Subnautica Below Zero: análisis y opinión

Tomás de Jesús, 12 julio 2021

¿Te gusta el mar? ¿Te gusta la ciencia ficción? ¿Te gusta sentir un escalofrío recorrer tu cuerpo cuando no sabes en qué puñetas de gruta submarina te estás metiendo? Entonces Subnautica Below Zero es el juego que necesitas.

Porque tanto él como la primera parte, Subnautica, son de esos juegos que me han enganchado durante horas hasta completarlos. Con un apartado gráfico impresionante, una historia inmersiva y una jugabilidad brutal, es de esos juegos que los borraría de la memoria para poder disfrutarlos de nuevo por primera vez.

¿Qué es Subnautica Below Zero?

Subnautica Below Zero es un juego de aventuras indie donde se entremezcla la exploración con la creación de bases de una forma magistral. Desarrollado por Unknown Worlds Entertainment, nos transporta a un planeta mayoritariamente acuático con increíbles biomas, fauna y flora. Ahora bien, no siempre será amistosa con el jugador.

Mientras que Subnautica, el juego original, estaba basado en un entorno más tropical, la segunda parte nos traslada a uno de los fríos polos de este planeta alienígena. Allí nos adentraremos más en la historia de lo que ocurrió en la primera parte, resolviendo muchísimas dudas que se quedaron en el tintero.

Sí, aparecen una buena cantidad de referencias y guiños a Subnautica, pero los fundamentos del juego son los mismos. Así que antes de lanzarte a explorar el helado norte, disfruta de tu primera experiencia con este juego con su primera parte.

Un juego de exploración submarina y construcción de bases

Justamente se trata de eso, nada más. Sin meterme en demasiados spoilers, nos sumergimos en una sencilla historia de búsqueda en la que el jugador deberá ir mejorando su equipamiento a través de la exploración, encontrando recursos y elementos que permitan desarrollar nuevas herramientas.

Por otro lado, se necesitará un espacio para almacenar todo el material. Y es justo aquí uno de los puntos fuertes de los juegos Subnautica: la construcción de bases. A medida que explores tendrás planos para crear salas de todo tipo, pudiendo sacar tu lado arquitecto y construir una encantadora base submarina.

Desde grandes estancias que se pueden convertir en viveros, salas donde atracar los diferentes vehículos y tunearlos, observatorios de cristal esmaltado y muchos más. Pero toda esta construcción tiene que ser alimentada, pudiendo elegir entre paneles solares, procesadores de biomasa, centrales térmicas o reactores nucleares.

Aspectos a destacar de Subnautica Below Zero

Tras toda mis horas de experiencia, creo que hay varios elementos que se deben destacar de Subnautica Below Zero.

Biomas, fauna y flora visualmente asombrosas

Peces inofensivos con un solo ojo, otros que se esconden y explotan e incluso los enormes biotitanes que te pueden comer entero. Junto a una flora que puede ser tan gigantesca como un glaciar, la variedad de biomas en Subnautica es impresionante.

Lo bueno de todo esto: tienes un dispositivo para analizarlos al acercarte, permitiendo saber más sobre estos elementos del juego, su trasfondo y si son peligrosos. Obviamente, tratar de analizar a algunos de ellos es peligroso de por sí, así que será todo un reto.

También toca destacar los ciclos de día y de noche, así como el clima atmosférico, logrando que la ambientación sea asombrosa. Y es justo cuando todo oscurece el momento más bello del juego: la luminiscencia al más puro estilo Avatar.

Historia de ciencia ficción que te atrapa

Aunque el primer Subnautica no tenía una historia en sí, más bien se centraba en la supervivencia dejándote miguitas de la trama del juego, esta vez le han dedicado más recursos a la narrativa. Es absorbente, incentivando a explorar diversos lugares del mapa que no conocías aún.

Pone en contexto muchas cosas del primer Subnautica, pero sobre todo da respuestas a una buena cantidad de incógnitas que se quedaron envueltas en un halo de misterio. Y aún así, te dejará con más preguntas sin resolver.

La verdad es que han creado una base muy sólida para seguir ampliando este estilo de juego, con un universo propio que puede dar pie a muchos otros juegos de tan buena calidad como Subnautica Below Zero.

Crea tu base a medida donde más te apetezca

Honestamente he de reconocer que comencé varias veces el juego para encontrar el lugar ideal donde colocar la base. Realmente no es importante, pero se hace mucho más disfrutable explotar al máximo esta faceta del juego.

Al principio comienzas con lo justo, pero a medida que te vayas encontrando bases abandonadas o planos por el mapa, irás ampliando esa base que has construido con tanto mimo. E incluso puedes hacer varias en diferentes localizaciones, según te apetezca.

Si te gustaba construir en los Sims, está claro que le echarás horas para tener una base submarina impresionante. Sí, sólo la disfrutarás tú, pero se te hinchará el pecho y la disfrutarás recorriendo sus pasillos acristalados mientras observas la fauna de alrededor.

Características técnicas de Subnautica Below Zero

Pero, ejem, pongámonos un poco objetivos. Quiero valorar también algunos aspectos fundamentales a tener en cuenta si estás pensando adquirir Subnautica Below Zero.

Gráficos

Sencillos, coloridos pero a la vez visualmente muy agradables. Es uno de los puntos fuertes del juego, ya que encontrarás entornos variados con muy buenas texturas e iluminaciones que te generarán todo tipo de emociones. En conjunto a un gran apartado de sonido, es clave para sumergirte de lleno en el juego.

Jugabilidad

El juego es en primera persona, con controles muy sencillos de aprender y que en menos de 10 minutos ya los habrás dominado por completo. No hay progresión de niveles, ni habilidades especiales ni dinámicas raras, ya que está enfocado a ofrecer una jugabilidad apta para todo tipo de jugadores.

Historia

Comienzas con un objetivo, la búsqueda de una persona muy querida, pero que acaba transformándose en una historia muy rica en contenido y detalles. Hay varias tramas que se entrelazan, pudiendo elegir cuál desarrollar primero o ir haciéndolas todas a la vez, según te vayas encontrando los puntos clave para avanzar.

Duración

Si no te centras demasiado en la creación de bases, el juego es bastante corto, quizás sobre las 15-20 horas de juego. Ahora bien, si le has pillado el gustito, es probable que te pases muchísimas horas reuniendo recursos, construyendo y dejando una fabulosa e impecable base. Todo depende de ti.

Dificultad

Es un juego de supervivencia donde deberás vigilar no morirte de hambre, de sed, de frío o por falta de oxígeno. O que no te coma un monstruo marino más grande que tú. Ahora bien, al principio de la partida se puede ajustar según el estilo de juego que busques.

Lo bueno de Subnautica Below Zero

En resumidas cuenta, si tengo que destacar todo lo positivo de Subnautica Below Zero, sería lo siguiente:

  • Inmersión visual y auditiva asombrosas. Sentirás escalofríos al meterte en algunos lugares.
  • Historia amena que, a pesar de darte mucha libertad, también te da dirección para completar el juego.
  • Lo de construir tu propia base es maravilloso. Un juego sólo de esto podría hacerme perder muchísimas horas de vida.
  • No tienes que aprender demasiados controles, es ideal para personas que no son muy jugonas.
  • Te ayudará a trabajar los miedos submarinos, como la talasofobia. Si no te lo crees, busca miedos de sustos de Subnautica en internet.

Lo malo de Subnautica Below Zero

Ahora bien, la verdad es que a pesar de ser un juegazo, siempre hay aspectos a mejorar. No negativos, pero que con ellos el juebo hubiese sido una obra maestra. Estos son:

  • No es multijugador, ni siquiera cooperativo. Con la gran jugabilidad y posibilidades que tiene, es una pena no poder compartirlo.
  • Puedes perderte con algunas referencias dentro del juego si no has jugado al primer Subnautica, aunque se puede disfrutar igual.
  • No genera la misma sensación de supervivencia y soledad que la primera experiencia con el Subnautica. El enfoque de la historia es diferente.
  • El mapa es más pequeño y tiene menos profundidad, enseguida que te pongas a dar vueltas lo habrás visto casi todo.
  • Los recursos para la construcción de bases, vehículos y herramientas están muy dispersos, te pasarás un buen rato buscándolos.

¿Vale la pena comprar Subnautica Below Zero?

En definitiva, sí. Subnautica Below Zero no ofrece la experiencia inicial de su antecesor, por lo que antes de embarcarte en él recomiendo encarecidamente pasarte el primero. Ahora bien, tampoco te vas a morir por disfrutar de este primero, pero la lógica de la narrativa dice que comiences por el otro.

Como juego de supervivencia es bastante fácil, incluso en niveles de dificultad elevados. La fauna es relativamente pacífica y en cuanto controles un poco la comida, agua y oxígeno, no tendrás nada de qué preocuparte.

Es un juego que recomiendo para todas las edades, ya que lo considero uno de esos juegos que te hacen sentir emociones, que no son predecibles, que te maravilla el cuidado que hay detrás de su creación. Y es que aunque juegues de uvas a peras, seguro que sacarás un ratito para disfrutarlo.

Tanto si te gusta el océano como si no. Tanto si eres de ciencia ficción como de juegos de acción. Subnautica Below Zero te transporta de una forma tan mágica a un mundo alienígena impresionante, lleno de detalles y muchos misterios por resolver.