Análisis del PocketBook InkPad Lite el eReader económico de 9,7 pulgadas

Rubén Castro, actualizado a 25 noviembre 2021

En Cecotec (gran marca española de gadgets y pequeño electrodoméstico) están tirando la casa por la ventana y tienen ofertas de hasta el 60% en muchos de sus productos. ¡Corre que vuelan!

Quiero ver las mejores ofertas de Cecotec

PocketBook InkPad Lite

✓ Dimensiones: 236,2 × 173 × 7,9 mm
✓ Peso: 364 gramos
✓ Pantalla: 9,7 pulgadas E Ink Carta HD, 1200 × 825 píxeles (150 ppp)
✓ Resistencia al agua: no
✓ Procesador: 2×1 GHz
✓ RAM: 512 MB
✓ Almacenamiento: 8 GB, ampliable con microSD
✓ Conectividad: Wi-Fi, USB-C
✓ Autonomía: 2200 mAh, 4 semanas
✓ Formatos compatibles: ACSM, CBR, CBZ, CHM, DJVU, DOC, DOCX, EPUB, EPUB(DRM), FB2, FB2.ZIP, HTM, HTML, MOBI, PDF, PDF (DRM), PRC, RTF, TXT, JPEG, BMP, PNG, TIFF, MP3, OGG
✓ Otros: G-sensor, sensor de funda

Me gusta

  • Pantalla de 9,7 pulgadas
  • Perfecto para cómics y PDF
  • Compatible con EPUB y DRM Adobe
  • Sistema operativo muy abierto y configurable
  • Bastante económico para tratarse de un eReader grande

No me gusta

  • La posición y tamaño de los botones físicos podría ser mejor
  • La pantalla tiene menor resolución (150 ppp) de lo habitual

Diseño

El Pocketbook InkPad Lite es un nuevo lector electrónico dedicado de 9,7 pulgadas. El tamaño de la pantalla es su característica más destacada, ya que en la actualidad es el único dispositivo (fuera de China) con esas dimensiones. Además de eso, tiene un precio realmente competitivo. En el mercado occidental existen otros eReaders grandes (no muchos) de 10, 10,1”, 10,3”, etc., pero sus precios suelen ser exorbitados.

A la izquierda un Kindle Paperwhite de 6 pulgadas, en el medio un PocketBook InkPad Color de 7,8 pulgadas y a la derecha el InkPad Lite de 9,7 pulgadas
La mayoría de lectores electrónicos del mercado suelen tener una pantalla de 6 pulgadas. Esto no es casualidad. Por un lado, nos ofrecen la comodidad de llevar un dispositivo más bien pequeño, y por otro, al precio. Sin embargo, a mucha gente las 6 pulgadas se les quedan muy pequeñas para poder leer el texto de manera cómoda.

El diseño del InkPad Lite es bastante clásico por lo que más impresiona a primera vista es su tamaño. Mide 236,2 × 173 × 7,9 mm y tiene el peso que se le presupone, unos 364 gramos. Hubiese agradecido que fuese un poquito más ligero para hacer más cómodo el agarre con una mano, aunque siendo un dispositivo tan grande hay muchas formas de sujetarlo y siempre es más cómodo utilizar las dos manos.

En la parte frontal tenemos unos marcos negros con un tamaño adecuado para poder reposar el dedo. Lo malo es que el acabado mate suave del plástico hace que las marcas de los dedos se vean con facilidad. En el marco derecho tenemos 4 botones situados en vertical: encendido (y menús cuando estamos leyendo), paso de página hacia delante, paso de página hacia atrás y home.

Los botones son bastante grandes, siendo los de paso de página aún más grandes, cada uno tiene 4,4 cm de largo. Por un lado, esto es bueno, porque son fáciles de localizar incluso sin mirar al lector. Por otro lado, es malo para la gente como yo, que a menudo sostiene el lector con la mano derecha. Muchas veces, cuando recojo el lector de la mesa, pulso involuntariamente algo y luego tengo que preguntarme si, por ejemplo, he cambiado la página hacia delante o hacia atrás.

Los botones no son malos, pero creo que podrían ser mejorables fácilmente

El segundo problema con el tamaño del lector y los botones es el cambio de páginas si se tiene el lector en una mano (por cierto, es más cómodo de sostener con ambas manos debido a su tamaño y peso). En esta situación, mi pulgar queda cerca del botón de volver a la página anterior y no puedo alcanzar el botón de pasar a la siguiente página. Afortunadamente, esto se puede solucionar reprogramando los botones en el menú de configuración del lector.

