Monitores de PC OLED - ¿se puede usar una TV OLED como monitor de PC?

Rubén Castro, 26 octubre 2020

Se acerca el Black Friday a AliExpress con innumerables ofertas y descuentos. Para que ahorres lo máximo posible hemos preparado un artículo con los mejores cupones y chollazos

Aquí tienes toda la información

En el CES 2019, Dell ya nos mostró la promesa de un nuevo y excitante futuro para los monitores de juegos con pantallas OLED para gaming de Alienware.

Técnicamente era una pasada. Pantalla de 55 pulgadas, resolución 4K, 120 Hz de refresco, HDR, gama de colores de hasta el 95% de DCI-P3 y soporte para tasas de refresco variable. Estas características alimentaron las ganas de muchos entusiastas de tener un monitor OLED, pero parece que aún tardará unos años en llegar a ser realidad.

Incon venientes de los paneles OLED

Según algunas fuentes, el coste de compra para un mayorista de un panel Samsung OLED de 55 pulgadas se estima en unos 800 dólares. Y Samsung, que es el líder mundial en la producción de OLED (Organic Light-Emitting Diode), sigue teniendo pérdidas en todos los paneles. Y estamos hablando de paneles de 60 Hz, los paneles de 120 Hz son mucho más caros. Por eso, Samsung ha cambiado su enfoque hacia los paneles OLED para smartphones, más pequeños y rentables. Por eso, se estima que un monitor gaming de 55 pulgadas podría salir al mercado por más de 3000 euros, un precio difícil de justificar.

También, hay que tener en cuenta que un monitor tan grande es impracticable para el uso normal de escritorio de la mayoría de la gente, incluso las opciones OLED más pequeñas como el CX48 de 48” LG es demasiado grande. Incluso los “monitores” de 40 a 43 pulgadas no son cómodos y terminas con el cuello dolorido y teniendo que mover constantemente la cabeza para ver diferentes áreas de la pantalla.

Además, un monitor de 55 pulgadas con 3840 x 2160 píxeles (UHD 4K) tiene una densidad de 80,11 píxeles por pulgada (una densidad de píxeles muy próxima a la de un monitor de 27” 1920 x 1080). Esta densidad quizá sirve para juegos y multimedia, pero no para el uso general de documentos de texto, navegación web, edición de fotos, etc.

Otro de los puntos débiles que más preocuparán sobre los paneles OLED es su tendencia a producir quemados cuando hay imágenes fijas (la mosca de las cadenas de televisión, los HUD en videojuegos, etc.). Esto significa que si jugamos muchas horas a un videojuego o un mismo programa la parte de la pantalla que muestra información fija puede quedar marcada en la pantalla de manera permanente. Por ejemplo, la barra de tareas del sistema operativo nos aparecerá de forma ligera cuando estemos jugando a un juego… Afortunadamente, los paneles OLED han ido mejorando mucho y también cuentan con tecnologías de refresco que previenen estos problemas.

Los paneles OLED tienen una menor vida útil que ronda las 14.000 horas, un poco inferior a sus rivales. En esta vida útil inferior, también afecta a la degradación del color con el tiempo. Aunque no es un problema tan grave para juegos y multimedia, puede ser muy problemático a la hora de editar fotografías. Por tanto, necesitarás una forma fiable de calibrar tu pantalla con el tiempo para asegurar una consistencia continua en los colores.

Por último, los paneles OLED suelen ofrecer un brillo máximo un poco inferior a sus rivales.

Ventajas de los paneles OLED

Los paneles OLED funcionan de una manera diferente al resto de paneles ya que cada píxel se ilumina de manera independiente. En una pantalla normal, tenemos una matriz de luces led de color blanco que a través de unos filtros producen los diferentes colores. Este diseño tiene el inconveniente que, al producir píxeles negros, algo de luz se filtra y hace que los negros no sean puros (son grises oscuros).

Por el contrario, los paneles OLED sí que son capaces de producir negros puros ya que el led de un píxel negro no se enciende. Por ello, los paneles OLED tienen un nivel de contraste mucho mayor. Gracias a ello consiguen una calidad de imagen impresionante.

Esta forma de funcionar, sin retroiluminación o backlight, tiene un par de ventajas inmediatas. La primera es que las pantallas OLED puede ser más delgadas. La segunda es que tienen un menor consumo energético.

Otras características más similares entre OLED y otras tecnologías

Como ya sabemos, lo que vemos en una pantalla son una sucesión de imágenes fijas que cambian muchas veces por segundo. Los monitores gaming deberían tener una tasa de refresco de 144 Hz para arriba y por suerte ya hay monitores OLED que alcanzan esa cifra. Eso sí, hay monitores con paneles TN e IPS que superan ampliamente ese número. Aun así, los 144 Hz deberían ser válidos para la gran mayoría de usuarios.

El tiempo de respuesta son los milisegundos que tarda un píxel en cambiar de color blanco a color negro y viceversa. Un tiempo de respuesta grande hace que los movimientos rápidos dejen estelas y ghosting lo que hace que la imagen sea menos nítida. Los paneles OLED tienen tiempos de respuesta muy rápidos, incluso mejores que los monitores gaming con tecnología TN.

Las tecnologías de sincronización vertical variable (Nvidia G-Sync y AMD FreeSync) son sumamente importantes porque eliminan el tearing, el stuttering y la disminuyen el input lag. Muchas televisiones OLED ya empiezan a ser compatibles con estas dos tecnologías para que los usuarios puedan disfrutar mejor de sus videojuegos.

Eso sí, hay que tener en cuenta que el input lag depende mucho del dispositivo en concreto. Mientras que muchas televisiones OLED tienen un input lag que ronda los 12 ms, hay otras que tienen un input lag de 2 ms, perfectamente usable en monitores gaming.

Conclusiones

Los paneles OLED pueden ser usados como monitores gaming, sin embargo, creo que a día de hoy aun no tienen la relación calidad-precio suficiente para que merezcan la pena.

Ver más
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.