Un trabajador a distancia es despedido por negarse a mantener su webcam encendida

Rubén Castro, 12 octubre 2022

Son las SuperOfertas de AliExpress Hogar con descuentos de hasta el 90% en artículos seleccionados. No te las pierdas!!!

Ver mejores ofertas

Una empresa estadounidense con sede en Florida está obligada a pagar a un trabajador remoto holandés miles de dólares porque éste se negó a mantener su cámara web encendida durante toda la jornada laboral. El tribunal holandés que falló a favor del trabajador declaró que ese tipo de espionaje es una violación de los derechos humanos.


Chetu afirmó que el trabajador debía participar en una sesión de formación virtual mientras su cámara web y su pantalla eran vigiladas a distancia. El individuo, que permanecerá en el anonimato, creía que ser vigilado durante “9 horas cada día” era una invasión de su intimidad y, en consecuencia, se negó a encender la cámara.

Chetu despidió al empleado citando como motivos la “negativa a trabajar” y la “insubordinación”. Llevó su caso de despido improcedente a un tribunal holandés y allí tuvo éxito, el tribunal consideró que seguir a alguien con una cámara durante ocho horas al día no es razonable y va en contra de la ley en los Países Bajos.

Cuando el tribunal dictó su sentencia, citó el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales, que establece que “el seguimiento por vídeo de un empleado en el lugar de trabajo, encubierto o no, debe considerarse una grave intrusión en la vida privada del empleado”. La sentencia del tribunal da a entender que el asunto supone una violación de los derechos humanos.

Según TechCrunch, los estados de empleo a voluntad, como Florida, permiten a los empleadores como Chetu despedir a los empleados sin temor a las ramificaciones legales.

Chetu deberá pagar 2.600 dólares en salarios atrasados, 9.245 dólares en ayudas a la transición del trabajador y 8.150 dólares en concepto de daños y perjuicios por la rescisión indebida de su contrato. También debe deshacerse de la cláusula de no competencia y pagar una multa de 50.000 dólares.

Chetu se ausentó de la reunión, el 1 de septiembre de 2022, la empresa cerró sus operaciones en Holanda y se dio de baja.

La mayoría de las personas en el mundo optaron por trabajar desde sus casas. El hecho de que Apple y Tesla intenten atraer a sus trabajadores para que vuelvan al lugar de trabajo ha suscitado críticas. Está aumentando el número de empresas que ofrecen trabajo permanente a distancia, pero la contrapartida puede ser un aumento de la vigilancia invasiva en los países que lo permiten.

Rubén Castro

Redactor

Apasionado de explorar y diseccionar lo último en tecnología. Tengo mucha experiencia en el mundo de los ordenadores y el gaming, aunque también me gustan todos los tipos de gadgets.

Consentimiento