Volkswagen anuncia inversión de 20.380 millones de dólares para construir sus propias baterías para vehículos eléctricos

Izan Gutiérrez, 9 julio 2022

Volkswagen ha anunciado que invertirá 20.380 millones de dólares en la fabricación de baterías para vehículos eléctricos, una medida que, según la compañía, creará 20.000 puestos de trabajo. El fabricante de automóviles creará una nueva empresa llamada Power Co para supervisar el vasto esfuerzo, ya que VW se esfuerza por asegurar suficiente capacidad, materiales y suministros para impulsar sus ambiciones de vehículos eléctricos.

Power Co gestionará toda la cadena de suministro de baterías de VW, desde la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías hasta la extracción de las materias primas y el reciclaje al final de su vida útil. La noticia se anunció en una ceremonia de colocación de la primera planta de baterías de la empresa en Salzgitter, una ciudad de la Baja Sajonia alemana.

“El negocio de las baterías es una de las piedras angulares de nuestra estrategia del Nuevo Automóvil, que convertirá a Volkswagen en un proveedor líder de la movilidad sostenible e impulsada por el software del mañana”, dijo el consejero delegado de VW, Herbert Diess, en un comunicado. “Establecer nuestra propia fábrica de células es un megaproyecto en términos técnicos y económicos. Demuestra que estamos trayendo a Alemania la tecnología punta del futuro”.

El año pasado, VW desveló sus planes de construir seis plantas de producción de baterías en Europa para 2030, incluyendo la instalación de Salzgitter y una en Skelleftea (Suecia). Una tercera planta se establecerá en Valencia (España), y la cuarta fábrica tendrá su sede en Europa del Este. La empresa también está estudiando planes para construir futuras gigafactorías en Norteamérica. Las plantas tendrán finalmente una capacidad de producción de 240 gigavatios-hora al año.

A partir de 2023, VW tiene previsto poner en marcha un nuevo diseño unificado de celdas prismáticas de sus baterías que se instalará en todas las marcas del fabricante de automóviles. El objetivo es que este diseño unificado de celdas alimente hasta el 80% de los vehículos eléctricos de VW en 2030. VW también tiene contratos con otros dos grandes productores de baterías, Samsung y CATL. Además, la empresa respalda a QuantumScape, una nueva empresa con sede en San José (California) que está trabajando en baterías de estado sólido más eficientes desde el punto de vista energético.

VW no es el único fabricante de automóviles que ve la integración vertical como un componente clave para el éxito de los vehículos eléctricos. Ford está construyendo tres nuevas plantas de baterías que, según dice, tendrán una capacidad de producción de 129 GWh al año. General Motors está planeando cuatro nuevas fábricas de baterías en Estados Unidos con LG Chem para una capacidad anual total de 140 GWh. Stellantis está construyendo una planta de baterías de 2.500 millones de dólares en Indiana, y Hyundai y Toyota también han anunciado planes de producción de baterías en Estados Unidos.

VW, que es el segundo fabricante de automóviles del mundo por volumen, se ha topado con vientos en contra en su cambio a los vehículos eléctricos. Diess dijo recientemente que la empresa estaba “básicamente agotada en cuanto a vehículos eléctricos en Europa y Estados Unidos para este año”, lo que significa que cualquiera que espere conseguir un vehículo eléctrico de VW, Audi o cualquiera de las otras marcas del grupo puede tener que esperar hasta 2023, mientras la empresa intenta sortear la escasez de chips y los problemas de producción derivados de los cierres de COVID en China.