Razer Naga Pro: aunque a precio premium, el mejor ratón para ARPG/MMO/MOBA

Rubén Castro, 16 octubre 2020

El Razer Naga Pro es un ratón excelente para juegos MMO, MOBA y ARPG, sin embargo, debido a su peso, hay mejores alternativas para juegos FPS. Las conexiones inalámbricas funcionan perfectamente y la autonomía alcanza más de 100 horas.

Razer Naga Pro

✓ Dimensiones: 119 x 74,5 x 43 mm
✓ Agarre: agarre de palma
✓ Diseño: ambidiestro
✓ Peso: 117 gramos
✓ Sensor: Razer Focus+ (PMW3399) hasta 650 IPS y 50G
✓ LOD: distancia de despegue (Lift-off distance) configurable
✓ Tasa de refresco: polling rate configurable de hasta 1000 Hz
✓ Botones: 3 paneles laterales intercambiables con configuraciones de 2, 6 y 12 botones, hasta 20 botones programables en total
✓ Switches: Razer Optical Mouse para los botones de clic derecho e izquierdo (70M pulsaciones)
✓ Conexión: inalámbrica 2,4 GHz HyperSpeed Wireless Technology, Bluetooth y cable Razer Speedflex 1,8 m mallado con conector USB-A
✓ Autonomía: hasta 100 horas con HyperSpeed y sin iluminación, hasta 150 horas con Bluetooth y sin iluminación
✓ Memoria: sí, onboard hasta 5 perfiles
✓ Skates: teflón puro (0,8 mm de grosor)

Me gusta

  • Mejor sensor del mercado
  • Buena autonomía
  • Los paneles laterales se ajustan perfectamente
  • Buena calidad de construcción
  • Dos conexiones inalámbricas

No me gusta

  • Precio elevado
  • Es algo pesado para FPS
Compara precios en más tiendas

Diseño y forma

  • El Naga Pro comparte muchas similitudes con su predecesor, el Naga Trinity. Se ve y se siente parecido en la mano

El Razer Naga Pro se trata de un ratón grande, un poco más ancho que el Naga Trinity, que está pensado para usarse con agarre de palma. En el lateral izquierdo tenemos un panel intercambiable que se sujeta muy firmemente con unos imanes. Tirando un poco podemos sacar el panel y poner otro con una diferente configuración de botones. Tenemos tres paneles diferentes:

  • Uno con dos botones y un grip de goma abajo.
  • Otro con 6 botones y un grip de goma abajo (parecido al Logitech G604). Es el más diferente respecto al Naga Trinity que viene con un panel de 7 botones en circulo.
  • Y otro con 12 botones que ocupan el lateral de arriba a abajo.
El Razer Naga Pro viene con 3 paneles laterales, el receptor inalámbrico, un cable y un adaptador para colocar el receptor inalámbrico en el extremo del cable (para mejorar la señal)

Las placas son muy fáciles de cambiar, en la parte de abajo del ratón tenemos una pequeña muesca que permite tirar con mayor comodidad.

Un punto muy positivo es que el ajuste es perfecto y, una vez puesto un panel, parece como si el ratón fuese así de fábrica. Es sólido y no se mueve nada.

Panel lateral intercambiable del Naga Pro

En la parte derecha, el panel no es removible y tiene forma para colocar el dedo anular de manera cómoda. A mí me resulta bastante cómodo así, pero seguro que hay gente que le gustaría poder cambiar el panel por otro con otra curva.

Como viene siendo habitual es esta clase de ratones, el Razer Naga Pro solo está pensado para ser usado con la mano derecha

En cuanto a comodidad, el Naga Pro se adapta a mi mano francamente bien y aunque no soy mucho de agarre de palma, la verdad es que es muy cómodo plantar toda la mano de manera relajada y que cada curva del ratón recoja un dedo o una parte de la mano. Eso sí, es un ratón relativamente grande y bastante pesado, 117 gramos, para los estándares modernos.

Dentro del hueco entre la placa y el ratón, también hay un espacio para guardar el receptor USB para la conexión inalámbrica.

Botones

Para empezar, los botones principales montan los switches optomecánicos de Razer mejorados que tienen una vida estimada de 70 millones de pulsaciones (los ratones normales tienen switches que duran entre 10 y 50 millones de pulsaciones). Además, actúan más rápido y no sufren problemas de doble clic con el paso del tiempo. Vamos, una pasada. El tacto de los botones es bastante bueno, aunque podrían ser un poco más secos.

Todos los botones se notan de calidad

La rueda del scroll es de una goma muy agradable y el giro es suave y silencioso. El clic del scroll me gusta un poco menos, porque el scroll permite desplazamiento lateral y debido a eso el clic tiene un poco de holgura y no es tan seco como si no tuviera la opción de scroll lateral.

En la parte superior, tenemos otros dos botones que vienen configurados por defecto para cambiar los CPI, aunque podemos personalizarlos.

