Los teléfonos inteligentes pueden ayudar a controlar y mantener los puentes

Rubén Castro, 17 noviembre 2022

!Ha comenzado la Cyber Week de PcComponentes con descuentos de hasta el 70% en tecnología, envíos gratis a partir de 50 euros y con devolución hasta el 14 de enero! No te las pierdas...

Ver las mejores ofertas

En los últimos años, el deterioro de los puentes en diversos países ha sido la causa de decenas de lesiones y muertes. Los investigadores están utilizando los teléfonos inteligentes de los conductores para comprobar la integridad de los puentes; este método es más rentable pero plantea problemas de privacidad de los conductores.


El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Academia Militar de Estados Unidos colaboraron en un estudio titulado “Using Smartphone Accelerometer Data to Track Bridge Integrity”. Al avisar a los propietarios de un puente antes de que sufra daños o se derrumbe, el método podría prolongar la vida útil de la estructura.

Las estructuras masivas hechas por el hombre, como los puentes y los rascacielos, tienen cada una su propia firma de vibración, también conocida como su frecuencia modular. En la construcción de puentes se utilizan sensores para detectar las distintas frecuencias modulares. Si el puente es muy grande, puede necesitar muchos sensores caros que necesitan un mantenimiento regular y que requieren que el usuario descargue manualmente los datos de los sensores.

Los acelerómetros de los teléfonos inteligentes instalados en los vehículos que pasan por un puente a diario son capaces de detectar las frecuencias modulares y transmitir una cantidad importante de datos al propietario del puente. Sería menos costoso y mucho menos difícil instalar y descargar los sensores. La frecuencia modal constante de una estructura puede ayudar a estabilizar los datos procedentes de diversos vehículos y dispositivos móviles proporcionando una influencia estabilizadora.

Es posible que los clientes habituales no quieran que los investigadores o las autoridades de la infraestructura tengan acceso a los datos de localización y aceleración recogidos por su dispositivo. El público en general tenía la opción de colaborar voluntariamente en el mantenimiento de los puentes a cambio de una compensación económica.

Los datos recogidos por los acelerómetros móviles podrían proceder de vehículos como los camiones de correos o los coches de policía. Esta información podría ser proporcionada por empresas que se ocupan del envío y la entrega de mercancías. Los investigadores hablaron con conductores de Uber que trabajan en el puente Golden Gate.

Los acelerómetros de los vehículos son capaces de captar las variaciones de frecuencia del puente, pero puede ser difícil determinar la causa. Los investigadores creen que los cambios de temperatura pueden ayudar a reducir el número de falsos positivos.

Según las conclusiones del estudio, la vida útil de un puente nuevo podría incrementarse en 14 años sin que ello suponga un desembolso económico adicional.