Recuperando ficheros borrados con Remo Recover Media Edition

Rubén Castro, 30 julio 2019

Es probable que más de una vez hayas eliminado algún archivo de tu disco duro por equivocación. La mayoría de las veces no es muy importante y con un par de búsquedas en internet lo volvemos a conseguir, sin embargo, hay veces que eliminamos algún otro que es mucho más importante; ya sea un trabajo que nos ha llevado mucho tiempo realizar o una foto con carácter sentimental.

Como ya sabrás, cuando borramos un archivo, en realidad no se suele borrar del disco duro. Lo que sucede realmente es que el sistema operativo marca como que esas celdas de memoria están vacías y que se puede escribir en ellas. Pero la información sigue estando ahí hasta que en algún momento se sobrescribe con la información de otro fichero.

A nivel de hardware, un archivo se compone de cosas: (1) los metadatos o datos administrativos y (2) los bloques de memoria que constituyen el archivo real. Los metadatos incluyen el nombre, la lista de los bloques de disco que constituyen el archivo, la última vez que se accedió, los derechos de usuario, etc.

Cuando se borra un fichero de manera normal, se borran los datos administrativos; mientras que los bloques de memoria que contenían los datos del fichero se devuelven al pool de bloques libres. Los datos, en sí, no se borran y permanecen en el disco hasta que los bloques se asignan a otro fichero que los sobrescribe.

Ese funcionamiento tiene una implicación muy importante: podemos recuperar los archivos borrados.

Eso significa que borrar o formatear un disco duro, un móvil o un pincho USB no es un método seguro para borrar de manera segura datos privados. Hay otros métodos de borrado seguro que a la vez que se borran los datos administrativos se sobrescriben los bloques de memoria para borrar definitivamente los datos. Es un borrado más lento y que solo suele hacerse al eliminar datos confidenciales.

Entonces si hemos “borrado” un fichero, pero aún no hemos escrito nada sobre él, lo podremos recuperar en la mayoría de las ocasiones.

Para ello hay que usar programas especializados que se encargan de revisar tanto los metadatos o datos administrativos como los bloques de memoria que constituyen el archivo real; y de esta manera son capaces de recuperar archivos borrados.

Hoy vamos a probar uno de los programas con mejor fama: Remo Recover en su versión para Windows.

Características

El software Remo Recover utiliza la técnica que acabamos de ver para recuperar ficheros originales en multitud de situaciones diferentes:

  • Eliminación accidental de archivos (Shift + Delete en Windows o Cmd + Del en Mac).
  • Archivos eliminados al vaciar la Papelera de reciclaje.
  • Archivos que se borran al pasar de un dispositivo de almacenamiento a otro (al mover en vez de copiar).
  • Restablecer el dispositivo a la configuración de fábrica (móviles).
  • Manejo inadecuado (expulsión incorrecta de HDD o extracción de la tarjeta SD mientras la cámara está encendida, apagado inesperado del sistema, reinstalación o actualización del sistema operativo Windows / Mac…).
  • Virus informáticos o malware que causan la eliminación de archivos.
  • Formateo accidental de la tarjeta SD (cámaras, teléfonos, etc.). Solo la versión Pro Edition.
  • Formateo rápido del disco duro. Solo la versión Pro Edition.
  • Sectores defectuosos, bloqueo del disco duro, errores del sistema de archivos, la tabla de particiones no es válida y otros errores similares. Solo la versión Pro Edition.

El software no es gratuito ni tiene periodo de prueba, pero antes de pagar podemos bajar, instalar y escanear el disco de manera gratuita. De esta forma podremos ver qué ficheros detecta.

Ojo, que los detecte no significa necesariamente que vaya a ser capaz de recuperarlos en el 100% de los casos, ya que pueden estar corruptos.

Para recuperarlos tenemos que pasar por caja. Hay 3 versiones diferentes:

  • Basic Edition: tiene algoritmos adecuados para recuperaciones fáciles de archivos.
  • Media Edition: tiene lo mismo que la Basic, pero además añade nuevas funciones y algoritmo para mejorar la recuperación de archivos multimedia (fotografía, vídeo y audio).
  • Pro Edition: incluye las versiones anteriores, pero además añade la posibilidad de recuperar archivos de discos duros formateados o de particiones corruptas.

En este caso vamos a ver el rendimiento de la versión Remo Recover Media Edition, la más útil para la mayoría de los usuarios.

Recuperando ficheros

Vamos al lío.