Y ya llegamos a los paneles laterales con sus respectivos botones… El panel que más me gusta a mí con mucha diferencia es el de 6 botones, es el más polivalente. Con este panel tenemos 6 botones y, además, tenemos un pequeño grip para poder agarrar el ratón y desplazarlo con comodidad.

Panel lateral de 6 botones

Por ejemplo, el de 12 botones tiene todo el lateral lleno de botones y no queda hueco para coger el ratón bien. Eso sí, que yo no me apañe con él no significa que no sirva para nadie. Seguro que hay mucha gente que le va mejor el de 12 que el de 6.

Por cierto, en el de 6, me hubiese gustado que en la parte delantera del panel llevase un botón tipo gatillo como el que monta el Basilisk V2.

El comportamiento de los botones laterales es espectacular, pero es mejor que muchos otros ratones similares en los que los botones son totalmente esponjosos. En este caso, los botones del Naga Pro al menos se nota claramente cuando hemos pulsado cada botón y no son fáciles de pulsar sin querer. Eso sí, configurar todos los botones de la manera más eficiente y adquirir la memoria muscular para usarlos lleva bastante tiempo. Pero una vez hecho conseguirás tendrás una ventaja competitiva al poder utilizar los botones laterales de manera rápida con el toque del pulgar, sin tener que despegar los dedos de la mano izquierda de las teclas ASDW.

Al panel de dos botones no le veo mucho sentido en un ratón así.

Sensor y software

El sensor óptico Focus+ de Razer es uno de los más avanzados del mercado y puede alcanzar los 20.000 CPI, 650 IPS de velocidad y 50 G de aceleración. Desde mi punto de vista, sobra sensor por todos lados para este tipo de ratón. Aun así, nunca está de más tener el mejor sensor del mercado en un ratón.

El ratón detecta automáticamente la placa instalada y podemos configurarla fácilmente con Synapse

Con el software Razer Synapse 3 podemos configurar los botones, la sensibilidad (de 100 a 20K en pasos de 100), la frecuencia de muestreo (entre 125 y 1000 Hz), la distancia de despegue (entre 1 y 3 mm), la iluminación y el ahorro de energía. Además, podemos guardar hasta 5 perfiles en la memoria interna del ratón y entre los que podemos alternar pulsando un botón que tenemos situado en la base del ratón.

Conexión

El Naga Pro puede conectarse de dos maneras inalámbricas: Razer HyperSpeed y Bluetooth.

La tecnología Razer HyperSpeed utiliza una conexión de 2,4 GHz que promete ser un 25% más rápida que las conexiones inalámbricas de la competencia. Esta conexión es la que se recomienda para cuando vamos a jugar con el ratón. La verdad es la respuesta es inmediata y el ratón se siente como ratón con cable. Además, la tecnología modificar automáticamente la frecuencia para evitar interferencias en los entornos más ruidosos y saturados de datos.

También podemos utilizar el ratón mediante una conexión Bluetooth, hay un interruptor en la parte de abajo para seleccionar el modo de funcionamiento. Gracias a eso, podremos usar el ratón en cualquier ordenador o dispositivo compatible con Bluetooth (como el móvil, la tablet o la TV), todo esto sin necesidad de utilizar el adaptador.

También podemos utilizar el ratón mediante el cable de 1,8 metros. Se trata de un cable mallado muy flexible que se conecta al ratón mediante una conexión micro-USB y que además se utiliza para cargar el ratón.

En cuanto a la autonomía, funcionando con la conexión Razer HyperSpeed, el ratón aguanta unas 100 horas de uso, mientras que en el modo Bluetooth la autonomía se va hasta las 150 horas. Eso sí, en ambos casos la duración es con la iluminación apagada.

Pies (skates)

En la base tenemos cuatro pies laterales y uno central de teflón puro con un grosor de 0,8 mm y esquinas redondeadas. Gracias a eso el ratón se desliza con suavidad sobre la superficie de la alfombrilla.

Conclusiones

El Razer Naga Pro es un ratón grande y ancho que sienta muy bien en la mano si jugamos con agarre de palma. Los paneles intercambiables se ajustan perfectamente y nos permiten personalizar el ratón a nuestro gusto, siendo quizás, el ratón más personalizable que he tenido el placer de usar.

Mi panel favorito es el de 6 botones porque además de tener los 6 botones hay hueco para colocar el dedo. Aun así, el de 12 puede tener mucho recorrido en el mundo de los ARPG/MMO/MOBA. Como ratón para FPS no lo recomiendo porque es demasiado pesado.

Razer Naga Pro Vs. Razer Naga Trinity

La mayor diferencia es que el Razer Naga Trinity tiene cable, mientras que el Naga Pro no. Además de eso, el Naga pro es un poco más ancho (unos 7 mm) y tres gramos más ligero. El Naga Pro también tiene mejores switches en los botones principales y mejor sensor.

Los paneles laterales también son un poco diferentes, aunque eso es más una cuestión de preferencias personales.

Ver más
Razer Naga Pro
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.