La Agencia de Desarrolo Espacial estadounidense gastará 1.500 millones de dólares para poner en órbita 72 nuevos satélites de guerra

Rubén Castro, 28 agosto 2023

Ya han comenzado los Choice Days de AliExpress. Ofertas de hasta el 60% en los mejores productos y códigos de descuento:

  • ESCD03: 3€ de descuento con EUR29 de compra mínima
  • ESCD08: 8€ de descuento con EUR69 de compra mínima
  • ESCD20: 20€ de descuento con EUR169 de compra mínima
  • ESCD30: 30€ de descuento con EUR239 de compra mínima
  • ESCD50: 50€ de descuento con EUR369 de compra mínima

Ver las mejores ofertas

La Agencia de Desarrollo Espacial (Space Development Agency o SDA) anunció recientemente dos nuevos “acuerdos prototipo” para lanzar un nuevo lote de satélites destinados a la guerra espacial avanzada. La agencia de la Fuerza Espacial gastará un total de 1.500 millones de dólares para construir y operar el “Tranche 2 Transport Layer (T2TL) - Beta”, una parte de la llamada constelación Proliferated Warfighter Space Architecture (PWSA) prevista para los próximos años.

La PWSA, que hasta ahora es el único proyecto de infraestructura de la SDA, está concebida como una “constelación de pequeños satélites orientada a las amenazas” capaz de transmitir servicios críticos a los combatientes estadounidenses desde el espacio. La infraestructura completa proporcionaría a los soldados estadounidenses que combaten en distintos lugares (terrestres) comunicaciones de datos de baja latencia (con enlaces de datos tácticos), seguimiento de misiles, custodia de objetivos “críticos en el tiempo”, gestión de batallas desde el espacio, etc.

Como se explica en la web de la SDA, un “tramo” es esencialmente una generación o “iteración” de satélites pertenecientes a la infraestructura global del PSWA. El tramo 0, previsto para 2022 pero lanzado en abril, es el “producto mínimo viable” para demostrar la viabilidad del proyecto. El tramo 1 se lanzará en 2024 y aportará una “capacidad de combate inicial” con enlaces de datos persistentes a escala regional, entre otras cosas. El tramo 2 proporcionará “persistencia global” y su lanzamiento está previsto para 2026.


Según la SDA, Northrop Grumman Space Systems y Lockheed Martin destinarán los 1.500 millones de dólares concedidos a la construcción y explotación de dos lotes de 36 satélites T2TL, similares a los del Tramo 1 pero con enlaces de datos tácticos avanzados adicionales. El Pentágono colocará sus nuevos satélites en diferentes órbitas terrestres bajas (LEO), mitigando así la amenaza de potencias extranjeras (Rusia y China) de hacerlos estallar a todos.

En abril, el director de la SDA, Derek Tournear, declaró que la constelación PWSA incluirá “cientos y cientos” de satélites, de modo que la red seguirá funcionando como se espera aunque se destruyan unos cuantos. Las unidades espaciales del PWSA son más asequibles que los misiles lanzados para derribarlas, explicó Tournear, y son intrínsecamente más difíciles de destruir porque son demasiadas.

La proliferación de satélites y los objetivos LEO fueron probablemente las principales razones que obligaron al proyecto PWSA a retrasarse con respecto a su calendario original. La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) autorizó a regañadientes a la SDA a lanzar el primer lote de unidades del Tramo 0, por temor a posibles interferencias electromagnéticas con las actividades de aviación.

Rubén Castro

Redactor

Apasionado de explorar y diseccionar lo último en tecnología. Tengo mucha experiencia en el mundo de los ordenadores y el gaming, aunque también me gustan todos los tipos de gadgets.

Consentimiento