Los diferentes tamaños de placas base que existen

Mario Cruz, 24 octubre 2019

Hay muchos formatos de placas base diferentes; cada uno con su tamaño y características determinadas. A día de hoy, hay más de 40 formatos diferentes, pero para no liarnos mucho nos centraremos en los cuatro más habituales:

  • El más antiguo y uno de los más populares es el formato ATX (305 × 244 mm). La mayoría de las torres de ordenador de oficina y de casa cuentan con una placa de este tamaño.
  • El EATX o Extended ATX es un tamaño un poco más grande que el ATX (305 × 330 mm). Hay que tener en cuenta que los agujeros de las placas EATX no son compatibles con los de las cajas ATX.
  • El formato microATX (244 × 244 mm) es un poco más pequeño que el ATX y sus agujeros son compatibles con los de las placas ATX, por lo que podemos instalar una placa microATX en una caja ATX.
  • Un poco más pequeño aún es el formato Mini-ITX (170 × 170 mm) (fíjate qua ya no ATX si no ITX o Information Technology eXtended) que está orientado a ordenadores muy compactos en los que se sacrifica potencia y ventilación. Suelen ser habituales en los HTPC o Home Theater PC.
Comparativa gráfica de los tamaños de las placas base

Hay más tamaños ITX, aunque son mucho menos habituales como:

  • El formato Nano-ITX (120 × 120 mm) suele utilizarse en placas base de muy bajo consumo de energía para PVRs, decodificadores, centros multimedia, PCs de automóviles, etc.
  • El tamaño Pico-ITX (100 × 72 mm) cuenta con placas para procesadores VIA, Intel y ARM.
  • Mobile-ITX es la placa base más pequeña compatible con procesadores x86. Tiene un tamaño de 60 x 60 mm (2,4 × 2,4 pulgadas) y sus placas están orientadas al sector médico, de transporte y militar.
Existen multitud de formatos más, aunque su uso es más limitado

Tamaños de placas base: ventajas e inconvenientes

Como hemos visto, los cuatro tamaños de placas base más populares son (ordenados de mayor a menor tamaño): EATX > ATX > microATX > Mini ITX.

Sin embargo, en el ámbito doméstico las más populares son las ATX y las microATX. Un poco más detrás encontramos las Mini ITX y por último las EATX.

ATX (Advanced Technology eXtended)

Las placas ATX tienen unas dimensiones de 305 mm × 244 mm (12” x 9,6”). Es uno de los tamaños más populares y se encuentran habitualmente en equipos de sobremesa, tanto de oficina como en casa.

Placa base de formato ATX

Para la alimentación utilizan un conector de 24 pines (20+4) y otro conector adicional 8 contactos

Gracias a su tamaño cuentan con bastantes conexiones SATA y USB; y son capaces de acomodar de 4 a 7 ranuras de expansión (PCI) y de 2 a 8 ranuras de memoria RAM, aunque lo normal es que monten 4.ref

microATX, μATX, uATX o mATX

Las placas microATX son cuadradas (244 × 244 mm) y un 25% más pequeñas que las placas ATX. Además, suelen ser un poco más baratas que su modelo equivalente ATX.

Placa de formato microATX

Debido a su menor tamaño, también cuentan con menos puertos de conexión. Sin embargo, siguen teniendo más que suficientes para la mayoría de los usuarios.

Cuentan con 2 o 4 ranuras para la memoria RAM y hasta 4 ranuras de expansión (PCI, PCIe) en configuración de un slot o 3 ranuras en configuración dual slot (dual slot - single slot - dual slot).

Además, placas microATX son compatibles con las cajas ATX; y para la alimentación utilizan un conector de 24 pines (20+4) y otro conector adicional 8 o 4 contactos.

Mini ITX

Las Mini ITX son las placas base más pequeñas (170 x 170 mm) que se utilizan de manera habitual en los PC.

Aunque al principio estas placas estaban diseñadas para ordenadores poco potentes, con el tiempo la gente las ha ido utilizando para montarse auténticos pepinos en cajas muy compactas. Eso sí, son más limitadas que las placas anteriores:

  • Tienen como máximo 2 slots para la memoria RAM.
  • Tienen como máximo 1 slot para tarjeta de expansión (PCIe). Para compensar, suelen llevar integrados los módulos WiFi o de Bluetooth
  • No son compatibles con procesadores orientados a servidores.

Estas placas son compatibles también con las cajas diseñadas para ATX y microATX; y para alimentarse suelen utilizar un conector de 24 pines y otro de 4.

EATX o Extended ATX

Las placas EATX son un poco más anchas (305 × 330 mm) que las placas ATX. Suelen utilizarse en servidores porque algunas cuentan con la capacidad para conectar dos CPUs y el doble de memoria RAM (habitualmente disponen de 8 ranuras) que la placa de formato ATX similar.

