Qué es un VPS, cuáles son sus ventajas e inconvenientes, qué tener en cuenta para elegir el mejor proveedor

Rubén Castro, 9 mayo 2022

Está de oferta el purificador de aire Proscenic A8SE por solo 51 euros!!! No te lo pierdas...

Ver oferta

Si alguna vez has estado pensando en montar una página web o en alojar un servicio online, habrás oído hablar de los VPS (Virtual Private Server) o Servidor Privado Virtual.

Hoy en día, los VPS se han convertido en una opción muy popular, ya que reduce el costo de alojamiento dedicado, pero ofrece buen rendimiento, fiabilidad y seguridad. En esta guía, vamos a conocer más en detalle los VPS, sus ventajas, sus inconvenientes y qué hay que tener en cuenta para elegir un buen proveedor de VPS.

¿Qué es un VPS?

Un VPS, o servidor privado virtual, es una forma de alojamiento en la nube de varios inquilinos en la que los recursos del servidor virtualizado se ponen a disposición de un usuario final en Internet a través de una nube o proveedor de alojamiento. Cada VPS se instala en una máquina física, operada por la nube o el proveedor de alojamiento, que ejecuta varios VPS. Pero mientras los VPS comparten un hipervisor y un hardware subyacente, cada VPS ejecuta su propio sistema operativo (OS) y aplicaciones y reserva su propia porción de los recursos de la máquina (memoria, computación, etc.).

Un VPS es como una máquina virtual en un ordenador muy potente

El alojamiento VPS combina los mejores elementos de los servicios de alojamiento compartido y alojamiento dedicado. Al igual que el alojamiento compartido, el alojamiento VPS pone nuestro sitio web en un servidor que también tiene otros sitios que se ejecutan en él. ¿La diferencia? Hay menos sitios por servidor, y nuestro sitio web recibe su propia asignación de recursos. Los sitios comparten el coste de funcionamiento del servidor, lo que se traduce en un coste inferior al precio relativamente elevado del alojamiento dedicado.

El servidor físico se divide en el número necesario de servidores privados virtuales mediante la virtualización, y los recursos se dedican en consecuencia. La virtualización la realiza el proveedor del VPS y tú solo verás una máquina completa con la CPU, RAM y restos de recursos que hayas contratado.

Por supuesto, la seguridad es uno de los factores claves de la virtualización y ningún dato que esté dentro de tu máquina virtual será accesible con nadie más. Por ejemplo, aunque algo le sucede a otro VPS en el mismo sistema (hardware físico), no nos afectará ya que nuestro VPS está completamente aislado (a nivel de software).

Diferencia entre VPS y Servidor Compartido

Otra alternativa muy popular a la hora de contratar un hosting web es utilizar un alojamiento compartido. Esto quiere decir que en una misma máquina se instalan muchas instancias personalizadas de un programa.

Un servidor compartido es relativamente similar a un ordenador con varios usuarios simultáneos

Esta opción tiene la ventaja de ser barato, pero el inconveniente de que el rendimiento suele ser peor.

En un servicio de alojamiento compartido el servidor se comparte entre varios usuarios. Por lo que la memoria RAM, el ancho de banda y otros recursos se comparten con otros usuarios.

Esto tiene el potencial de hacer que nuestro sitio web funcione mal en cuanto a rendimiento, si otros usuarios están utilizando muchos recursos de la máquina. Los proveedores modernos de alojamiento compartido combaten esto introduciendo limitaciones de recursos, como el uso máximo de RAM, el número máximo de procesos y el porcentaje máximo de CPU. Sin embargo, sigue habiendo problemas cuando hay un pico de tráfico o de actividad de varias páginas webs a la vez a la vez.

Además, en el alojamiento compartido, no podemos elegir el software que necesitamos, sino sólo el que nos proporciona el proveedor de alojamiento.

También tenemos una falta de seguridad clara. Si el servidor se enfrenta a una actividad maliciosa, todo el servidor y sus usuarios se ven afectados.

Además, las plataformas de alojamiento compartido no suelen estar preparadas para grandes volúmenes de tráfico y procesamiento, ya que la potencia del servidor debe distribuirse entre decenas, o a veces cientos de usuarios y sitios web.

Los sitios que requieren funciones más intensas del lado del servidor, como las tiendas en línea o los sitios que generan documentos como facturas o presupuestos, o los sitios que convierten audio o vídeo, pueden necesitar más recursos asignados de los que vendrían con su cuenta de alojamiento compartido promedio. Los sitios que tienen un mayor ancho de banda de salida, como los que sirven de audio o documentos a los usuarios, necesitarán un ancho de banda adicional (y espacio en disco) que el alojamiento compartido no puede proporcionar, y un VPS sería mejor en esos casos.

