Los precios de las GPU sufren una fuerte caída en China tras las prohibiciones de minería de criptomonedas

Rubén Castro, 25 junio 2021

La semana pasada, Asrock afirmó que los precios de las tarjetas gráficas caerían pronto debido a la caída de la demanda de los mineros en China, mientras que se espera que los envíos de tarjetas AMD mejoren significativamente gracias a las mejoras en la capacidad de fabricación de silicio. Así lo confirma ahora un informe del South China Morning Post que arroja más luz sobre el estado de la minería de criptomonedas en la región.

Los precios de las GPU en China han experimentado una fuerte caída en los últimos días, y el precio medio de venta de modelos como la Asus RTX 3060 ha pasado de 13.499 yuanes (2.090 dólares) a 4.699 yuanes (730 dólares). Incluso las tarjetas gráficas profesionales para estaciones de trabajo, como la Nvidia Quadro P1000, pasaron de 3.000 yuanes (464 dólares) a 2.429 yuanes (376 dólares). Esta tendencia no es tan pronunciada en otras regiones, pero es una gran noticia para los gamers de todo el mundo.

Sichuan era anteriormente el segundo refugio más grande de China para las operaciones de minería de criptomonedas, pero se está convirtiendo rápidamente en lo contrario, ya que las autoridades tratan de tomar medidas enérgicas contra este tipo de actividad. La región, junto con otros centros de minería como Mongolia Interior, Yunnan y Xinjiang, ya han cerrado algunas de las mayores granjas de minería de criptomonedas de China, lo cual es una buena noticia tanto para los entusiastas de las criptomonedas como para los jugadores.

Un factor clave que contribuye a la escasez de tarjetas gráficas es la minería de criptomonedas. La minería de Ethereum, en particular, se ha vuelto menos rentable debido a una combinación de factores, y cómo eso ha empezado a afectar a los precios medios de las GPU, que ahora tienden a la baja después de ver precios récord en mayo.

En los últimos meses, las autoridades chinas han puesto el grito en el cielo a las actividades mineras en todo el país, por lo que varias grandes operaciones se han trasladado al continente americano. Según una empresa de logística de Guangzhou, nada menos que 3.000 kg de equipos de minería están siendo transportados por avión a través del océano hasta Maryland, en Estados Unidos. Otros también están mirando a Texas por su abundancia de energía solar y eólica, así como por sus políticas favorables a las criptomonedas.

En la última semana, la represión china de las operaciones de minería de criptomonedas se ha ampliado a la provincia de Sichuan, donde la energía hidroeléctrica barata había sido un imán para las granjas mineras. Las autoridades locales han pedido a los proveedores de electricidad que investiguen a sus clientes que podrían estar utilizando la energía para la minería, y a 26 operaciones se les ha retirado el enchufe de las granjas mineras durante el fin de semana.

Sin embargo, esto puede ser solo el principio, ya que el Banco Central de China ha pedido a los bancos chinos y a los procesadores de pagos como Alipay que eviten participar en la esfera de las criptomonedas de cualquier forma, desde la apertura de cuentas hasta la facilitación de transacciones y liquidaciones con criptodivisas.