Las empresas trasladan silenciosamente los centros de datos a las ciudades para reducir la latencia

Rubén Castro, 4 julio 2022

Ya está aquí la Vuelta al Cole de AliExpress con descuentos de hasta el 70% en las mejores marcas!!! El periodo de compra empieza el día 22 a las 9 am, pero ya ha empezado el calentamiento y podemos ir consiguiendo descuentos en la siguiente web y agregando productos al carrito de compra. Además, tenemos cupones de descuento:

  • VUELTA2: 2 € de descuento con 25 € de compra mínima
  • VUELTA5: 5 € de descuento con 50 € de compra mínima
  • VUELTA10: 10 € de descuento con 100 € de compra mínima
  • VUELTA25: 25 € de descuento con 200 € de compra mínima
  • VUELTA35: 35 € de descuento con 300 € de compra mínima
  • VUELTA50: 50 € de descuento con 400 € de compra mínima
  • OWES7: 7 € de descuento con 50 € de compra mínima para los productos enviados desde Europa
  • OWES15: 15 € de descuento con 120 € de compra mínima para los productos enviados desde Europa
Ver las mejores ofertas

Cuando se piensa en centros de datos, a menudo se piensa en granjas de servidores en expansión situadas en zonas rurales, donde la electricidad es más asequible y abundan las exenciones fiscales. Es una imagen mental correcta en muchos casos, pero cada vez más, las empresas optan por trasladar sus operaciones al corazón de las grandes ciudades para estar más cerca de los clientes a los que sirven.

Nuestro estilo de vida progresivamente digital no ha hecho sino alimentar el deseo de gratificación instantánea. Los proveedores de streaming, los operadores de aplicaciones y otros proveedores de servicios digitales son cada vez más conscientes de que la paciencia de los consumidores para la latencia es muy escasa. En pocas palabras, si el servicio no es lo suficientemente rápido, los clientes se irán a otra parte.

Las empresas tecnológicas de vanguardia están pensando en cómo ofrecer el mismo nivel de servicio con independencia del lugar en el que viva o trabaje el usuario, y en muchos casos la solución es construir nodos en zonas urbanas que se integren perfectamente en el entorno como parte de un concepto conocido como “edge computing”.

MIT Technology Review señala que demanda por estos centros de datos colocados en ciudades aumentó casi un 12% el año pasado. Amazon, uno de los principales proveedores de la nube, ha anunciado recientemente sus planes de lanzar “Zonas Locales” en 32 ciudades de todo el mundo para los clientes que exigen una baja latencia. En un momento dado, Walmart se planteó utilizar parte de su huella comercial para construir plataformas de computación de borde que pudieran alquilarse a terceros.

La publicación considera que la proliferación de centros de datos en zonas urbanas es un arma de doble filo. Por un lado, los propietarios y operadores se preocupan por construirlos de forma discreta para que no sean una monstruosidad para el entorno local.

Por otro lado, estas instalaciones disimuladas hacen que sea más fácil olvidar cuántos recursos cuesta el uso de Internet. El año pasado, los centros de datos representaron el 1,8% de la electricidad consumida en Estados Unidos y fueron responsables del 0,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero.