Mercedes quiere que los compradores de VE se acostumbren a las funciones de pago

Rubén Castro, 12 mayo 2023

Ya han comenzado las ofertas de verano de AliExpress con ofertas de hasta el 70% en los mejores productos y cupones de descuento:

  • ESSS04: 4€ de descuento con EUR29 de compra mínima
  • ESSS08: 8€ de descuento con EUR59 de compra mínima
  • ESSS12: 12€ de descuento con EUR89 de compra mínima
  • ESSS18: 18€ de descuento con EUR129 de compra mínima
  • ESSS25: 25€ de descuento con EUR179 de compra mínima
  • ESSS40: 40€ de descuento con EUR269 de compra mínima
  • ESSS80: 80€ de descuento con EUR499 de compra mínima

Ver las mejores ofertas

Las empresas automovilísticas quieren ganar miles de millones cobrando cuotas recurrentes por las características de sus vehículos, algunas de las cuales están físicamente presentes en el momento de la compra. De momento, la mayoría de los consumidores no muerden el anzuelo, pero eso no significa que esta tendencia vaya a desaparecer pronto. En el caso de Mercedes, está dispuesta a ajustar los precios en pequeños pasos hasta que caigan en la trampa suficientes clientes como para considerarla una estrategia de éxito.

El año pasado, BMW se sumó a la lista de empresas automovilísticas que persiguen la tendencia de ofrecer diversas comodidades tras un muro de pago. La empresa quería sacar más dinero a los clientes de algunos países por funciones opcionales como los asientos calefactados, el asistente de luz de carretera o el volante calefactado, así que decidió cobrar cuotas mensuales por ellas. Notablemente, esto fue solo unos pocos años después de un intento fallido de convencer a los fans de BMW de pagar por usar Apple CarPlay.


Mientras que los fabricantes ven esto como una gran manera de mejorar su cuenta de resultados, los consumidores no están exactamente encantados con la idea de pagar más por características que ya están instaladas en el momento de comprar su vehículo. Empresas como Mercedes han llegado incluso a pedir 1.200 dólares anuales para desbloquear el “pleno rendimiento” de sus vehículos eléctricos de lujo EQ con lo que es esencialmente una actualización de software.

Resulta que los compradores de Mercedes no se apresuran a pagar más por una pequeña mejora de un coche que cuesta más de 100.000 dólares. Aun así, la compañía no se da por vencida y ha optado por ajustar la estructura de precios de la llamada función “Acceleration Increase”.

Para los propietarios de la berlina AWD EQE 350 y su hermano SUV que quieran más potencia y velocidad, los precios empiezan ahora en 60 dólares al mes por 60 CV, o 600 dólares si se paga anualmente. Quienes hayan adquirido el coche o SUV AWD EQS 450, más caro, tendrán que pagar 90 dólares al mes o 900 dólares al año para obtener 80 CV adicionales. Mercedes ofrece incluso la posibilidad de pagar una cuota única de 1.950 dólares a los propietarios del EQE y de 2.950 dólares a los del EQS para desbloquear la función de forma permanente.

Esto puede parecer una locura para muchos, y una encuesta reciente de AutoPacific confirma que la mayoría de los consumidores no están dispuestos a pagar una cuota de suscripción por extras.

El año pasado, un estudio de Cox Automotive reveló que algunas personas pagarían por funciones de rendimiento del vehículo si tuvieran un precio razonable (entre 20 y 25 dólares al mes). Sin embargo, el 92% de los encuestados opinaba que características como los asientos calefactados y refrigerados deberían estar incluidas en el precio de compra del coche.

Dicho esto, empresas como General Motors, Stellantis y Ford creen que el software para coches y las funciones por suscripción pueden generar más de 20.000 millones de dólares de ingresos anuales de aquí a 2030. Tendremos que esperar para verlo, pero una cosa es segura: una creciente comunidad de piratas informáticos sigue encontrando formas de burlar los bloqueos de software de algunas funciones de pago de los coches BMW, y es sólo cuestión de tiempo que puedan hacer lo mismo con cualquier vehículo que tenga cortafuegos de pago.

Rubén Castro

Redactor

Apasionado de explorar y diseccionar lo último en tecnología. Tengo mucha experiencia en el mundo de los ordenadores y el gaming, aunque también me gustan todos los tipos de gadgets.

Consentimiento