Por último, muchas veces, leyendo a oscuras, me equivoco intentando pasar de página y en vez de ir hacia delante voy hacia atrás. Quizás si la textura de los botones fuera diferente o si tuviesen alguna marca, no me confundiría tanto. El resultado es que la mayoría de las veces paso de página utilizando gestos en la pantalla, mientras que solo cuando hay luz ambiente utilizo los botones.

También cuenta con un sensor de posición (giroscopio) que nos permite leer poniendo el eReader en horizontal. La rotación automática del texto no es tan rápida como hubiera un móvil o una tablet, pero está bastante bien para un eReader. Eso sí, la rotación no permite hacer un giro de 180 grados y tener los botones en el marco izquierdo. Solo sirve para la posición normal y horizontal.

En el lateral derecho tenemos todas las conexiones y un pequeño led blanco que indica el estado del lector. En cuanto a conexiones, tenemos un puerto USB-C que sirve para cargar el eReader y para meter eBooks si lo conectamos al ordenador. También tenemos un puerto microSD que nos permite ampliar el almacenamiento (hasta 128 GB)

En la parte trasera tenemos una cubierta gomosa con textura muy agradable al tacto y que facilita el agarre. La calidad de construcción del eReader en general parece ser bastante buena, aunque hay algunos detalles que son mejorables. Por ejemplo, la cubierta de atrás tiene zonas que se notan un poco huecas a la presión. No es nada grave, pero se hubiese conseguido un feeling más premium si esas zonas fuesen más duras.

Pantalla

El PocketBook InkPad Lite está equipado con una gran pantalla E INK Carta HD de 9,7 pulgadas. Esto se traduce en una diagonal de 24,63 cm lo que facilita la lectura, por ejemplo, de archivos en formato PDF, que suele ser difícil de adaptar a pantallas más pequeñas. La pantalla más grande también significa un menú más grande, que es más fácil de usar para aquellos con problemas de visión.

El punto más débil de la pantalla es su densidad de 150 ppp. Su resolución de 1200 × 825 píxeles en una pantalla tan grande dan como resultado una densidad de píxeles inferior al estándar convencional de 300 ppp. Si miramos con detalle, podemos ver como las letras tienen un nivel de nitidez menor que en otros dispositivos, sin embargo, no creo que sea un problema importante para la mayoría de gente ya que a distancias normales esta diferencia no se aprecia apenas. Y, con este tamaño, el InkPad Lite está pensado para usarse con texto a mayor tamaño. Vamos, que leyendo normal a distancias habituales la diferencia de densidad no se aprecia. El texto se ve nítido a la hora de leer.

El fondo por defecto de la pantalla del InkPad Lite tiene un ligero tono grisáceo, pero es bastante clara por lo que el contraste es bastante bueno. La definición no es excelente, pero no suele molestar leyendo texto normal

El PB Lite cuenta con iluminación de pantalla para poder leer por la noche o en condiciones de poca luz. Tenemos luz blanca normal, pero también luz ámbar (SMARTlight) que sirve para reducir la exposición a la luz azul antes de irnos a dormir. Para controlarlo tenemos dos barras deslizantes: una controla el brilla y la otra el nivel de luz naranja. También podemos dejarlas en automático, aunque por defecto no me gusta su comportamiento. Si queremos podemos configurarlo en los ajustes, aunque yo suelo dejarlo en manual y me gusta poner el nivel de brillo alrededor del 60% y el SMARTlight rondando el 30%. A partir de ahí con un ligero ajuste lo tengo perfecto en todas las condiciones de iluminación.

Detalle de la iluminación, en la realidad se nota más homogénea que en la imagen

La iluminación de la pantalla es bastante uniforme. La excepción es la zona más brillante cerca del marco en la parte inferior de la pantalla. La diferencia es perceptible, pero no molesta. Eso sí, tenemos más de 20 leds para que el foco de luz sea suave y no se noten los leds individuales.

Software y lectura

En el interior tenemos un procesador de doble núcleo a 1,0 GHz, 1 GB de RAM y 8 GB de almacenamiento interno. Como hemos visto, si quieres aumentar el almacenamiento con una tarjeta microSD. Según la web en español, podemos utilizar tarjetas de hasta 32 Gb, aunque creo que en realidad admite tarjetas de hasta 128 GB.

