El FBI advierte de que delincuentes que utilizan deepfakes en entrevistas online para trabajos en empresas tecnológicas

Rubén Castro, 4 julio 2022

Está de oferta el purificador de aire Proscenic A8SE por solo 51 euros!!! No te lo pierdas...

Ver oferta

Los deepfakes existen desde hace unos años. Originalmente se utilizaban para colocar rostros de famosos en los cuerpos de actrices adultas para crear un tipo de porno generado por la IA, que está prohibido en la mayoría de las plataformas. El proceso ha ido avanzando desde entonces, lo que ha dado lugar a leyes diseñadas para proteger contra los deepfakes políticos y pornográficos y a que las empresas se apresuren a encontrar formas de identificarlos.

La advertencia emitida por el FBI afirma que se están recibiendo más quejas sobre deepfakes que se utilizan en entrevistas para puestos de trabajo a distancia o desde casa, incluidos los de tecnología de la información y programación informática, bases de datos y trabajos relacionados con el software.

Los deepfakes incluyen una imagen o grabación de vídeo diseñada para falsear a alguien como solicitante de empleo. Para resultar más convincentes, estos delincuentes suelen robar la información personal de las personas a las que imitan para pasar las comprobaciones de identidad que realiza el posible empleador.

El FBI escribe que las acciones y los movimientos de los labios no suelen coordinarse con el audio de la persona que habla. “A veces, acciones como toser, estornudar u otras acciones auditivas no están alineadas con lo que se presenta visualmente”, dice la agencia.

El objetivo final es ser contratado para el puesto a distancia, lo que da a los suplantadores acceso a la información personal de los clientes, a los datos financieros, a las bases de datos informáticas de las empresas y a la información de propiedad, que luego es robada.

Aunque los deepfakes se han utilizado para devolver a la vida viejas fotos y devolver a la pantalla a un joven Mark Hamill, también se han utilizado para muchos fines desagradables. James Cameron está especialmente preocupado; el director cree que Skynet podría acabar con la humanidad utilizando trucos de deepfake.