¿Bajarán de precio algún día las GPU?

Rubén Castro, 28 febrero 2023

Ya han comenzado las ofertas de verano de AliExpress con ofertas de hasta el 70% en los mejores productos y cupones de descuento:

  • ESSS04: 4€ de descuento con EUR29 de compra mínima
  • ESSS08: 8€ de descuento con EUR59 de compra mínima
  • ESSS12: 12€ de descuento con EUR89 de compra mínima
  • ESSS18: 18€ de descuento con EUR129 de compra mínima
  • ESSS25: 25€ de descuento con EUR179 de compra mínima
  • ESSS40: 40€ de descuento con EUR269 de compra mínima
  • ESSS80: 80€ de descuento con EUR499 de compra mínima

Ver las mejores ofertas

Tras el periodo de lanzamientos por parte de Nvidia y AMD, las cosas se han enfriado en febrero en el mercado de las tarjetas gráficas. No hay nuevas GPU de las que hablar, ni ofertas especialmente sorprendentes, pero merece la pena echar un vistazo al comportamiento del mercado ahora que se ha calmado un poco, y a lo que podemos esperar en los próximos meses.

Los precios siguen sin bajar desde la pandemia. Se le echó la culpa a la crisis de semiconductores y a las criptomonedas, pero mientras tanto los fabricantes se hincharon los bolsillos. Ahora que esas dos situaciones ya no están tan presentes, los precios siguen sin bajar.


El control de la oferta

Los jugadores quieren que suba la oferta de GPU para que estas GPU inunden el mercado y los precios caigan de la noche a la mañana, pero las empresas intentan gestionar la oferta para que eso no ocurra. Quieren mantener el estrecho equilibrio en el que oferta satisfaga la demanda; de esta manera sus beneficios serán máximos.

De Los fabricantes de GPU también tienen que gestionar su asignación de GPU y obleas entre muchos productos. Por ejemplo, a corto plazo, mientras la demanda de la RTX 4090 ha disminuido, Nvidia puede estar optando por centrarse en la tarjeta RTX 6000 Ada para estaciones de trabajo, recientemente lanzada, que tiene un precio mucho más elevado. Se trata de una gestión de recursos normal. Sin embargo, hay rumores de que Nvidia está restringiendo el suministro de RTX 4090 para que los jugadores se vean obligados a comprar la RTX 4080 en su lugar, que sigue siendo abundante ya que nadie la quiere.

Desde hace meses, la RTX 4080 es fácil de conseguir por su precio recomendado, mientras que la RTX 4090 está prácticamente agotada en algunos países, o su precio es superior al recomendado.

Aparte de los descuentos ocasionales y las ventas flash, la realidad es que los precios de las nuevas GPU no han variado sustancialmente en los últimos seis meses, y el lanzamiento de nuevas tarjetas gráficas -con prácticamente el mismo coste por fotograma que los modelos anteriores- ha hecho poco por agitar el mercado.

Nvidia no ha hecho ningún esfuerzo por rebajar el precio de sus antiguas GPU Ampere a pesar de la relativa debilidad del mercado. La RTX 3070 se ha mantenido por encima de los 500 euros durante los últimos cinco meses, al igual que la RTX 3070 Ti, con un PVPR de 600 euros. La RTX 3050 sigue teniendo un precio terrible de casi 300 euros, cuando no debería superar los 250 euros de PVPR, idealmente menos. La RTX 3060, por primera vez en el último año, está disponible a su PVPR de 330 euros, mientras que la 3060 Ti ha sido el único modelo que diríamos que ha tenido un PVPR realista.

Para los compradores interesados en una GPU de gama media, el panorama es feo y resulta difícil recomendar cualquiera de estas GPU de Nvidia, salvo quizá la RTX 3060 Ti. La mayoría de estas GPU tienen ya varios años, nos acercamos al lanzamiento de los nuevos modelos RTX 40 mainstream en los próximos meses, y AMD ha bajado los precios de sus tarjetas competidoras por debajo del MSRP. A pesar de ello, tarjetas como la RTX 3060 y la RTX 3050 siguen vendiéndose a un ritmo razonable, lo que no augura nada bueno para el mercado general este año: si los compradores que votan con su dinero y dicen que esas tarjetas tienen una aceptable relación calidad-precio, es poco probable que veamos un cambio significativo con nuevos modelos.

En el caso de AMD, los precios también se han mantenido estables en los últimos seis meses, sobre todo en los modelos de gama media con precios inferiores a 400 euros. Los modelos de gama más alta han bajado de precio, ya que AMD ha tratado de eliminar existencias de su serie Radeon 7000, aunque, a diferencia de Nvidia, la mayoría de estas GPU siguen estando disponibles. La única excepción es la 6800 XT, cuyo precio ha fluctuado más de lo habitual. Durante las vacaciones hubo algunas rebajas muy atractivas para este modelo, pero ahora las existencias son más difíciles de conseguir y los precios han subido un poco.

