Warhammer 40000 Battlesector: análisis y opinión

Tomás de Jesús, 13 agosto 2021

Warhammer 40000 Battlesector, la verdad, no era un juego que me llamase mucho la atención. Y mira que soy fan de este universo, pero tras la mala experiencia con el Dawn of War III, perdí la fe en los juegos de estrategia de mi wargames preferido.

Ahora bien, al final me animaron y lo probé. Quizás fuese porque no tenía muchas expectativas, pero me ha acabado gustando bastante. Así que, si te gusta Warhammer, es muy probable que lo disfrutes tanto como yo.

¿Qué es Warhammer 40000 Battlesector?

Es un juego de estrategia por turnos donde podrás organizar tu propio ejército de Marines Espaciales, en concreto del capítulo Ángeles Sangrientos, y que deberán enfrentarse a los temibles e incontables Tiránidos. Estos son unos alienígenas provenientes de más allá de los límites galácticos, arrasando con todos los planetas que se encuentran.

Tanto en la campaña como en las partidas de escaramuzas podrás crear tu ejército con diferentes opciones de tropas, todas ellas especializadas en una función u otra. La complementariedad será clave para enfrentar los retos de la campaña, así como los ejércitos de otros jugadores en el multijugador.

Los turnos son alternos, donde cada jugador realiza los movimientos, acciones y disparos antes de que le toque al oponente. Podrás activar las unidades como quieras, por lo que ofrece una gran capacidad táctica que me ha encantado.

Para alzarte con la victoria no sólo tienes que acabar con el rival, sino que también debes cumplir ciertas misiones. Es especialmente relevante en la campaña, donde son personajes concretos los que deben realizarlas.

Conociendo a la nueva horneada de Marines Espaciales Primaris

Una novedad en este juego es que se basa en la “actualidad” de Warhammer 40.000. Los Ángeles Sangrientos podrán elegir diferentes tipos de tropa, sobre todo de las denominadas Primaris, Marines Espaciales mejorados.

Ahora bien, también podrás utilizar unidades icónicas de los Ángeles Sangrientos, como son el Dreadnought Bibliotecario, un bípode que lanza poderes psíquicos, y la Compañía de la Muerte, terrible combatientes que caen del cielo para arrasar con todo cuerpo a cuerpo.

En lo que respecta a Primaris, en Warhammer 40k Battlesector encontraremos los Intercesores, la espina dorsal de cualquier ejército, junto a Agresores, Revientainfiernos y Precursores. Todos ellos son capaces de cambiar las tornas en una batalla difícil.

Aspectos destacables de Warhammer 40000 Battlesector

En el juego existen tres elementos que han conseguido que realmente me enganchara, estando mis buenos dos o tres días dándole duro al juego y hasta que haya soñado con él. Perturbador, sí, pero entenderás por qué.

Reviviendo el conflicto en el planeta Baal

Primero de todo, en este conflicto nos enfrentamos a una invasión tiránida, o al menos lo que queda de ella. Es una de mis facciones favoritas, con la que me inicié en el juego de mesa, por lo que le tengo un cariño especial.

Entenderás el contexto actual en el que se encuentra el universo de Warhammer 40000, además de adentrarte un poco más en cómo sufrieron los Ángeles Sangrientos en su planeta natal, aislado y castigado por incontables enemigos.

Podrás enfrentarte a las apabullantes mareas de Termagantes y Hormagantes, con los enormes Tervigon pariendo más siempre que pueden. Desde atrás el Exocrino lanzará plasma mientras el Tiranofex avanza lentamente para descargarte un torrente de ácido en la cara.

Diseña tu ejército según tu estilo de juego

Algo que me ha gustado mucho es que, antes de comenzar la partida o cualquier misión, puedes organizar tu ejército según te gusten más unas u otras unidades. Esto te permite adaptar tus estrategias a lo que puedes enfrentarte, sobre todo si has salido rebotado de alguna partida de campaña.

Durante el transcurso de esta irás conociendo las tropas poco a poco, tanto de los Ángeles Sangrientos como de los Tiránidos, por lo que te puedes hacer una idea de cómo son y qué son capaces de hacer. Sobre todo las de Marines Espaciales al controlarlas directamente.

Este formato de planificación le da un puntillo estratégico extra que echaba de menos en otros juegos, donde debes recolectar recursos para conseguir tropas. Aquí no, lo tienes todo, pero debes cuidar que ninguna de ellas muera: no tienen reemplazo.

Una experiencia muy cercana al juego de miniaturas

Sumado a lo anterior, lo que me acabó gustando más es que, salvando las diferencias, es una experiencia que se parece bastante al juego de miniaturas. Sí, muchas diferencias, pero la esencia está ahí.

