Tesla utilizará el quinto supercomputador del mundo para mejorar su sistema de conducción autónomo

Izan Gutiérrez, 25 junio 2021

En Cecotec (gran marca española de gadgets y pequeño electrodoméstico) están tirando la casa por la ventana y tienen ofertas en todos sus productos de más del 60%. ¡Corre que vuelan!

Quiero ver las mejores ofertas de Cecotec

Como ya sabrás, Tesla es una de las compañías que está a la vanguardia de los sistemas de autoconducción. En la actualidad, los coches de Tesla utilizan cámaras, radares y sensores LiDAR para recopilar datos que ayuden al sistema a navegar de forma segura, pero el fabricante de coches planea ahora sustituirlos por un sistema de visión exclusiva con cámaras y un potente superordenador que aloja una red neuronal.

Recoger datos para un sistema de autoconducción utilizando sólo cámaras en lugar de radares, LiDAR y otros componentes puede parecer inferior, pero este enfoque tiene algunas ventajas. Al reducir la cantidad de tecnología que se introduce en el vehículo, se reducen proporcionalmente otras dos cosas: los costes y el peso.

Además, está el argumento de Elon Musk sobre la visión frente al radar: “Cuando el radar y la visión no se ponen de acuerdo, ¿a cuál crees? La visión tiene mucha más precisión, así que mejor duplicar la visión que hacer una fusión de sensores”. Luego añadió que la visión también es más rápida que el radar y el LiDAR, y concluyó que, a medida que “el procesamiento de la visión mejora, deja muy atrás al radar”.

Para el host de la red neuronal, Tesla utilizará un sistema llamado Dojo. El sistema aún está en desarrollo, pero durante el CVPR 2021, el jefe de IA de Tesla, Andrej Karpathy, reveló el prototipo de sistema que finalmente será sustituido por Dojo. El prototipo de última generación de Dojo tiene 5.760 GPUs que proporcionan hasta 1,8 EFLOPS (exaFLOPS) y está equipado con 10PB de almacenamiento NVMe y una conexión de 1,6 TB/s. Según Karpathy, este sistema debería situarse en el quinto puesto de la lista de superordenadores TOP500.

En cuanto al coche, cada uno de ellos estará equipado con ocho cámaras capaces de recoger imágenes a 36FPS. Las imágenes recogidas se enviarán al superordenador, donde se procesarán a una velocidad equivalente a la de un conductor humano.

En comparación con los humanos, el sistema ofrecerá ventajas como una conciencia de 360º, mejores tiempos de reacción y una entidad no distractiva que controla el coche. Karpathy también mencionó algunos casos en los que el sistema entrará en acción, como la frenada de emergencia para evitar el atropello de un peatón y el aviso a los conductores sobre los semáforos.

Aunque todavía falta la parte de la red neuronal, Tesla ya ha dejado de equipar los coches Model Y y Model 3 fabricados en Norteamérica con radares LiDAR. Al parecer, la mayor parte del trabajo del nuevo sistema de autoconducción de Tesla lo realizan las cámaras, por lo que la falta de la red neuronal no es crucial para que funcione con precisión.

Está claro que este sistema será más barato, pero surjen algunas dudas sobre su superioridad. Por ejemplo, ¿qué ocurrirá en condiciones de difícil visibilidad? En esas situaciones, el radar puede suponer una ventaja.