Aviso de Hacienda a los usuarios de plataformas digitales de compra-venta ¿qué tener en cuenta?

Tomás de Jesús, 19 abril 2022

Hekka está celebrando sus ofertas en electrónica!!! Los precios incluyen el IVA de la UE y envío gratuito!!! Tienen ofertas muy interesantes, no te las pierdas!!!

Ver ofertas

Las plataformas digitales de compra-venta han tenido un auténtico boom durante estos últimos 10 años. En ellas puedes encontrar auténticas gangas, desde los típicos juguetes de segunda mano hasta electrodomésticos que apenas han tenido uso. Incluso coches, quién lo diría.

Pero el Ministerio de Hacienda ya ha puesto el ojo en ellas, advirtiendo a sus usuarios que los ingresos obtenidos a través de las plataformas digitales de compra-venta se deben declarar. ¿A qué es debido este cambio? ¿Qué es lo que tienes que hacer si te dedicas a sacarte un dinero extra? ¿Qué alternativas hay para no tener que pagar?

Plataformas de compra-venta, una forma de obtener ingresos extras

Poder vender todo aquello que te ocupa espacio en casa y sacarte unos ingresos extra es fantástico. Lo que no tiene mucho valor para uno, puede que lo tenga para otro. Y esta era la idea de plataformas como Vinted, Wallapop, Ebay y similares.

Pero con el tiempo muchas personas se han “profesionalizado” en estas aplicaciones digitales de compra-venta: adquieren bienes de segunda mano a un precio para revenderlos a un precio superior, con perfiles muy cuidados y con la clara intención de sacarse un ingreso extra. Incluso, si va muy bien, poder vivir de ello.

Sólo hace falta navegar un poco por alguna de las plataformas y encontrarás perfiles con más de 2000 productos, bien catalogados e incluso ofreciendo descuentos con envíos incluídos. Desde ropa, miniaturas, juguetes, joyas y cualquier cosa que se te ocurra, puedes encontrar de todo en ellas.

Esta actividad permite obtener unos ingresos bastante interesantes, siendo lo mejor que hasta ahora no hacía falta declararlo. O, al menos, se hacía la vista gorda respecto a ellos. Pero con el último aviso del Ministerio de Hacienda, aquellos usuarios que utilizan estas plataformas para obtener ingresos recurrentes deben estar al tanto.

¿Es la compra-venta una actividad económica que se debe declarar?

El Ministerio de Hacienda se escuda en que la compra-venta digital es una actividad económica, ya que se obtienen unos rendimientos económicos. Lo que se diría ganancia patrimonial, que se trata básicamente de vender un producto a un precio superior del que se compró en primera instancia.

La cantidad de operaciones de compra-venta se han disparado en estas plataformas, alertando a Hacienda sobre este mercado “oculto” y que se queda sin tributar. Y es que aquellas personas que se dedican a ello, legalmente deberían incluir el IRPF en sus beneficios netos, siempre en función de sus ingresos.

Obviamente esto no ha sentado nada bien a los que se dedican a esta actividad económica, así que algunos se plantean diferentes alternativas para eludir las responsabilidades legales. Al fin y al cabo, tiene cierto sentido si, por ejemplo, estás ganando 500 euros al mes y te toca pagar 300 euros de autónomo por esta actividad. Luego súmale el IRPF y básicamente estás trabajando para ganar absolutamente nada.

¿Qué sería el modo legal? Por supuesto, pero hacerlo significa que estás esforzándote en vano. Por otro lado, si no lo haces las consecuencias pueden ser bastante desastrosas: multas administrativas que no sólo van a crujir este negocio alternativo, sino también te pueden dejar bastante tieso económicamente.

Diferentes formas para que no te “cruja” Hacienda que utilizan los usuarios de plataformas digitales de compra-venta

Siempre es recomendable hacer las cosas de la forma legal, cumpliendo todas las normas y evitando así infracciones innecesarias. Ahora bien, los usuarios de las plataformas digitales de compra-venta ya están buscando alternativas para esquivar esta bala de Hacienda a sus negocios rentables.

Realizar la transacción fuera de las plataformas

La mayoría de las plataformas de compra-venta digitales cuentan con su propio sistema de pagos, por lo que es muy fácil adquirir un producto en su web y pagar con comodidad. Luego, lo único que tiene que hacer el vendedor es enviar el producto y se acabó.

Hacienda aprieta a las plataformas para que les informen de todas las operaciones, por lo que realizar estas transacciones con un negocio de productos de segunda mano es exponerse a ellos.

Así que, como ya lleva ocurriendo bastante tiempo, la dinámica de la compra-venta ha cambiado: se negocia el precio a través de los canales de comunicación de la plataforma y luego el pago se realiza directamente en la cuenta bancaria, a través de bizum, Paypal o sucedáneo.

Hacer el intercambio en mano con dinero en efectivo

El intercambio de bienes de compra-venta en mano siempre ha ocurrido, siendo una de las formas en las que Hacienda no puede controlar la transacción. Básicamente queda en manos de los dos interlocutores decidir si este intercambio queda registrado de forma legal.

El dinero en efectivo es muy difícil de controlar, a pesar de que se han hecho titánicos esfuerzos para evitar que se realicen pagos igual o superiores a 1000 euros. Esto hace que la compra de bienes de lujo y caros, como inmuebles o vehículos, siempre queden registrados. Pero aquellos con un valor bastante menor, no.

De todas maneras, hay que tener en cuenta que en la actualidad, a raíz de la pandemia de COVID-19, la mayoría de compras y ventas se hacen con tarjeta y transferencias bancarias. Así que tener grandes cantidades de dinero en efectivo no es demasiado útil, incluso quizás sospechoso al poderse relacionar con ciertas actividades ilegales.

Compra realizada a través de criptomonedas

Las criptomonedas han demostrado ser un sistema descentralizado bastante efectivo para eludir responsabilidades financieras, ya que no está regulado del todo por los estados y aún hay mucho margen de maniobra para los que decidan operar con ellas.

Pagar con criptomonedas los productos obtenidos en plataformas digitales de compra-venta hace que no tengas que preocuparte de declarar el IRPF ni darte de alta como autónomo. Sólo cuando transformes tus divisas digitales en dinero FIAT es cuando te tocará declarar en función de las ganancias obtenidas.

De todas maneras, cada vez se está extendiendo más las transacciones directamente en criptomonedas. Esto permite que puedas gastar ese dinero sin tener que transformarlo en dinero FIAT en diferentes negocios. Está claro que el kebab de la esquina no te aceptará Bitcoin, pero sí otras empresas más serias y con una clara visión de futuro.