Los empleados de Blizzard afirman retrasos en el desarrollo de Diablo IV

Jesús Sánchez, 12 diciembre 2022

Han comenzado los Días sin IVA de Zococity con ofertas en todas las categorías!!!

Ver ofertas

En The Game Awards 2022, Blizzard aprovechó para confirmar la fecha de lanzamiento de Diablo IV y empezar a aceptar pedidos anticipados del juego, como era de esperar. El lanzamiento del esperado videojuego está previsto para junio. Sin embargo, algunos empleados de Blizzard opinan que la fecha de lanzamiento puede ser demasiado optimista.


El jueves, varios trabajadores de Activision Blizzard que deseaban permanecer en el anonimato declararon a The Washington Post que la fecha de lanzamiento en junio de Diablo IV es dudosa, a menos que se omitan ciertos aspectos del juego o se produzca un aumento significativo de la cantidad de tiempo invertida en él. Las fuentes sugieren que el título ya ha sufrido múltiples retrasos imprevistos. Esta afirmación merece cierta consideración a la luz del hecho de que los rumores de noviembre sugerían que el juego no saldría a la venta hasta abril de 2023.

Un retraso de dos meses para un juego que ya está en fase beta suena lógico; el tiempo adicional debería dar a los desarrolladores la oportunidad de dar los últimos retoques y el pulido final al título. Sin embargo, las fuentes de WaPo pintan un panorama más sombrío al quejarse de la mala gestión, la elevada rotación de personal y la probabilidad de que se produzcan duros crujidos a cambio de “míseras” recompensas. Describen la situación como “mísera”.

El “crunch” es un tipo de trabajo voluntario en horas extraordinarias que suele implicar trabajar más horas y/o los fines de semana a cambio de una remuneración más alta, que suele ser 1,5 veces superior a la remuneración habitual del empleado. Además de pagar más a los empleados durante las horas punta, las empresas de juegos también ofrecen incentivos adicionales en forma de premios. Los incentivos pueden consistir en primas por cumplir determinados plazos, opciones sobre acciones o incluso un porcentaje de los ingresos iniciales del juego si éste tiene éxito.

El crunch ha sido prácticamente siempre un componente del proceso de desarrollo de videojuegos; pero, en los últimos años, ha recibido una mala reputación como consecuencia de que algunas empresas lo hacen imprescindible o no pagan una compensación “justa” a los empleados que participan en el crunch. CD Projekt Red fue objeto de críticas hace unos años cuando se reveló que la empresa exigía a sus desarrolladores de Cyberpunk 2077 que trabajaran seis días a la semana durante el periodo de crunch, a pesar de haberles asegurado previamente que no harían horas extra.

Según los empleados, que solicitaron el anonimato, existe la posibilidad de que Diablo IV esté demasiado retrasado para salir en junio. Citaron el ejemplo de un equipo para una parte concreta pero no revelada del proyecto que constaba de unos 20 desarrolladores y que había perdido a casi la mitad de su personal en el transcurso de un solo año. Los informadores afirmaron que los empleados habían abandonado Blizzard para buscar “compensaciones más competitivas y mejores condiciones de trabajo” en otras organizaciones; sin embargo, no especificaron si Blizzard había sustituido o no a los miembros del personal que se habían marchado.

Blizzard declinó hacer comentarios sobre la tasa de desgaste, pero una portavoz de la compañía declaró que la producción se estaba desarrollando según lo previsto y sin incidentes.

Andrew Reynolds, portavoz de Blizzard, señaló que el desarrollo de juegos en general, y de “Diablo IV” en particular, sigue un proceso iterativo en el que el alcance se amplía con el tiempo. Es posible que ya lo sepas. “El desarrollo del juego avanza con verdadero éxito. El uso de horas extra es totalmente opcional y está restringido a ciertos equipos. Hacemos encuestas periódicas entre la plantilla para calibrar cómo se siente la gente con sus carreras, y los resultados más recientes son los más optimistas que hemos visto en muchos, muchos años.”

Según la política de Blizzard, trabajar horas extras es totalmente opcional. Blizzard ha ofrecido una serie de incentivos a sus empleados, además de la compensación habitual por horas extraordinarias, para convencerles de que trabajen más horas. Por ejemplo, cualquier empleado que realice una jornada laboral de 10 horas o más gana un vale de 25 dólares de DoorDash para pagar algo de comida para llevar mientras trabaja.