No son unas especificaciones espectaculares precisamente, pero PocketBook utiliza una versión de Linux bastante liviana que hace que el InkPad Lite se desenvuelva con soltura entre los menús. A día de hoy, hay algunos lectores más rápidos en este aspecto (buscando y abriendo libros), pero el InkPad Lite es lo suficientemente rápido para un uso normal. Además, este sistema operativo ayuda a preservar la vida de la batería, porque no hay procesos de fondo que se ejecutan. También es muy estable y rara vez se bloquea.

La interfaz de uso es cómoda y la barra de notificaciones permite regular el brillo de rápidamente

La pantalla de inicio principal contiene los libros que estás leyendo. El último libro que hayas abierto tiene una portada muy grande, y los otros que hayas terminado de leer recientemente o que acabes de cargar en tu dispositivo tendrán 3 imágenes de portada más pequeñas. También puedes pasar de página para ver otros libros, sin tener que visitar tu biblioteca. En la parte inferior de la pantalla se encuentra la interfaz de usuario principal, compuesta por la biblioteca, las notas, la tienda, el navegador y las aplicaciones.

Tenemos algunas aplicaciones interesantes, aunque las que más uso son el ajedrez y el sudoku que vienen incluidos. Hay que tener en cuenta que el eReader utiliza Linux, pero no se pueden cargar aplicaciones de Android.

En tu biblioteca es donde se encuentra todo tu contenido y puedes filtrarlo por formatos, autor, fecha y ordenarlo por vista de lista o vista de carátula. Si a algunos de tus libros les faltan las imágenes de la portada, porque los has descargado de Internet, hay un sistema de metadatos que buscará el título y el autor del libro y obtendrá los metadatos correspondientes. Es probable que te encuentres en esta pantalla muchas veces si acabas de comprar y cargar cientos de libros. También puedes pulsar el botón de apagado de un libro en particular para marcarlo como terminado y esto hará que desaparezca de la pantalla de inicio.

También tenemos una sección de Notas que puedes utilizar para apuntar cualquier cosa con el dedo o con un lápiz táctil capacitivo. Hay 6 tonos de gris diferentes, incluidos el blanco y el negro, que pueden utilizarse para contrastar. Puedes hacer varias páginas o eliminar páginas, los archivos se almacenan en tu e-reader y se pueden exportar como PDF o PNG. El sistema de toma de notas es muy básico, pero también es compatible con los PDF que estemos leyendo por lo que podemos crear notas en los PDF e incluso interactuar con el texto (subrayar, marcar, etc.).

Aunque es grande, el grosor es muy contenido

La tienda de Pocketbook está creciendo mucho, pero aún le queda mucho para estar a la altura de la tienda de Kindle. Por ejemplo, aun teniendo el lenguaje del eReader en español, en la tienda todos los libros que aparecen al principio son en inglés y tenemos que filtrar varios niveles para ver algún libro en español. Además, el catálogo de libros es bastante más reducido que otras alternativas.

Lo bueno es que una de las principales ventajas de la marca PocketBook es el gran número de formatos digitales compatibles. Podemos leer manga y cómics con CSM, CBR o CBZ. Podemos leer libros electrónicos en los formatos DJVU, DOC, DOCX, EPUB, EPUB(DRM), FB2, FB2.ZIP, HTM, HTML, MOBI, PDF, PDF (DRM), PRC, RTF y TXT. Y tenemos una serie de diccionarios Abby Lingvo cargados y podemos descargar opcionalmente hasta 24 idiomas adicionales.

La pantalla se ve bien incluso de lado

Gracias a esta compatibilidad, podemos meter libros de otras fuentes en el InkPad Lite con mucha facilidad. Podemos utilizar el cable USB-C, Send to PocketBook, Dropbox o la nube de PocketBook (PocketBook Cloud). Yo suelo utilizar esta última y así tengo los libros, el progreso, el subrayado y las notas sincronizados en todos los dispositivos que utilizo.

Me gusta mucho el software de Pocketbook. Es muy fácil configurar el Wi-Fi, añadir la información de tu cuenta de Adobe Digital Editions para cargar libros electrónicos que hayas comprado en otras tiendas. También puedes cargar libros de la biblioteca que hayas descargado en tu PC desde Overdrive o Hoopla.

Por supuesto, el lector puede utilizarse libremente sin necesidad de conectarse a Internet, iniciar sesión o registrarse. Sin embargo, la conectividad Wi-Fi resulta muy útil para aprovechar al máximo sus capacidades como enviar archivos al lector con Send-to-PocketBook, la sincronización con la unidad de red de Dropbox o PocketBook Cloud.

