Los núcleos RISC-V de SiFive y los procesadores de Microchip impulsarán las futuras misiones espaciales de la NASA

Rubén Castro, 15 septiembre 2022

La NASA llevará a cabo en breve una importante actualización de los sistemas empleados en sus ordenadores de vuelos espaciales, adoptando la arquitectura RISC-V desarrollada y proporcionada bajo licencias de código abierto. La NASA ha seleccionado a SiFive para que le proporcione los núcleos de la CPU, una elección acertada ya que la empresa, con sede en San Mateo (California), se fundó hace 7 años para desarrollar hardware basado en RISC-V (donde “V” indica que se trata del conjunto de instrucciones RISC de quinta generación) y poner en el mercado procesadores compatibles.

SiFive es una empresa de chips sin fábrica, por lo que la producción real de los chips estará en manos de Microchip Technology, una empresa con sede en Chandler (Arizona) especializada en la fabricación de microcontroladores, chips EEPROM y otros productos de CI.

La NASA adjudicó un contrato de 50 millones de dólares a las dos empresas, esperando la entrega final de la nueva CPU X280 en un plazo de 3 años. El X280 será la base computacional del proyecto High Performance Spaceflight Computing (HPSC), la iniciativa de la NASA para diseñar y desarrollar una nueva tecnología de vuelo espacial capaz de proporcionar “al menos” 100 veces la capacidad computacional de los sistemas empleados actualmente, utilizando la misma cantidad de energía.

El X280 es una nueva CPU RISC-V que se está desarrollando para sobrevivir a las duras condiciones del espacio exterior

El X280 sustituirá al procesador RAD750, una antigua CPU basada en PowerPC fabricada por BAE Systems y empleada en varias misiones de la NASA desde 2005. El roverance de Marte y el telescopio James Webb, recientemente lanzado, son dos de los esfuerzos espaciales más célebres que han sido posibles gracias a la CPU RAD750.

La CPU X280 que se está desarrollando actualmente para el sistema HPSC utilizará 8 núcleos vectoriales RISC-V de SiFive Intelligence con 4 núcleos adicionales, lo que proporcionará el salto de capacidad computacional que la NASA proyecta antes de jubilar los ordenadores espaciales actuales. Según SiFive, el enorme aumento de rendimiento ayudará a abrir nuevas posibilidades para los rovers autónomos, el procesamiento de la visión, los vuelos espaciales, los sistemas de guiado, las comunicaciones y otros elementos de la misión de exploración espacial.

Otra característica primordial del X280 será su tolerancia a la radiación. El HPSC estará especialmente diseñado para sobrevivir al duro y hostil entorno espacial, controlando muchas actividades espaciales sin ayuda posible de la Tierra y asegurando su capacidad de funcionamiento y de proporcionar resultados fiables en las operaciones más críticas.