Cómo mejorar el rendimiento de Windows 10

Rubén Castro, 25 abril 2022

No te pierdas las ofertas de los Días Naranjas de PcComponentes!!! Muy buenas ofertas en informática, móviles, electrodomésticos y mucho más...

Ver ofertas

Hacer que Windows 10 funcione más rápido no es difícil. Solo necesitas algunos consejos y trucos sencillos. Este artículo cubre varios métodos para hacer que Windows 10 sea más rápido y mejorar su rendimiento.

Hay tres categorías generales para optimizar el rendimiento de Windows 10:

  • Ajustes del sistema operativo
  • Optimización de software
  • Sustitución o eliminación de aplicaciones
Por supuesto, también podemos acelerar el sistema operativo con mejoras de hardware, como comprar más RAM o invertir en un SSD, pero esas cuestan dinero, así que vamos a omitirlas.

Como mejoras la velocidad del sistema operativo Windows 10

1. Activar el modo de juego

La última versión de Windows 10 tiene la característica conocida como Modo Juego. Lamentablemente, no hay forma de funcionar perpetuamente en el Modo Juego, pero puedes activarlo pulsando la tecla Windows + G. Sin embargo, primero debes habilitar el Modo Juego.

Para activar el Modo Juego abre Configuración > Juegos y elige Modo Juego. Y activa el interruptor de Modo Juego.

Se supone que solo se utiliza para los juegos, pero puedes activarlo siempre. Es especialmente útil si tienes muchas aplicaciones en segundo plano que están arrastrando un programa que consume muchos recursos.

El Modo Juego sólo mejora el rendimiento de los juegos en unos pocos puntos porcentuales. Aun así, algunos experimentarán un aumento de rendimiento mayor que otros. La reducción del número de aplicaciones en segundo plano puede mejorar tu rendimiento donde ningún otro truco podría ayudar. En teoría, el Modo Juego puede funcionar dentro de cualquier aplicación que utilice la aceleración de la GPU. Por tanto, también debe mejorar el rendimiento en programas como Adobe Premiere.

2. Desactivar los efectos visuales

Desactivar los efectos visuales deshabilitados en algunos sistemas parece tener un gran impacto, especialmente en los ordenadores más antiguos. En el lado negativo, las cosas no se verán tan bien. Aconsejamos dejar activada la opción Suavizar los bordes de las fuentes de la pantalla, ya que ayuda a leer el texto. Windows ofrece una forma muy sencilla de desactivar todas las mejoras visuales.

  • Vaya a Sistema > Configuración avanzada del sistema
  • Elija Opciones Avanzadas en las pestañas de arriba
  • En Rendimiento, elija Configuración
  • Haz clic con el botón izquierdo del ratón en Ajustar para obtener el mejor rendimiento para desactivar todos los efectos visuales.

3. Acelerar el procesador

Puedes modificar la configuración navegando a Opciones de energía en el Panel de control

Windows tiene tres configuraciones predeterminadas para la forma en que su procesador aumenta su frecuencia. Los tres valores predeterminados son Equilibrado, Alto rendimiento y Ahorro de energía.

A veces los fabricantes también incluyen planes personalizados.

Casi siempre es mejor que un portátil utilice los planes Equilibrado o Ahorro de energía, pero Alto rendimiento puede hacer que Windows sea más rápido al cambiar la resistencia de la batería por la energía. Dado que consume la mayor cantidad de energía, también es más apropiado para los ordenadores de sobremesa.

4. Desactivar los programas de inicio automático

Cuando instalas un programa, a veces intenta ejecutarse silenciosamente en segundo plano. Eso está bien para un puñado de programas, pero el impacto en el rendimiento se va acumulando. Si se ejecutan muchos programas de inicio automático, todo el sistema se ralentiza.

Deshacerse del software de inicio no esencial es absolutamente esencial para el rendimiento. Afortunadamente, Windows facilita la eliminación de la mayoría de los programas de inicio automático. Para eliminar las aplicaciones de inicio automático, realice las siguientes acciones:

  • Pulse Ctrl + Mayús + Esc para entrar en el Administrador de tareas de Windows.
  • Seleccione la pestaña Inicio en la parte superior de la pantalla.
  • Desde la pestaña Inicio, puedes eliminar la mayoría de las aplicaciones que se inician automáticamente.
La mayoría de las aplicaciones que existen no necesitan ejecutarse en segundo plano a menos que vengan preinstaladas con el ordenador (e incluso éstas suelen ser bloatware). Desgraciadamente, algunos programas se esconden en otras ubicaciones, pero también puedes encontrar y eliminar los inicios automáticos sigilosos.

5. Administrar Windows Update para mejorar el rendimiento

Windows Update acapara muchos recursos cuando se ejecuta en segundo plano. Por tanto, es recomendable configurarlo para que se ejecute sólo en momentos específicos. Por ejemplo, cuando el dispositivo no está en funcionamiento o en determinadas franjas horarias. Esto significa que el ordenador no empezará a instalar una actualización en medio de una partida.

Para configurar Windows Update para que se ejecute sólo en horas específicas:

  • Escribe Configuración de Windows Update en la barra de búsqueda de Windows y ejecuta la utilidad de configuración.
  • Bajo el título Configuración de actualización, seleccione Cambiar horas activas.
  • Puedes cambiar las horas activas en este menú haciendo clic en Cambiar horas activas. Aconsejamos cambiarlo a un periodo de tiempo en el que el ordenador esté encendido pero no se utilice.
Esta configuración sólo limita las horas durante las cuales Windows instalará las actualizaciones automáticamente. Windows Update seguirá descargando actualizaciones durante esas horas.