Por supuesto, la gran ventaja de los servidores compartidos es el precio. Aun así, hay servicios VPS bastante económicos como el VPS optimizado de IONOS.

Diferencia entre VPS y Servidor Dedicado

La otra alternativa suele ser un servidor dedicado, sin embargo, es una opción mucho más cara porque alquilamos una máquina completa para nosotros solos.

La principal diferencia entre un VPS y un servidor dedicado es que un servidor dedicado reside en un servidor físico, mientras que un VPS reside en un espacio virtual en un servidor físico. Esto significa que puede haber múltiples máquinas virtuales que se ejecutan de forma independiente en un solo servidor físico.

Los servidores dedicados son superiores en comparación con los VPS (cuando se trata de la asignación de recursos). Lo malo es que suelen ser mucho más caros. Con un buen VPS podremos hacer prácticamente lo mismo que con un servidor dedicado por una fracción del precio.

Ventajas de un sistema VPS

Como hemos visto, los VPS son una solución híbrida entre el alojamiento compartido y los servidores dedicados. Ahora veremos las ventajas e inconvenientes que ello conlleva:

  • Un servidor privado virtual es un servicio muy versátil con innumerables aplicaciones posibles. A diferencia del alojamiento compartido, el usuario obtiene un acceso administrativo completo o de raíz al servidor. Aunque se requiere un cierto nivel de experiencia en la gestión de servidores para utilizar un VPS con éxito, también permite a los usuarios tener un control total sobre el servicio que están pagando. El acceso root abre muchas posibilidades. En primer lugar, el acceso root ofrece independencia del proveedor de alojamiento en términos de software. Mientras que el proveedor de alojamiento sigue gestionando el hardware del servidor, la elección del software recae en el usuario.
  • Aislamiento de otros usuarios: tener una cuenta de alojamiento compartido, aunque sea barato, es menos seguro. Supongamos que alguien en un servidor compartido se convierte en el objetivo de un ataque de denegación de servicio distribuido (DDoS) o se bloquea para el envío de correos masivos. En ese caso, otras cuentas del servidor también se verán afectadas. Además, si una cuenta compartida abusa de los recursos del servidor, todo el servidor se verá afectado. El uso de un VPS proporciona un aislamiento total de lo que otros usuarios hacen en el servidor. La actividad de los otros usuarios “vecinos” no afectará a nuestro servidor VPS.
  • Escalabilidad: el alojamiento VPS es una solución muy escalable por su propia naturaleza. Las máquinas virtuales no dependen de su servidor físico. Supongamos que un VPS necesita ser mejorada. En ese caso, todo lo que un proveedor de alojamiento necesita hacer es ajustar los límites para este VPS en un hipervisor. Tras el reinicio, el SO invitado funcionará como si no hubiera pasado nada, utilizando las nuevas cuotas de hardware. Esto resulta útil si tienes un negocio estacional. En ese caso, puedes optar por tener un servidor más potente durante la temporada de máxima demanda y uno más barato durante el resto del año. Soporte de instantáneas (snapshots): una gran ventaja de los VPS, en comparación con las soluciones compartidas y dedicadas, es el soporte de la tecnología de instantáneas. Una instantánea es como una foto del estado de un sistema en un momento determinado. Funciona como las partidas guardadas en su juego de ordenador favorito. Si un juego no va bien, puedes salir y empezar desde un punto de control. Una instantánea funciona de la misma manera; si necesitas volver atrás en el tiempo, tu sistema puede ser restaurado desde una instantánea a su estado anterior. Es extremadamente útil en caso de un fallo del sistema o simplemente cuando se ejecutan pruebas complejas y se desea guardar el progreso. A diferencia de una opción de copia de seguridad que copia todo el sistema cada vez que la ejecutas, una instantánea sólo contiene los cambios. Esto significa que una instantánea ocupa menos espacio que una copia de seguridad y puede ser creada/restaurada más rápidamente.

Desventajas de un sistema VPS

  • Para usar la mayoría de los servidores VPS deberás tener algunos conocimientos técnicos para configurar y manejar el servidor. Si no los tienes, siempre puedes optar por contratar un servicio de VPS gestionado. La empresa de alojamiento se encargará de manejar los aspectos técnicos como la instalación de software, el mantenimiento y la resolución de problemas.
  • Los servidores VPS tienen una relación rendimiento-precio excelente. Pero si buscas potencia bruta, quizás debas irte a servidores dedicados. Eso sí, son comparativamente mucho más caros.

