Análisis del nuevo Razer Basilisk V3: muchas novedades interesantes

Rubén Castro, 8 septiembre 2021

El Razer Basilisk V3 es un ratón diseñado para sacar el máximo partido tanto en gaming como en ofimática. Para gaming cuenta con la tecnología más puntera (sensor, switches, etc.) mientras que para ofimática cuenta con una rueda de scroll con giro infinito y desplazamiento horizontal.

Razer Basilisk V3

✓ Dimensiones: 130 x 60 x 42,5 mm
✓ Tamaño mano: sirve para todos los tamaños de manos
✓ Agarre: palma manos pequeñas, dedos mixto para manos medias y grandes
✓ Diseño: diestro
✓ Peso: 101 gramos
✓ Sensor: Focus+ (basado en el PixArt PMW3399) hasta 650 IPS y 50 G
✓ LOD: distancia de despegue (Lift-off distance) configurable
✓ Tasa de refresco: polling rate configurable 125, 500, 1000 Hz
✓ Botones: 11 botones configurables
✓ Switches: Razer Optical Mouse 2 gen. para los botones de clic derecho e izquierdo
✓ Conexión: cable Razer Speedflex 1,8 de metros

Me gusta

  • Muy cómodo
  • Iluminación LED muy conseguida
  • Switches ópticos mejorados
  • Excelente sensor
  • Rueda de scroll con giro libre y desplazamiento horizontal

No me gusta

  • Peso algo elevado
  • Precio

Diseño y forma

El Basilisk V3 tiene la forma típica de la gama Basilisk de Razer y se parece bastante (en forma y tamaño) a los ratones G502 de Logitech.

Se trata de un ratón de tamaño medio-grande. Su longitud es de 130 mm, su anchura es 60 mm y la altura alcanza los 42 mm. Además, pesa 101 gramos de peso, por lo que no se trata de un ratón ligero.

Cuenta con forma ergonómica para diestros. El ratón se inclina claramente hacia la izquierda haciendo que sea muy cómodo de sujetas con la mano derecha. Además, en el lateral izquierdo tenemos un saliente que nos sirve para apoyar el dedo gordo.

Aunque el ratón se defiende bien con todos los agarres, las manos de hasta 17-18 cm le sacarán el mayor partido usándolo con un agarre de palma puro, mientras que las manos mayores podrán usar un agarre de palma mixto (mezcla de palma y dedos). Mi mano mide unos 19 cm, aproximadamente, y suelo usar agarre de dedos mixto en el que apoyo un poco de la zona de la palma del meñique en el ratón. Así me resulta muy cómodo porque tengo la mano en una posición bastante natural.

El Basilisk V3 me resulta muy cómodo por sus formas, pero también por la excelente distribución de pesos. Según agarro el ratón de forma natural, lo levanto y queda completamente plano, cosa que me pasa con muy pocos ratones. La mayoría de ratones tienden a inclinarse un poco hacia delante o hacia atrás, lo que indica que la distribución de pesos no se acopla perfectamente a mi agarre.

El sensor también se ha movido un poco hacia delante y de esta manera queda mejor situado respecto al agarre natural del ratón. Eso significa que funcionará muy bien con agarre de dedos

La carcasa es de plástico texturizado bastante agradable al tacto y la calidad de construcción es bastante buena en general. Apretando desde arriba, el ratón parece una roca. Apretando desde los laterales, la carcasa se hunde un poco, pero nada que se note usando el ratón de manera normal. Por cierto, tanto el lateral derecho como el izquierdo cuentan con unas amplias zonas de goma para mejorar el grip.

Otro punto destacado del nuevo Basilisk V3 es la elaborada iluminación RGB y es que cuenta con muchas zonas de iluminación que podemos configurar y en las que podemos utilizar para crear impresionantes efectos.

  • La rueda del scroll es una zona RGB
  • El logo es otra zona RGB
  • Y también existe una banda led que rodea prácticamente toda la base y que cuenta con 9 zonas RGB

Con Razer Synapse podemos elegir efectos preconfigurados rápidamente y con Razer Chroma podemos configurar efectos más personalizados. Personalmente, me gusta mucho el efecto de onda en el que los colores van alternándose de forma giratoria.

La iluminación queda impresionante en el ratón, sin embargo, el detalle que más me gusta es que los leds que rodean la base iluminan la alfombrilla y crean una especie de aura realmente llamativa. Yo no soy mucho de leds y demás, pero he de reconocer que ese efecto me tiene enamorado.

La iluminación es más bonita en directo que en la fotografía

Botones

Los botones principales utilizan los switches ópticos de segunda generación de Razer. Como ya sabrás, los switches ópticos tienen la ventaja de ser más rápidos al no tener que esperar un tiempo de rebote y no sufren problemas de dobles clics. Además, al tener menos partes móviles, su vida útil alcanza los 70 millones de pulsaciones.