El juego por turnos alternos es la principal experiencia con la que debes quedarte, escondiendo tropas para evitar fuego enemigo y luego en tu turno disparar con ellas. O también saber elegir objetivos para tus armas, evitando malgastar munición ligera contra objetivos blindados.

Vale, tampoco me fliparé. No hay restricciones para que no te hagas ejércitos ridículos con todo Predators Baals o Tiranofexes, arrasando con todo por delante sin ningún tipo de miramientos. Pero si controlas el juego de miniaturas, te gustará hacerte una lista “similar”.

Características técnicas de Warhammer 40000 Battlesector

Siendo un poco más objetivo, es importante analizar el juego en sí mismo. Así que aparto a un lado mi perfil más fanático de Warhammer 40000 para reflexionar sobre las características fundamentales de todos los videojuegos.

Gráficos

No son nada del otro mundo. Diría que está pensado para ser jugado en móviles potentes. Aún así, son visualmente agradables, con muy buenos efectos, luces y sombras. Las tropas son fidedignas a cómo son en el juego de miniaturas.

Jugabilidad

Enseguida entenderás por dónde van los tiros, ya que es un juego bastante simple en mecánicas, añadiendo el punto de complejidad en la interacción de unas unidades contra otras, el campo de batalla y las habilidades especiales.

Historia

No tiene mucho misterio: tienes que acabar con el último reducto de tiránidos que queda en una de las lunas de Baal. Además, será un perfecto campo de pruebas para demostrar que los nuevos Marines Espaciales Primaris se han ganado los galones para pertenecer a los Ángeles Sangrientos.

Duración

La campaña puedes acabártela en unas 10 horas sin problema. Luego, en el multijugador puedes enfrentarte a una buena cantidad de rivales, por lo que siempre es un desafío adentrarse y probar qué ejércitos se han montado.

Dificultad

La curva de aprendizaje es simple, y jugando la campaña en dificultad normal no tendrás ningún tipo de problema. En cuanto te des cuenta de cómo funcionan las mecánicas, querrás subirla más para que no sea un paseo.

Lo bueno de Warhammer 40000 Battlesector

En resumidas cuentas, y teniendo en cuenta todo lo anterior, destacaría algunos elementos que me han gustado mucho y que son la perfecta razón para que lo adquieras. Estos son:

  • Una muy buena experiencia para adentrarse en el universo de Warhammer 40000.
  • Magnífica representación de las diferentes tropas, tanto de Ángeles Sangrientos como de Tiránidos.
  • El sistema de juego es sencillo, con toda la complejidad en la estrategia o táctica de cada jugador.
  • La campaña es muy disfrutable, al igual que el multijugador si tienes amigos.
  • No requiere una máquina muy potente para poder ser jugado.

Lo malo de Warhammer 40000 Battlesector

Ahora bien, siempre hay cosas mejorables o que afectan a la experiencia del juego. A pesar de ello, muchas de ellas seguramente se solucionen en un futuro o teniendo un poco de paciencia. Por ejemplo:

  • Solo dos facciones (y media) se hacen muy cortas para el multijugador. Espero que se implementen más en un futuro.
  • Hay unidades muy desbalanceadas, pudiéndolas repetir sin limitaciones y causando que las partidas sean un paseo.
  • La campaña se me ha hecho bastante corta, la verdad.
  • Caro para lo que ofrece actualmente. Lo ideal es esperar a alguna oferta o cuando tenga más contenido.
  • Si Warhammer 40000 no te gusta, probablemente el juego no te cambie de opinión.

¿Vale la pena comprar Warhammer 40000 Battlesector?

Personalmente lo compré por impulso. No vi demasiadas reseñas y un amigo lo estaba jugando, así que me picó. No me arrepiento, la verdad, porque es un juego que puede asentar una muy buena base para los que amamos los videojuegos y Warhammer 40000.

Así pues, si ya le das duro a este juego de miniaturas, está claro que lo disfrutarás. Salvando diferencias, tiene algunos matices que te gustarán, mientras que otros no tienen ningún tipo de sentido (y espero que lo arreglen de cara a futuro).

Si te gustan los juegos de estrategia por turnos, no es un mal juego. Te servirá para entretenerse y conocer mejor este universo. Quizás de aquí saltes a otros con la misma ambientación, como puede ser Necromunda Hired Gun.

En definitiva, vale la pena comprarlo si te gusta Warhammer 40000, tienes un ejército de Ángeles Sangrientos o de Tiránidos. Para los demás, me esperaría a que lo rebajen de precio, que ahora puede picar para lo que ofrece.