Investigadores desarrollan un chip inyectable y microscópico para controlar las condiciones fisiológicas

Rubén Castro, 14 mayo 2021

!Ha comenzado la Cyber Week de PcComponentes con descuentos de hasta el 70% en tecnología, envíos gratis a partir de 50 euros y con devolución hasta el 14 de enero! No te las pierdas...

Ver las mejores ofertas

Investigadores de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Columbia han desarrollado el sistema de un solo chip más pequeño del mundo que constituye un circuito electrónico completo en funcionamiento.

El chip implantable, fabricado por TSMC, es tan pequeño como un ácaro de polvo y sólo puede verse con un microscopio. Ocupa un volumen total de menos de 0,1 milímetros cúbicos y, en lugar de utilizar los tradicionales enlaces de comunicación por radiofrecuencia, el equipo se basa en los ultrasonidos para alimentarlo y comunicarse con él de forma inalámbrica.

Ken Shepard, director del estudio, afirma que querían ver hasta dónde podían llegar los límites de lo pequeño que podía ser un chip funcional. Se trata de una nueva idea de “chip como sistema”: un chip que por sí solo, sin nada más, es un sistema electrónico completo que funciona”, añadió Shepard.

La electrónica tradicional implantada hasta ahora ha sido muy ineficiente en términos de volumen, ya que a menudo requiere múltiples chips, embalajes, cables y transductores externos. Además, muchos utilizan baterías para almacenar la energía.

El objetivo es inyectar chips en el cuerpo humano mediante una aguja hipodérmica y comunicarse con él mediante ultrasonidos. De momento, el prototipo es capaz de medir la temperatura corporal, aunque futuras revisiones podrían controlar parámetros como la presión arterial, la respiración y la glucosa.

Fuentes

  1. eurekalert.org