Extensor Wi-Fi vs. Router Mesh: ¿Cuál te da la mejor cobertura de red?

Rubén Castro, 23 abril 2022

AliExpress la promoción de los mejores productos de mayor con descuentos de hasta el 72% y códigos promocionales:

Ver las mejores ofertas

Si un solo router no proporciona una cobertura adecuada en toda la casa, es posible que tengas que buscar otras opciones. Un extensor de alcance Wi-Fi suele ser una opción popular porque es barato. Otra opción es instalar una red de routers de malla (mesh) . Si estás confundido entre un extensor Wi-Fi y un router de malla, aquí tienes un rápido resumen de estos dispositivos para ayudarte a tomar una decisión informada.

¿Qué es un extensor Wi-Fi?

Un extensor Wi-Fi es un pequeño dispositivo que se conecta a su red Wi-Fi principal y simplemente repite esa señal. El extensor tiene su propio nombre de emisión, pero simplemente retransmite el tráfico a su router principal. Así, si su router principal está demasiado lejos, puede obtener cobertura conectándose al extensor.

¿Qué son los routers de malla o mesh?

Un sistema de router de malla sustituye a su router actual y, a diferencia de un extensor Wi-Fi, no emite la señal desde un punto singular. En su lugar, las redes de routers de malla suelen tener varios nodos desplegados por todo el edificio. Estos nodos proporcionan cobertura, creando una extensa red inalámbrica que cubre toda la propiedad. Se pueden colocar estos nodos en diferentes habitaciones y confiar en la tecnología inteligente para equilibrar las señales. Uno de los nodos está conectado a la conexión Ethernet física y, a diferencia de los extensores Wi-Fi, todos ellos emiten utilizando el mismo SSID de red, no hay que desconectarse de una red (la del router) para conectarse a otra (la del extensor Wi-Fi).

Ventajas de los extensores Wi-Fi

Posiblemente, la mayor ventaja de utilizar extensores Wi-Fi es que son baratos. En general, los extensores Wi-Fi cuestan entre 15 y 40 euros. Es una solución sencilla y útil que sirve para la mayoría de la gente.

En segundo lugar, los extensores de Wi-Fi suelen ser bastante fáciles de instalar y desplegar. Lo único que hay que hacer es conectarlo y ya está. Sólo tienes que configurarlo a través de tu router principal, y puedes gestionarlo fácilmente a través de ese portal. Es una solución sencilla que resulta ideal si quieres cobertura en un área más pequeña.

Lo bueno de los extensores Wi-Fi es que cumplen bastante bien su función. Si su objetivo principal es deshacerse de los puntos muertos en un espacio de oficina pequeño o en su casa, un extensor de Wi-Fi hará precisamente eso.

Desventajas de los extensores Wi-Fi

La mayor desventaja de los extensores Wi-Fi es que tendrás que cambiar de red manualmente. Dado que el nombre de la transmisión es diferente, tu dispositivo probablemente se quedará con la señal débil hasta que esté completamente fuera del alcance antes de cambiar automáticamente.

Eso significa una conectividad irregular hasta que decidas hacer el cambio tú mismo. Y lo que es más importante, los extensores no son adecuados si vives en una casa grande o necesitas cubrir un espacio con varias plantas.

Tendrás que comprar varios extensores Wi-Fi, y siempre es una molestia configurar varios SSID y cambiar entre ellos. Esto también crea complicaciones a la hora de configurar varios extensores, ya que gestionarlos todos juntos suele ser un poco confuso y tedioso.

Ventajas de los routers de malla

La mayor ventaja que tienen los routers Wi-Fi de malla sobre los extensores de rango típicos es que una sola red cubre toda la propiedad. Obtendrá una cobertura perfecta sin importar dónde se encuentre, y tampoco tendrá que preocuparse por las zonas muertas inalámbricas o por el cambio entre redes.

Otra de las principales ventajas de utilizar routers de malla es que son prácticamente autoconfigurables. El proceso de configuración es sencillo, ya que el punto de acceso detecta automáticamente la configuración de tu red y configura todos los nodos.

También es bastante sencillo si quieres añadir o eliminar nodos. Puedes utilizar el software para añadir fácilmente nuevos nodos o eliminar los existentes. Es un proceso sencillo, visual y de un solo clic que cualquiera puede ejecutar.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la mayoría de los sistemas de malla utilizan tecnologías inteligentes para transmitir el tráfico por toda la casa sin problemas. Por ejemplo, si estás conectado a un nodo concreto en el sótano y no hay conexiones en la primera planta, sólo retransmitirá los paquetes de datos del nodo del sótano. Esto significa velocidades más rápidas, especialmente porque tienen múltiples radios para enviar o recibir información rápidamente.

Desventajas de los routers de malla

Aunque los routers de malla son estupendos, no están exentos de inconvenientes. El precio es la desventaja más importante que tienen los sistemas de malla en comparación con los extensores Wi-Fi. Los routers de malla son bastante caros, a menudo a partir de unos 200 euros. Las variantes más caras para empresas pueden alcanzar fácilmente los miles de euros. Gastar cientos de euros sólo para cubrir unas pocas zonas muertas no es suficiente para mucha gente.

En segundo lugar, el proceso de instalación, aunque fácil, no deja de ser lento. Los routers de malla no son plug-and-play como los extensores Wi-Fi. Tendrás que colocar estratégicamente cada nodo en toda la casa, lo que suele implicar taladrar o colocar el router en la pared con una solución adhesiva.

Extensores Wi-Fi frente a routers de malla: ¿Cuál es mejor?

Si el precio no es una preocupación, entonces las redes de routers de malla modernas son definitivamente el camino a seguir, especialmente porque ahora hay muchas opciones excelentes disponibles.

Si quieres cobertura en un área más amplia y no quieres preocuparte por las caídas de señal aleatorias, desplegar una red de malla es ideal. Cuestan un poco más por adelantado, pero las ventajas superan con creces los inconvenientes, sobre todo a largo plazo.

Consigues una conectividad estable, una red inalámbrica sin fisuras y una red muy modular que se adapta a tus necesidades. Tampoco tienes que preocuparte de hacer concesiones en cuanto a la velocidad a medida que te desplazas por la casa.