medida al éxito trimestral de TSMC. Este mes, Apple, el mayor cliente de TSMC, dijo que comprará chips a fábricas de Estados Unidos, reduciendo así la dependencia de Cupertino de los fabricantes de Asia. Esta decisión, en la que parece haber influido Apple, la tomará la empresa taiwanesa en sus fábricas de Arizona en el año 2024.

Los analistas se muestran escépticos ante la posibilidad de que TSMC pueda mantener sus buenos resultados al año siguiente, cuando los pedidos podrían empezar a disminuir. La empresa prevé que el coste de producción de las obleas de 3nm aumente hasta los 20.000 dólares, lo que supondrá un incremento del 25% respecto al coste de producción de las obleas de 5nm. Apple ha dado a regañadientes su aprobación al aumento de precios de TSMC para el chip A17 Bionic de 3nm que se utilizará en el iPhone 15 de 2023.

TSMC anunció la semana pasada que ampliaría sus operaciones de fabricación en Estados Unidos durante una ceremonia a la que asistió Joe Biden. La inversión previa de 12.000 millones de dólares en dos fabricaciones en Arizona se incrementará hasta los 40.000 millones de dólares. La fábrica generará 600.000 obleas al año y será responsable de la creación de decenas de miles de puestos de trabajo.