Posibles usos de un servidor VPS

Hasta ahora, nos hemos centrado en el alojamiento de un sitio web como la función principal de un servidor privado virtual. Sin embargo, con un VPS podemos hacer muchas más cosas. Aquí están algunos de los casos de uso más comunes de VPS:

  • Servidor personal: aunque no tiene acceso a la misma potencia de cálculo que un servidor dedicado, un VPS es un servidor y puede realizar muchas tareas similares. Algunos servidores VPS pueden incluso ejecutar pequeños servidores VOIP, pero la configuración requiere un buen nivel de experiencia.
  • Almacenamiento adicional: existe una preocupación válida sobre los servicios en la nube que no son seguros de usar, con muchos casos de filtraciones de datos y violaciones de seguridad por parte de muchas compañías tecnológicas importantes. Estos servicios en la nube también pueden ser bastante caros. Mantener sus archivos más importantes en un VPS configurado con las medidas de seguridad adecuadas podría ser un método seguro y rentable para deshacerse de esos molestos discos duros externos para las copias de seguridad. Incluso podrías configurar un servicio de sincronización privado en tu VPS como NextCloud.
  • Servidor de juegos: servidores de juegos, como CS:GO o Minecraft funcionan muy bien en un servidor privado virtual
  • Entorno de pruebas: podemos tener una pequeña máquina VPS para realizar pruebas de conectividad, de software, etc.

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir un alojamiento VPS

Hay varios factores que pueden afectar a su elección para elegir el mejor servicio de alojamiento VPS. A continuación, se presentan varios puntos a considerar:

  • Tiempo de actividad (uptime): es el tiempo que el servidor está funcionando correctamente. Nada es perfecto y el tiempo de actividad no puede ser el 100%. Siempre hay caídas de algún sistema, reinicios por actualizaciones de software, etc. Los buenos servicios VPS tienen uptimes muy altos (99,9%). Además, no creas ciegamente en los números que proporcionan los propios proveedores. Busca comentarios y opiniones en Internet. De esta manera podrás comprobar si el proveedor de alojamiento es fiable y la eficacia con la que trabaja durante el tiempo de inactividad. Rendimiento: no todas las vCPU son igual de potentes. Comprueba que el proveedor de alojamiento cuenta con hardware actualizado. Mira comparativas o haz pruebas tú mismo. La velocidad de su sitio web dependerá del rendimiento de la plataforma de alojamiento.
  • Servicio de atención al cliente: como hemos dicho, siempre hay problemas y dudas. Y es importante que el proveedor tenga buenos y suficientes profesionales para atender a los clientes.
  • Escalabilidad: si tienes un negocio que va por temporadas o que tiende a crecer en el tiempo, entonces es mejor que te asegures de que el proveedor de alojamiento tiene sistemas que permiten escalar los recursos con facilidad
  • Coste: normalmente el precio viene determinado por la potencia de la CPU, la cantidad de memoria RAM y el espacio de almacenamiento disponible. La mayoría de los servicios, pero no todos, disponen de ancho de banda ilimitado.
  • Sistema operativo: el sistema operativo también es un factor importante a la hora de decidir el proveedor de alojamiento adecuado, ya que debe asegurarse de que las aplicaciones sean compatibles con el sistema operativo del VPS. La mayoría de servidores VPS utilizan alguna versión de GNU/Linux, aunque también hay servidores con Windows.
  • Seguridad: la seguridad es una de las principales preocupaciones de toda empresa que trabaja con datos cruciales. Asegúrate de que el proveedor de alojamiento tiene políticas de seguridad sólidas.
  • Migración: si deseas migra de tu actual proveedor al nuevo, asegúrate de conocer cómo será el proceso de migración. Muchos proveedores pueden ayudarte en el proceso, pero pregunta cuánto cuesta y cuánto tardarán en completar la migración.

Resumen

Los servidores VPS son una opción de alojamiento perfecta, ya que tienen el mejor equilibrio entre rendimiento, seguridad y precio. Son mucho más baratos que los servidores dedicados, pero tienen un rendimiento y configurabilidad comparables.

Por supuesto, los VPS son un poco más caros que los alojamientos compartidos, pero los precios de los VPS han bajado mucho y hay VPS por precios muy económicos.

Es una solución excelente para sitios web de tráfico medio o alto, con muchos recursos y de comercio electrónico. Sin embargo, las empresas que esperan un rápido crecimiento también pueden beneficiarse de la estabilidad y la facilidad de escalado.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender qué es el alojamiento VPS y cómo funciona.