¿Cuáles son los mejores materiales de embalaje sostenible?

Berta Campos, 22 abril 2022

No te pierdas las ofertas de los Días Naranjas de PcComponentes!!! Muy buenas ofertas en informática, móviles, electrodomésticos y mucho más...

Ver ofertas

A raíz de la epidemia de coronavirus, las compras en línea se han vuelto más populares que nunca. En este mundo en el que cada vez hay más pedidos por correo, es más importante que nunca buscar métodos de envío y embalaje más ecológicos. Por suerte para el planeta, hoy en día existen muchos materiales de embalaje sostenibles.

¿Por qué elegir materiales de envasado sostenibles?

Cuando hablamos de materiales de envasado sostenibles, nos referimos a productos que son reciclables, biodegradables o ambos. Esto es importante porque todos los residuos no reciclables que salen de los miles de millones de envases que se calcula que se entregan cada año pueden sumar una gran cantidad de basura. Un informe reciente publicado por Oceana afirmaba que el titán de las compras online Amazon generó más de 230 millones de kilogramos de residuos de envases de plástico en 2019.

Solo Amazon envía 2.500 millones de paquetes al año. Eso se suma a los 3.000 millones que entrega FedEx y a los 4.700 millones que entrega UPS. Son muchos paquetes, y materiales de envío.

¿Cuáles son los mejores materiales de embalaje sostenible?

1. Cartón y papel reciclado

Los envases de cartón y papel reciclables han sido una opción de embalaje viable y ecológica durante décadas, mucho antes de que las compras online se convirtieran en el pilar que son hoy en día. Muchas empresas siguen optando por utilizar cosas como cajas de cartón reciclado como principal fuente de embalaje, pero el exterior no es la única pieza de un paquete que puede ser sostenible.

Lo mejor de este tipo de materiales es que no es necesario comprarlos para utilizarlos. Puedes hacer tus propios materiales de embalaje seguros y baratos en casa rompiendo o triturando periódicos viejos o papel reciclado. Siempre que no tenga tintas pesadas, el embalaje resultante debería ser completamente biodegradable. Incluso puedes tirarlo en tu pila de compost.

2. Acolchado de embalaje biodegradables

Los cacahuetes de embalaje son una forma estupenda de acolchar tus paquetes durante el transporte.

Por desgracia, la mayoría de los cacahuetes de embalaje están hechos de poliestireno (a menudo conocido erróneamente como la marca Styrofoam), que es la opción menos ecológica que puede haber. El poliestireno no es biodegradable, es muy difícil de reciclar y tarda cientos de años en descomponerse en un vertedero. Cuando se descompone, sólo se vuelve más tóxico. Afortunadamente, hoy en día se utilizan algunas alternativas muy interesantes.

Empresas como Rocket Industrial y ULINE venden un tipo de cacahuetes biodegradables hechos de almidón de maíz. Estos ingeniosos cacahuetes funcionan tan bien como los antiguos de poliestireno, con la ventaja añadida de ser ecológicos y, a veces, más baratos. El envase de almidón de maíz se disuelve rápidamente con el tiempo y no contamina las vías fluviales ni los ecosistemas.

3. Envases de setas

Aunque parezca increíble, empresas como Ecovative Design y Paradise Packaging llevan varios años haciéndolo. Los envases de hongos se fabrican con materiales no tóxicos, duraderos y completamente biodegradables.

Ambas empresas ofrecen formas de envase base y opciones personalizables. En términos de personalización, los envases para setas son los mejores. Estos materiales orgánicos se pueden cultivar, sí, cultivar, para adaptarse a la forma específica de lo que se va a enviar. Paradise Packaging incluso garantiza que sus opciones personalizadas se pueden cultivar en siete días.

4. Envases de algas marinas

Los envases de algas marinas están hechos de una sustancia gelatinosa llamada agar, también conocida como agar-agar. Esta sustancia se encuentra en una gran variedad de algas marinas y se utiliza ya como agente espesante de origen vegetal para la gelatina en varios círculos culinarios. Pero la capacidad espesante del agar no tiene por qué limitarse a los platos vegetarianos.

Una empresa llamada Seaweed Packaging utiliza las algas de forma absolutamente sorprendente. La empresa fabrica bioplásticos de algas ecológicos, cápsulas de algas y, sí, material de embalaje de algas. Se trata de una innovación bastante reciente, pero afortunadamente las algas son una sustancia abundante. Sólo esto podría convertirla en una de las materias primas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente del mundo.

5. Reutilizar plásticos

También se pueden utilizar plásticos reciclados. Si recibes un paquete, lo más probable es que el material que encuentres en su interior sea plástico de burbujas o almohadas de aire inflables. No son biodegradables ni sostenibles, y apenas son reciclables, pero sí reutilizables.

La mejor manera de evitar que estos envoltorios de plástico acaben en un océano o en un vertedero es reutilizarlos o reciclarlos en tu casa. El plástico de burbujas, en particular, puede reutilizarse muchas veces antes de que deje de ser efectivo. Lo mismo ocurre con las bolsas de polietileno que a veces contienen pequeños componentes en otros paquetes. No es tan ideal como utilizar envases realmente sostenibles, pero los mantendrá fuera del vertedero un poco más.