En cuanto a la experiencia de lectura pura, lo primero que hay que destacar es que una pantalla de este tamaño puede mostrar casi el doble de texto en una página en comparación con los dispositivos clásicos de 6 pulgadas y hace que leer sea aún más cómodo si se elige un tamaño de letra más grande.

Comparación entre un eReader de 6 pulgadas y el InkPad Lite de 9,7 pulgadas

Podemos ajustar el tamaño de letra con las opciones (pulsando en mitad de la pantalla) o pellizcando la pantalla haciendo zoom. Esta última forma es muy cómoda y hace que sea más intuitivo seleccionar el tamaño perfecto.

Por defecto, el eReader viene con unas 50 fuentes diferentes precargadas, pero también puedes instalar las tuyas propias. Por supuesto, como cualquier lector electrónico, puedes ajustar los márgenes y las fuentes.

Si resaltas una palabra en particular, puedes buscarla en el diccionario, buscarla en Google o hacer una nota. Si estás leyendo un libro sin DRM, puedes tomar notas con un teclado o un lápiz. Los archivos PDF también funcionan de la misma manera, excepto que puedes dibujar sobre ellos con el lápiz, incluso hacer resaltados.

El paso de página en ficheros EPUB es muy rápido, a la altura de cualquier otro lector de gama alta. De hecho, me parece que PocketBook InkPad Lite funciona un poco más rápido que los modelos anteriores. Quizá se deba a las mejoras del software, o quizá influya la menor cantidad de información que hay que procesar en la pantalla (menor resolución). En cualquier caso, tengo la impresión de que se inicia un poco más rápido, convierte las páginas, cambia la forma de mostrar el texto (por ejemplo, el tamaño de la fuente).

Un lector con una diagonal de casi 25 centímetros, un tamaño cercano a una hoja A4 (diagonal de 35,9 cm), es el dispositivo ideal para consumir contenido PDF como publicaciones científicas, revistas, libros, cómics, etc. Temía que la resolución de la pantalla no fuera suficiente para leer cómodamente este tipo de documentos, pero debo decir que el lector me sorprendió gratamente.

Los cómics se ven de maravilla en una pantalla tan grande

Podemos cargar ficheros muy grandes y el rendimiento se mantiene bastante bien. El paso de página es un poco más lento que los EPUB, pero no se atranca como otros eReaders. Las páginas de los cómics cambian con bastante velocidad. El ajuste de zoom sí es un poco lento, pero con el tamaño del lector no suele ser un problema. Yo lo que hago es ajustar el zoom en la primera página del libro en PDF y luego ya solo tengo que pasar de página porque el zoom y la posición se conserva.

En cuanto a los diccionarios, tras seleccionar una palabra y elegir el primer icono de la derecha en el menú (pantalla de la izquierda), la traducción aparece en una ventana (pantalla de la derecha). La velocidad y los resultados son inferiores a los Kindle (los reyes en este aspecto), pero funcionar funcionan.

Por último, el InkPad Lite monta una batería interna de 2.200 mAh que proporciona una autonomía de unas 4 semanas con un uso normal (brillo nivel medio y 1,5 horas de lectura al día).

Opinión

El PocketBook InkPad Lite es un eReader grande (9,7”) de precio reducido. Y es que su PVP es de 269 euros, muy inferior a otros eReaders grandes de la competencia que suelen rondar los 500 euros.

Como su nombre indica, InkPad Lite es una versión “reducida” del lector y no encontraremos en él ninguna función adicional, más allá de las básicas. Por ejemplo, no cuenta con resistente al agua y carece de la función de reproducción de audiolibros. Pero como podemos ver, se trata de características de las que podemos prescindir en un lector así.

En definitiva, el Lite no carece de nada imprescindible y ofrece una experiencia de lectura excelente. El tamaño de pantalla permite ver cómics, libros técnicos, etc. de manera cómoda o leer libros tradicionales con un tamaño de fuente mucho mayor (para la gente con problemas de visión). La menor resolución de pantalla se puede apreciar, aunque no supone ninguna pega en la mayoría de usos.

Si estás interesado en un lector con pantalla grande que no sea una tableta, en principio no hay muchas opciones. Y, desde luego, no hay opciones tan económicas como el InkPad Lite.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
PocketBook InkPad Lite
Ver precio