He creado 10 ficheros diferentes para cada tipo de fichero: AAC, DNG, DOC (DOCX), JPEG (JPG), M4A, MP3, MP4, PDF, PNG, WEBP y XLS (XLSX). Por lo que en total tengo 110 ficheros diferentes en una carpeta del disco duro E:.

Ficheros preparados para ser borrados

El programa admite multitud de formatos de archivo:

  • Foto: JPEG, RAW, TIFF,TIF, PNG, BMP, GIF, PSD, PDD, CRW, CR2, ORF, NEF, ORF, RAF, SR2, MRW, DCR , XCF, DNG, MOS, MCD, VWX, MEF, WP, CDR, PM, PCX, MNG, TGA, JP2,MSP, WMF, WMF, DNG, ERF, y otros.
  • Vídeo: AVI, MOV, MP4, MPEG, FLC, M4V, 3GP, MKV, WMV, ASF, OGM, M4P, AVS, FLV, SWF, 3G2, H264, XVID, y más.
  • Audio: MP3, M4A, WAV, WMA, MIDI, AIF, AAC, M3D, AIFF, CDA, OGG, AAC, AU, etc.
  • Documentos: DOC, DOCX, PDF, XLS, XLSX, SDW, PPT, PPS, PPTX, DOT, DOTX, PDF, CWK, HTML, PHP, ASPX, HTM, SLDX, INDD, MDF, EPS, QDF, TXT, OTP, y muchos más.
  • Outlook y correos electrónicos: PST, OST, DBX, EMLX, etc.
  • Archivo: ZIP, RAR, 7Z, SIT, TAR, HQX, SITX, ARJ, etc.

Repito, los ficheros están en el disco duro E: que es un disco duro diferente al que alberga el sistema operativo (disco C:), en este caso Windows 10.

Esto tiene dos implicaciones:

  1. Hay que tener en cuenta es que, si queremos recuperar el mayor número de ficheros posible, no debemos escribir nada en el disco duro donde estaban los ficheros. Esto significa que debemos limitar el uso del ordenador hasta ese momento. Las descargas, los archivos temporales pueden hacer que perdamos nuestros queridos archivos…
  2. Tenemos que tener cuidado dónde bajamos e instalamos Remo Recover. No debe ser la misma unidad dónde hemos perdido los ficheros. Tampoco debemos guardar los ficheros recuperados en dicha unidad. Todo ello podría dar como resultado la pérdida permanente de los datos. Esto significa que si queremos recuperar ficheros de la unidad C:, debemos bajar, instalar y ejecutar Remo Recover desde otra unidad. Puede ser un disco duro externo o un pincho USB.

A continuación, he borrado la carpeta completa utilizando [Shift] + [Delete] por lo que se ha borrado sin pasar por la papelera de reciclaje. Es algo que hago demasiadas veces, y muy a menudo me doy cuenta de que había un fichero que no quería borrar…

Eliminando los ficheros

El programa no está traducido al español, pero aun así es muy fácil de utilizar

Una vez instalado Remo Recover vamos a ver el proceso que hay que se seguir para recuperar los ficheros:

  1. Abrimos Remo Recover, seleccionamos el método de búsqueda (en este caso podríamos elegir Recover Files y Recover Photos, aunque se supone que Recover Photos es algo mejor) y seleccionamos la unidad que queremos analizar para recuperar los ficheros. En mi caso E: y le damos a Scan.
  2. Tras un breve análisis (me ha llevado unos 5 segundos en un SSD no muy lleno; y en otra prueba unos 2 minutos en un SSD de 500 GB lleno de pequeños ficheros), tendremos un primer registro de los ficheros borrados que ha encontrado. Podemos buscar por la estructura de ficheros o bien buscarlos directamente en el cuadro de búsqueda. En mi caso he buscado “20190730a-recover-*“. El asterisco es un comodín que significa cualquier cosa.
  3. Ahora el programa irá buscando ficheros que coincidan con ese nombre. En mi caso ha tardado algo más de 10 segundos y ha encontrado los 110 ficheros que había borrado anteriormente.
  4. A continuación, seleccionamos todos los ficheros que queremos recuperar y le damos a Save. Por desgracia, hay que seleccionar los ficheros uno a uno. No se puede usar el Shift para acelerar el proceso. El proceso es pesado siendo 110 ficheros, pero puede ser inviable si son miles de ellos.
  5. Ahora seleccionamos dónde queremos guardar los ficheros que el programa va a recuperar. Recuerda que no debemos descargar / instalar / guardar nada en el mismo disco duro de dónde queremos recuperar los ficheros. En este caso voy a guardar los ficheros recuperados en la unidad D: (mis ficheros originales estaban en el disco E:).
  6. Y le damos a Save.