Por su parte, la Radeon RX 7900 XTX ha ido volviendo poco a poco a las existencias, y actualmente se puede comprar por su PVPR, ha bajado unos 300 euros en los últimos dos meses. Si Nvidia está alejando a la gente de su RTX 4090 de gama alta para situarla en la franja de los 1.200 euros, ahí sí que hay competencia por parte de AMD, y sospechamos que muchos compradores estarán más interesados en la 7900 XTX, más barata y con mejor relación calidad-precio, que en la sobrevalorada RTX 4080. Normalmente, las empresas prefieren vender productos más caros sin competencia, por lo que sería un movimiento extraño.

En el mercado actual es más fácil justificar la compra de una GPU AMD. Por ejemplo, la Radeon 6950 XT sigue teniendo un precio razonable de 700 euros y ofrece un mejor coste por fotograma que las RX 7900 XT y XTX, aunque en un nivel de rendimiento inferior. También se podría argumentar a favor de la mayoría de los demás modelos, ya que suelen estar entre los productos con mejor relación calidad-precio del mercado, como las Radeon 6700 XT, 6650 XT, 6600 y 6800 XT.

Sin embargo, también se puede decir que las GPU de AMD tienen el precio que tienen por una razón. El mayor conjunto de características de Nvidia supone un sobreprecio con respecto a una GPU AMD de rendimiento equivalente, aunque creemos que en las categorías de menor rendimiento el rendimiento básico de la GPU es el factor más importante, sobre todo porque el trazado de rayos en una RTX 3060 no es algo que deba importarte demasiado.

AMD también ha cometido algunas meteduras de pata últimamente, como no lanzar un nuevo controlador para la serie Radeon 6000 durante dos meses, lo que dejó a los propietarios de RDNA2 sintiéndose un poco ignorados en lo que respecta al software, un movimiento desconcertante por parte del Team Red.

Precios de las GPU de segunda mano

El mercado de segunda mano también ha visto pocos movimientos de precios como resultado de un mercado plano. Los precios de la RTX 3090 Ti han bajado desde diciembre, pero aparte de eso no hay mucho que sugiera que dentro de unos meses vayas a conseguir una oferta mucho mejor. Sin embargo, el mercado de segunda mano tiene algunas joyas dependiendo de lo que busques…

Por ejemplo, hoy en día nos resulta difícil justificar el gasto de 550 euros en una RTX 3070 nueva, pero puedes conseguir una usada por solo 370 euros, lo que junto con la RTX 3060 Ti a 320 euros resulta tentador si quieres una GPU Nvidia.

La diferencia de coste por fotograma entre Nvidia y AMD se ajusta en el mercado de segunda mano y hace que las opciones de Nvidia sean un poco más atractivas que las nuevas. La serie GTX 16 sigue ofreciendo algo para la gente que tiene menos de 150 euros para gastar, mientras que los modelos Turing también parecen decentes, aunque el rendimiento que ofrecen es cada vez más difícil de recomendar para los últimos títulos AAA.

Las GPU AMD Radeon de segunda mano son a veces más difíciles de recomendar, sobre todo porque si compras algo como una Radeon 6800 XT no ahorrarás tanto en comparación con la compra de ese modelo nuevo. Yo, desde luego, no compraría una tarjeta gráfica de segunda mano por un mero 10% de descuento: querría al menos un 20% para compensar la ausencia de garantía y los posibles problemas. Por ejemplo, la Radeon 6600 usada por sólo 170 euros es una ganga.

También merece la pena considerar la serie Radeon 5000, cuyos precios siguen bajando. La 5700 XT por 164 euros de media es barata, ya que tiene un precio similar a la Radeon 6600 usada mientras que rinde más como una 6600 XT. Pierdes la capacidad de ejecutar trazado de rayos, pero esto no es relevante en una GPU básica.

Conclusión

El mercado general de GPU no ha cambiado mucho en los últimos seis meses. La recepción mediocre de las nuevas tarjetas gráficas, su coste por fotograma similar al de los modelos existentes y sus precios elevados no han movido el mercado. No ha habido presión en los mercados de gama media y básica, por lo que los compradores de ese segmento se han enfrentado a un estancamiento desde mediados de 2022.

Para los compradores de gama alta, tanto AMD como Nvidia han lanzado sus modelos más caros, y las existencias de la mayoría de GPU se están estabilizando en un nivel normal. No cabe esperar mucho movimiento de precios en este sector. Nvidia se mantiene firme en los precios de la RTX 4080 a pesar de los terribles volúmenes de ventas, y los modelos de AMD son demasiado nuevos para empezar a bajar drásticamente de precio.

Como ocurrió el mes pasado, es probable que los dos modelos más demandados -la GeForce RTX 4090 y la Radeon RX 7900 XTX- se mantengan en sus precios máximos durante algún tiempo, salvo una inesperada bajada de precio de la RTX 4080 que provoque una competencia adicional.

Tanto AMD como Nvidia han hablado de la débil demanda de componentes de consumo en sus últimos informes de resultados, y la estrategia por ahora parece mantenerse firme, reducir la oferta para adaptarse a la menor demanda y seguir navegando en la misma dirección.

Rubén Castro

Redactor

Apasionado de explorar y diseccionar lo último en tecnología. Tengo mucha experiencia en el mundo de los ordenadores y el gaming, aunque también me gustan todos los tipos de gadgets.

Consentimiento