6. Desactivar la función de indexación de búsquedas de Windows 10

Cuando buscas un archivo, Windows no escanea todos los directorios de tu ordenador si tienes activada la indexación. La indexación crea un listado de los elementos almacenados en su ordenador y mejora notablemente la velocidad de búsqueda de archivos.

En ordenadores semi-recientes, es mejor no desactivar la indexación. Tiene pocos beneficios. Incluso en un ordenador moderno, desactivar la función de indexación de Windows 10 ralentizará significativamente las búsquedas en la unidad de almacenamiento a cambio de muy poca ganancia de rendimiento.

Por otro lado, si tienes un ordenador muy antiguo, desactivar la indexación de búsqueda ayudará al rendimiento de tu sistema. Para desactivar la herramienta de Índice de Búsqueda de Windows 10:

  • Escriba Índice en la herramienta de búsqueda de Windows y haga clic con el botón izquierdo en Opciones de indexación.
  • Haz clic con el botón izquierdo en Modificar en la parte inferior del menú y desmarca las casillas de todas las opciones que aparecen aquí.

7. Comprueba tu conexión a Internet

Una de las principales causas de la lentitud de la velocidad de Internet no es tu proveedor. Es tu conexión Wi-Fi. Gracias a problemas comunes como la congestión de canales y la superposición de señales Wi-Fi, puede ser difícil conseguir una señal estable si vives en un complejo de apartamentos.

Afortunadamente, la mayoría de los routers ofrecen dos funciones que pueden mejorar la velocidad y la estabilidad de tu conexión. Puedes utilizar una conexión por cable o cambiar el canal de tu router.

Configurar una conexión por cable es sencillo: basta con comprar un cable Ethernet y conectarlo. Cambiar el canal del router, aunque también es fácil, requiere una explicación más profunda.

Utiliza la herramienta de análisis de Wi-Fi de Microsoft para determinar qué canales funcionan mejor para tu equipo y, en segundo lugar, entra en la configuración del router para cambiar el canal.

8. Acelerar Windows con analizadores de almacenamiento y herramientas de limpieza de disco

Tanto las unidades de estado sólido (SSD) como los discos duros (HDD) se ralentizan cuando se sobrecargan de datos. Ambas tecnologías de disco gustan de sentarse alrededor del 50% de la capacidad para un rendimiento óptimo, pero cualquier cosa alrededor del 25% de la capacidad libre está bien.

Una de las mejores aplicaciones para limpiar un disco sobrecargado es WinDirStat. WinDirStat es completamente gratuito, de código abierto y está disponible tanto en versión instalada como portátil.

9. Escáner de malware

Hemos escrito hasta la saciedad sobre el tema de los escáneres de malware por una buena razón: la mayoría de los problemas de rendimiento se originan en los programas maliciosos que se ejecutan en segundo plano. Algunos de los mejores escáneres de malware gratuitos que existen son Malwarebytes, SuperAntiSpyware y ClamWin.

10. Limpiador del Registro

El registro de Windows tiene todos los ajustes para Windows y otros programas. La instalación de software cambia el registro. Sin embargo, a veces cuando se desinstala un programa, no se eliminan esos cambios. Con el tiempo, miles y miles de modificaciones del registro ralentizan el rendimiento del sistema. Un limpiador del registro elimina esos cambios y otros restos de programas desinstalados.

Sin embargo, los limpiadores del registro a veces causan más problemas de los que resuelven. Si bien es posible que el rendimiento mejore un poco, lo más probable es que el sistema operativo se comporte de forma irregular después de ejecutar un limpiador del registro.

El mejor programa para limpiar el registro era CCleaner. Sin embargo, Piriform, el fabricante de CCleaner, sufrió un fallo de seguridad que permitió a los hackers introducir código malicioso en dos versiones de CCleaner, por lo que debemos consultar las últimas noticias y versiones del software para confirmar que se trata de una versión segura.

11. Acelera Windows 10 eliminando las aplicaciones perjudiciales

Muchos usuarios instalan software horrible, pensando que lo necesitan. La mayoría de las veces, se trata de un programa potencialmente no deseado que ralentiza el ordenador. Algunos de los peores infractores son los lectores de PDF, los reproductores de música y vídeo, los navegadores y el software de BitTorrent. Afortunadamente, existen muchas alternativas estupendas. El proceso es sencillo. Primero, desinstalar el software y, segundo, instalar un programa mejor. Aquí tienes algunas alternativas que puedes considerar.

12. Eliminar el Bloatware de Windows 10

La última versión de Windows viene con un número ridículo de apps preinstaladas. No todos estos programas son útiles. Elimínalos con esta guía para desinstalar bloatware de Windows 10.

13.Extensión del navegador User-Agent Switcher para una carga más rápida de las páginas

Mi hack de velocidad favorito es mejorar el rendimiento de tu navegador a través de extensiones. Por ejemplo, la extensión del navegador User-Agent Switcher, le dice a la página web que estás accediendo desde un dispositivo diferente. Un agente de usuario móvil permite a un servidor saber si su equipo es un escritorio rápido o un dispositivo móvil lento. Si un servidor sabe que estás utilizando un ordenador de sobremesa o un portátil, suele cargar más código publicitario y efectos visuales. En otras palabras, se obtiene la versión más lenta de una página web. Utilizando un agente de usuario móvil, puedes decirle al sitio web que te dé una versión de su página que cargue más rápido. Este truco no funciona en todos los sitios web, pero generalmente mejora el rendimiento. Por desgracia, a veces puede provocar un comportamiento extraño en algunos sitios web.