TSMC planea aumentar el precio de las wafer de 3nm

Rubén Castro, 24 noviembre 2022

Los precios de los dispositivos de consumo y los ordenadores han seguido subiendo o se han mantenido estables. La culpa la tienen el aumento de los precios de los componentes, la inflación y las interrupciones en las cadenas de suministro de los fabricantes. Los informes indican que el proceso de nodo más reciente de TSMC no será de gran ayuda.


Según DigiTimes, TSMC planea cobrar 20.000 dólares la oblea por sus CPUs N3 de 3nm. Aunque Apple, Intel y Nvidia pueden tener tarifas más bajas, es casi probable que los clientes tengan que pagar más.

DigiTimes ha documentado los costes de las wafer, el primero de los cuales comenzó en 2004 con 2.000 dólares por oblea para la tecnología de 90nm de TSMC. El proceso N3 supondrá un aumento del 25% en el coste de las wafer si se compara con el proceso N5 de 5nm de TSMC, que costaba 16.000 dólares por oblea. DigiTimes no abordó el tema de la inflación.

Las herramientas necesarias para el nodo de 3nm son bastante caras, lo que contribuye al elevado coste del nodo. Los escáneres EUV de TSMC cuestan 150 millones de dólares cada uno, mientras que las instalaciones de fabricación requieren varios. Tanto el N5 como el N3 requieren un total de 14 capas de litografía.

Dado que Samsung tiene problemas de rendimiento tanto en 4nm como en 3nm, TSMC es ahora el único competidor en el mercado de los semiconductores avanzados. Qualcomm trabajó con Samsung para desarrollar sus nuevos chips, pero eligió a TSMC para fabricar sus procesadores Snapdragon 8 Gen 2.

Aunque no son el único elemento que afecta a los precios de los componentes y la electrónica, los semiconductores tienen un impacto significativo en esos mercados. Tras el lanzamiento de la serie RTX 4000 en septiembre, el alto ejecutivo de Nvidia Jensen Huang declaró que la Ley de Moore ya no era válida. El aumento de precio que TSMC aplicó daría credibilidad a esta afirmación.

Es posible que Apple sea el mayor cliente de TSMC que se vea afectado negativamente por la subida de precios. Apple ha dado su aprobación a regañadientes a la petición de TSMC de subir el precio del procesador A17 Bionic que se utilizará en el iPhone 15. El año anterior, Apple fue responsable del 25% de las ventas totales.

El encarecimiento de los semiconductores podría repercutir en los precios de las consolas. En agosto, Sony aumentó el precio de la PlayStation 5 (PS5), alegando problemas con la cadena de suministro, la inflación y los gastos de fabricación. Microsoft ha reconocido que se verá obligada a subir los precios de sus videoconsolas de la serie Xbox, muy probablemente en algún momento de 2019.