Placa base de formato E-ATX

Como no están orientadas a los ordenadores domésticos, no suelen tener WiFi ni Bluetooth integrado. También es habitual que monten puertos SAS (en vez de SATA).

Las unidades SAS rápidas y fiables se utilizan normalmente para los servidores, mientras que las unidades SATA son más baratas y se utilizan para la informática personal.

Es común que estas placas se alimenten con un conector de 24 pines y otros dos de 8 pines.

Resumen de los formatos más populares de placas base

TamañoVentajasInconvenientes
ATX305 mm × 244 mmMás conexiones PCIe, mayor capacidad de ampliación (RAM)Suelen ser más caras, no entran en cajas pequeñas
microATX244 × 244 mmSuelen ser las más baratas, ideales para PCs con una sola gráficaNo están pensadas para overclock extremo, estéticamente no suelen ser muy llamativas
Mini-ITX170 x 170 mmMejor opción para cajas pequeñasMás caras que las microATX, normalmente cuentan con solo dos ranuras para RAM
EATX305 × 330 mmMejor opción para servidoresHay que buscar cajas compatibles con el formato EATX

Limitaciones del tamaño de las placas base

Como ya hemos visto, la elección de una placa u otra dependerá del ordenador que queramos montar:

  • Tamaño: las torres de tamaño normal suelen ser de tamaño ATX y en ellas podemos utilizar placas ATX, microATX y Mini-ITX. Lógicamente, en las microATX y Mini-ITX nos sobrará más espacio. Las cajas para placas microATX son un poco más pequeñas y las de las placas Mini-ITX son mucho más compactas.
    Comparación de tamaños de cajas según las placas base
  • Capacidad de memoria RAM: las placas ATX pueden tener hasta 8 ranuras para memoria RAM, aunque lo normal es que vengan con 4. Las placas micro ATX también suelen tener 4 ranuras, pero las Mini-ITX solo tienen dos. Si necesitas 8 ranuras puedes optar por una placa ATX o una EATX.
  • Ranuras PCIe: las ranuras PCIe sirven para conectar la tarjeta gráfica, la tarjeta de sonido y otras tarjetas de expansión (WiFi, SSD, capturadoras, etc.). Las placas base ATX tienen hasta 7 ranuras PCIe, mientras que las microATX suelen tener 4. Por su parte, las mini ITX cuentan normalmente con 1 sola ranura PCIe.
  • Número de puertos: el tamaño de la placa también limitará el número de conexiones SATA, USB, conexiones frontales y conexiones de la parte trasera (IO Shield).
  • Disipación de calor: aunque no es muy habitual, algunos disipadores de CPU pueden ser tan grandes que no sean compatibles con algunas placas microATX o Mini-ITX porque pueden bloquear el acceso a las ranuras de la memoria RAM. Algo más común es que los disipadores grandes no entren en cajas específicas para placas microATX o Mini-ITX. Además, al haber muchos componentes en poco espacio, la circulación del aire y la disipación del calor se complican. Por eso, si quieres hacer overclock lo normal es ir a por cajas de tamaño ATX al menos.
  • Precio: por norma general, para un mismo chipset, la placa base más barata es la micro ATX, seguida de cerca por la ATX. La Mini-ITX suele ser algo más cara.

Recomendación de tamaño de placa base según usos

UsoTamaño de placa recomendado
GamingmicroATX y ATX solo si quieres montar un maquinón. Mini-ITX solo si quieres un PC gaming portable
OfimáticamicroATX o Mini-ITX según el tamaño y el presupuesto
WorkstationmicroATX o ATX si necesitas más puertos PCIe
ServidorDepende de la potencia que necesites microATX, ATX o EATX

A día de hoy podemos usar perfectamente una placa mini-ITX para montarnos un ordenador doméstico. Le ponemos un procesador y dos módulos de RAM… Y tenemos un ordenador para años. Además, si queremos le podemos pinchar una gráfica dedicada y echarnos unas partidas. El resto (tarjetas de ampliación) sobra y, a veces, estorba.

Las placas microATX suelen ser la mejor opción para la mayoría de usuarios

Sin embargo, si queremos tener algo más de capacidad de ampliación a futuro, quizás es mejor irse a por una microATX en la que le podemos meter otros dos módulos de memoria RAM en el futuro, sin tener que tirar los dos que ya tenemos. Además, nos permite conectar una tarjeta de sonido y la disipación de calor suele ser mejor al tener menos componentes por centímetro cuadrado y son más baratas.

Si te gusta trastear o sabes que vas a conectar varias tarjetas gráficas, de sonido, capturadoras, etc. ve a por una placa ATX. Tendrás más espacio para colocar todo de manera cómoda.

Si quieres montar una torre con dos procesadores y mucha RAM, ve a por una EATX.

Ver más
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.