Los mejores test de velocidad

Mario Cruz, actualizado a 6 agosto 2019

A los proveedores de internet o ISPs les encanta vender a los cuatro vientos la velocidad máxima que pueden alcanzar sus líneas… hasta 100 Mbps, hasta 200 Mbps, hasta… Pero muchas veces nos acaba llegando a casa mucho menos de lo prometido.

Por eso y para comprobar la velocidad real de nuestra línea podemos utilizar los siguientes test de velocidad.

nPerf

No pierdas tiempo, puedes ejecutar el test aquí mismo

nPerf.com es uno de los test de velocidad más completos.

Para empezar, puedes elegir el servidor en el que quieres hacer la prueba. Hay un montón de localizaciones.

Tras la prueba, que es bastante rápida, obtendrás los datos de velocidad de bajada, subida, la latencia y el jitter (algo que muy pocos test ofrecen).

Para terminar, puedes pasarte por su web y crearte una cuenta para guardar el históricos de tus test, así como compartir tus resultados o compararlos con el resto de los usuarios.

Por supuesto, la web funciona perfectamente en el móvil, pero si queremos, podemos bajar las aplicaciones que tienen para iOS, Android y Windows Phone que amplían aún más la funcionalidad realizando test a webs concretas como Google, Facebook, Wikipedia, etc.

Fast

Fast.com es un test de velocidad propiedad de Netflix, por lo que es muy útil si tenemos ralentizaciones en el servicio de streaming.

El test puede ejecutarse tanto en ordenador como en el móvil, carga rápido y es rapidísimo. Es, sin lugar a dudas, el test más rápido. Sin embargo, los resultados son algo menos precisos que sus rivales (5-10 “megas” de error). Aun así, es tan rápido que compensa.

Otra página interesante para ver las velocidades promedio de Netflix es IPS Speed Index. Aquí podemos ver cuáles son los mejores proveedores de internet para usar con Netflix.

Speed Of Me

SpeedOf.Me era uno de mis test de velocidad favoritos (fue uno de los primeros en prescindir de Flash), ahora creo que hay otros mejores.

Funciona con HTML5, por lo que funciona perfectamente en el navegador del móvil, no es necesario instalar ninguna aplicación y está diseñado para replicar las condiciones reales de navegación. A pesar de que su aspecto no está especialmente cuidado, es muy fiable y en la actualidad dispone de 88 servidores en diversas geografías.

Si te registras, puedes incluso hacer un seguimiento de tus resultados con respecto a las pruebas anteriores.

Speedtest.net

Speedtest.net es probablemente el test de velocidad más popular de internet. Tanto es así que tiene aplicaciones para Android, iOS y Windows.

Es muy fiable y puedes utilizarlo en el móvil sin necesidad de instalar la app si en el navegador le das a la opción de ver la “Versión para ordenador”.

Sin embargo, lo que más me gusta de Speedtest es la página de estadísticas donde puedes ver el ranking de países ordenados por la velocidad media de sus conexiones, tanto móviles como fijas.

DSL Reports

En DSL Reports podemos realizar un test de velocidad o una prueba de ping. Además, realiza los test en servidores de diferentes países de manera automática, por lo que podemos ver el ping que tiene nuestra conexión cuando nos comunicamos con otros países.

Funciona tanto en ordenador como en móvil, aunque en el móvil no es tan preciso (consume muchos recursos).

TestMy.net

En TestMy.net puedes seleccionar manualmente el servidor en el que quieres probar la velocidad. No hay demasiados, un par por continente, lo que suele ser suficiente.

Además, al finalizar la prueba puedes ver una gráfica de tu velocidad comparada con otras: tu ISP, tu ciudad, tu país y el mundo entero.

Aunque funciona tanto en ordenador como en móvil, en el móvil los resultados no suelen ser buenos.

Test oficiales de operadores españoles

También podemos usar los test oficiales de algunos operadores españoles, aunque no ofrecen especial.

Las mejoras aplicaciones para el móvil

Aunque la aplicación de Speedtest.net de Ookla está disponible tanto en Android como en iOS, hay otras aplicaciones que me gustan más.

Para Android:

Para iOS:

Cómo entiendo los datos que me dan las pruebas de velocidad

  • Velocidad de bajada: indica la velocidad a la que tu conexión es capaz de descargar archivos desde internet.
  • Velocidad de subida: indica la velocidad a la que tu conexión es capaz de subir archivos a internet desde tu ordenador.
  • Latencia o ping: es el tiempo que tarda en recibirse un paquete de datos. Es mejor cuanto menor es la latencia.
  • Jitter: es la fluctuación o variabilidad de tiempo que tardan los paquetes en recibirse. Algo así como la variabilidad de la latencia. Cuanto menor es, más estable es la conexión.