El programa intentará recuperar todos los ficheros posibles y los guardará en la carpeta que le hemos indicado. Al finalizar el proceso nos abrirá una ventana del explorador de archivos en dicha carpeta, para que podamos comprobar los ficheros recuperados.

En mi caso y para esta prueba los resultados han sido realmente buenos. De los 110 ficheros:

  • 110 han sido encontrados (100%) y 110 han sido recuperados con éxito (100%)
  • 72 conservan los metadatos originales (65,5%) y 38 han sufrido pérdidas de algún metadato (34,5%)

Otras opciones interesantes de Remo Recover

Deep Scan

En el caso anterior hemos encontrado todos los ficheros a la primera, sin embargo, es muy posible que en otras ocasiones no tengamos tanta suerte. Por ello, Remo Recover cuenta con una búsqueda más profunda llamada Deep Scan.

Función Deep Scan

La diferencia entre el escaneado rápido y el Deep Scan es que en este último el algoritmo de escaneo sigue diferentes patrones y hace movimientos saltando de sector en sector del disco duro para reconstruir todos los ficheros posibles.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que mientras el escaneado normal tarda unos 10 segundos en un SSD muy lleno, el Deep Scan estuvo más de 2 horas. Por eso, solo recomiendo usar esta opción a la hora de recuperar ficheros en particiones eliminadas o formateadas.

Guardar progreso

Una opción muy interesante si usamos Deep Scan es guardar el propio escaneado. De esta manera podemos guardar el propio resultado del escaneado y no tenemos que repetirlo en caso de tener que volver a restaurar algún fichero.

Eso sí, Recuerda guardar el progreso en una unidad diferente.

Guardando resultado de escaneado, para que no tengamos que repetirlo

Otras pruebas

Aunque la prueba que hemos visto fue francamente bien, recuperamos el 100% de los ficheros, no todas las pruebas que he hecho han ido igual de bien.

Ficheros borrados en C:

En otra prueba similar los 110 ficheros estaban almacenado en el Escritorio de Windows. Esto significa que estaban en C:. En esta ocasión, como el programa no debe estar en la misma unidad instalé el programa Remo Recover en D:.

En este caso la recuperación fue bastante peor:

  • 103 (93,6%) han sido encontrados y se han intentado recuperar
  • Solo 6 han sido recuperados con éxito (5,5%), el resto están corruptos.
  • De esos 6: 1 conserva los metadatos originales y 5 han sufrido pérdidas de algún metadato

Extrañado por la disparidad de resultados repetí esta prueba varias veces, hasta un total de 8, y fui probando diferentes opciones del software Remo Recover, aunque sin mucho éxito.

Contacté con el soporte técnico de Remo Recover y me comentaron que:

Windows 10 realiza una “eliminación segura” de archivos en la unidad C:, ya que sobrescribe los archivos con ceros. Esta es la razón por la que los archivos se recuperan como corruptos. Ningún software de recuperación de datos puede actualmente recuperar los archivos borrados de la unidad C: en Windows 10.

Es un factor a tener en cuenta porque la mayoría de las veces trabajamos con ficheros que están en la misma unidad C: y parece ser que en esas circunstancias la recuperación de ficheros no va a ser demasiado exitosa.

Ficheros borrados en tarjeta de memoria:

En este caso realice la misma prueba metiendo los 110 ficheros en una tarjeta de memoria SD de la cámara de fotos.

En este caso la recuperación fue excelente:

  • Los 110 han sido encontrados (100%) y 110 han sido recuperados con éxito (100%)
  • 70 conservan los metadatos originales y 40 han sufrido pérdidas de algún metadato

Eso sí, el proceso fue bastante más lento que en el caso del SSD.

Opinión

El programa Remo Recover me deja con un sabor agridulce porque ha sido capaz de recuperar ficheros cuando estaban en una unidad que no era C:, sin embargo, la mayoría de veces trabajamos con ficheros en la propia unidad de Windows.

La interfaz ha mejorado bastante desde la última vez que el programa. Ahora es más limpia y menos confusa. Aunque la interfaz no está traducida al español, la usabilidad es buena y es fácil de usar, aunque creo que aún podrían mejorarse algunos aspectos relacionados con el flujo de trabajo en los diferentes escenarios de escaneos.

Desde mi punto de vista, Remo Recover Media Edition funciona y merece la pena. Aun así, si pierdes ficheros primero probaría con Recuva que tiene una opción gratuita y sino ya iría a por Remo Recover.

Ver más