Android Auto 8.0 llega sin la actualización que todos esperaban

Jesús Sánchez, 25 agosto 2022

Muchos usuarios llevan esperando un año pacientemente que Google actualice Android Auto. Google hizo el anuncio durante el I/O en primavera, después de que una filtración del otoño anterior revelara una interfaz de usuario de pantalla dividida. No se encuentra en ninguna parte a medida que se acerca el fin de semana del Día del Trabajo, que marca el final del verano y la temporada alta de viajes para el verano. Una nueva actualización para Android Auto está empezando a desplegarse, pero los conductores no deben hacerse ilusiones.


El lanzamiento de Android Auto 8.0 parece ser el momento ideal para actualizar la interfaz “Coolwalk” de este año. Es redondo. Como estamos acostumbrados a anticipar un aumento en el número de nuevas características y mejoras con cada redondeo sucesivo del número de la versión, anticipamos más de Android 13 que de 12.1. Aunque la versión 8.0 de Android Auto es esencialmente la continuación de Google de la versión 7.9 de Android Auto, algunos usuarios pueden anticipar grandes cambios.

Según 9to5Google, Google lanzará Android Auto 8.0 sin la función “Coolwalk” ni ninguna otra mejora en el diseño. Después de un año muy tumultuoso para la plataforma, lo más probable es que esta versión contenga parches de errores. Después de probarla, no he detectado ninguna alteración o nueva función añadida. Sólo podemos esperar que esta actualización no sea más que algunos retoques entre bastidores o la preparación de próximos cambios.

En mayo, Google presentó su interfaz de usuario rediseñada y prometió que estaría disponible en los coches antes del verano, presumiblemente antes de las vacaciones que implican la conducción. Una vez que esté lista, Google podría activar “Coolwalk” para los conductores mediante una actualización del lado del servidor para que esté disponible. Esta última actualización no es para nada lo que hemos estado anticipando durante todo el verano.

El drama de Android en los automóviles continúa. Tras varios retrasos y pantallas en blanco, Google desactivó Android Auto en las pantallas de los teléfonos. Los conductores se quedaron con el Modo Asistente de Conducción, que es un servicio deficiente al que le faltan funciones esenciales. Mientras Apple trabaja en la próxima generación de su tecnología CarPlay, Google tiene que intensificar su juego. La capacidad de pantalla dividida en el coche para los dispositivos iOS está disponible desde 2013.