¿Cuáles son valores recomendados?

  • La mayoría de los usuarios descargan de internet muchos más datos de los que suben, por lo que suele ser más limitante la velocidad de bajada que la de subida, aunque no siempre es así. Para ver streaming de contenido en resoluciones hasta 1080p suele ser recomendable tener una conexión de más de 10 Mbps de bajada. Si queremos disfrutar de contenido 4K a 60 fps es recomendable tener velocidades de más de 50 Mbps, para ir sobrados.ref
  • Donde más afecta la latencia es en los videojuegos online. La latencia depende mucho del servidor al que nos conectemos. Si nos conectamos a un servidor que esté en nuestro país la latencia suele ser inferior a 30 ms, pero si nos conectamos a uno que esté en otro continente, la latencia se dispara a más de 150 ms. Por debajo de 60 ms se suele poder jugar sin problemas, aunque es preferible que sea de 30 ms o menor.
  • El jitter debería ser siempre inferior a 30 ms, aunque es mejor cuanto más bajo. En conexiones estables puede ser tan bajo como 1 ms.

¿Cómo funciona un test de velocidad?

Al iniciar un test de velocidad, lo primero que se hace es determinar tu ubicación y localizar el servidor de pruebas más cercano.

Algunos sitios web, como Speedtest.net de Ookla, tienen la opción de cambiar el servidor

Con el servidor de la prueba fijado, el test empieza enviando una señal de ping al servidor, y este responde. Esta sencilla prueba mide el tiempo en milisegundos que tarda en viajar (ida y vuelta) la comunicación.

Una vez completado el ping, comienza la prueba de descarga. El cliente abre varias conexiones al servidor e intenta descargar un pequeño fragmento de datos. En este punto, se miden dos cosas: el tiempo de descarga y la cantidad de recursos de red que se han necesitado.

Si el código detecta que el cliente, tu conexión, sigue teniendo más recursos de red disponibles, abre más conexiones con el servidor y descarga más datos. Al tener más conexiones abiertas, la descarga se acelera.

Es como una autopista con límites de velocidad. Al abrir más carriles (conexiones) pueden circular más coches (datos).

La idea es llegar a abrir las conexiones necesarias para llegar a saturar la conexión del cliente. Por eso, cuando hacemos un test de velocidad vamos viendo como la velocidad va subiendo poco a poco y no de golpe.

Una vez que se determina que el cliente tiene abiertas las conexiones correctas para probar su conexión a Internet, se hacen las últimas pruebas en la que se descargan más paquetes de datos adicionales. En ese momento se mide el tiempo que ha tardado y se calcula la velocidad de descarga máxima.

Por último, solo queda realizar el proceso inverso para determinar la velocidad de subida o de carga.

Precisión de los tests de velocidad

En general, las pruebas de velocidad en sí son sencillas, pero hay que tener en cuenta muchas variables que pueden afectar a su precisión:

  • El factor que más suele falsear los resultados es la conexión Wi-Fi. Por eso es aconsejable, siempre que se pueda, hacer la prueba con un dispositivo conectado por cable ethernet a un puerto del router. En la actualidad, muchas conexiones de fibra óptica son mucho más rápidas que las conexiones Wi-Fi, por lo que, en esos casos, la velocidad se verá limitada a la velocidad de este último.
  • También es importante tener en cuenta que el módem o router sea capaz de aprovechar toda la velocidad de la conexión. Muchas veces tenemos un router antiguo que nos ha dado la operadora que tiene un módem que ya funciona al máximo de su capacidad. Luego la operadora nos duplica la velocidad y el módem no puede darnos más velocidad.
  • La elección del servidor de prueba también puede suponer problemas de precisión. Cuanto más cerca mejor. Esto es debido a que, si nos tenemos que conectar con un lugar lejano, tendremos que utilizar muchas más conexiones (“carreteras”) en el camino, con lo que la probabilidad de encontrar una conexión que no esté en buen estado aumenta. Al final, la velocidad máxima estará limitada por la conexión más lenta que atraviesen los datos.
  • Otro factor a tener en cuenta es que si estamos utilizando la conexión para tareas exigentes (viendo Netflix a 4k, descargando juegos de Steam, compartiendo por torrent, etc.), cuando el código intente abrir más conexiones se dará cuenta de que ya está al máximo de su capacidad y nos dará resultados de velocidad menores a los reales.
Ver más
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.