En cuanto al comportamiento, el accionamiento requiere de una fuerza media y el clic es algo menos seco que otros switches. Algunas personas prefieren un clic más seco, pero a mí no me disgusta el clic de estos interruptores. Lo importante es que los botones tienen poco pre y post travel por lo que el clic se nota bastante preciso.

En el lateral izquierdo tenemos los dos botones típicos de delante y detrás. Su posición y tamaño es bueno; pero el clic es mejorable. En concreto, me parece que el clic hacia delante está un poco más duro que el de detrás. Además, ambos tienen un poco de post travel. Aun así, creo que son mejores que la media.

Como es típico de la gama Basilisk, el V3 tiene otro botón en el lateral posicionado para ser pulsado con el pulgar. Su posición es bastante buena, lo suficientemente adelantado para que no moleste al agarre, pero a una buena distancia para que no sea incómodo de utilizar. En este caso, el botón del pulgar es de plástico, no de metal como en el Basilisk V2, pero, sobre todo, no es removible. El clic tiene buena fuerza, aunque la sensación es algo peor que en el V2. Lo bueno es que, debido a su forma y a la posición del interruptor, es bastante raro pulsarlo sin querer.

Otra de las características más importantes del Basilisk V3 se encuentra en su rueda de scroll. A simple vista podría parecer una rueda de scroll normal y, además, de muy buena calidad. La rueda está hecha de una goma con textura muy agradable, el giro es muy cómodo tanto para juegos como para ofimática y el clic también es de bueno. Sin embargo, la rueda guarda dos ases bajo la manga:

  • Giro libre: la rueda tiene un mecanismo electrónico que permite girar la rueda del scroll libremente. Así, dándole un impulso fuerte, podemos hacer que la rueda gire durante bastantes segundos (unos 10 segundos) pudiendo desplazarnos miles de celdas en una hoja de cálculo o en aplicaciones de chats.
  • Scroll lateral: podemos empujar la rueda del scroll lateralmente para conseguir desplazamiento lateral.
Estas dos características del scroll vienen muy bien si trabajamos con hojas de cálculo grandes
El giro libre lo podemos controlar con el botón superior que tenemos pegado a la rueda o bien mediante el software Synapse de Razer

Existen otros ratones que tienen estas dos funciones en la rueda de desplazamiento, lo malo es que, normalmente, suelen tener holgura y no dan tanta sensación de calidad como la del Basilisk V3. Además, el V3 tiene la característica de controlar el giro libre de manera electrónica no mecánica como la mayoría. Esto ha permitido a Razer desarrollar una funcionalidad única que permite que la rueda detecte automáticamente cuando queremos girarla con potencia para activar el giro libre de manera automática.

Con Synapse podemos configurar el giro libre automático con la opción Carrete Inteligente

La verdad, es que el comportamiento es muy interesante y me resulta muy útil en ofimática, aunque suelo desactivar la función de Carrete Inteligente cuando voy a jugar porque no quiero confundirme y que la rueda gire de más.

Por cierto, la rueda con giro libre no sirve para hacer bunny hops en juegos.

Por último, en la parte superior tenemos otro botón que viene configurado por defecto para controlar los CPI y en la parte inferior tenemos un botón que permite seleccionar los diferentes perfiles guardados en la memoria del ratón (cada uno identificado con un color diferente del led).

Sensor y software

Razer no ha escatimado en nada y el Basilisk V3 monta el sensor Focus+ de Razer, el mejor sensor de la marca. El Focus+ está basado en el PMW 3399 de PixArt y cuenta con una precisión de resolución del 99,6 % para conseguir el mejor rendimiento. Además, tiene una sensibilidad máxima de 26.000 CPI, una aceleración máxima de 50 G y una velocidad máxima de 650 IPS, lo mejor del mercado.

Como he comentado antes, el sensor está muy bien situado haciendo que la respuesta del movimiento sea natural y previsible (otros ratones tienen el sensor demasiado atrás y no siempre el movimiento es natural con todos los agarres)

También cuenta con varias funciones avanzadas:

  • Sincronización de movimiento: cuando tu PC extrae información de otro sensor, lo hace a una velocidad que no se alinea perfectamente con la señal que emite el ratón. Al sincronizar las señales en los intervalos exactos, el PC extrae información y así podrás obtener los registros más recientes de la posición del ratón para obtener un seguimiento constante.
  • Rastreo asimétrico: permite configurar que las distancias de despegue y aterrizaje sean diferentes (entre 1 y 3 mm).
  • Seguimiento inteligente: para conseguir una precisión óptima, los sensores antiguos deben calibrarse manualmente cada vez que se cambia a una nueva superficie para ratón. Si no están calibrados, la distancia de elevación puede ser inconsistente, lo que afecta a tu precisión en el juego. El Focus+ se calibra automáticamente cada vez que cambia la superficie para ratón, garantizando que se mantenga intacta la distancia de detección (y la precisión) al levantarlo.

Como puedes imaginar, la precisión del ratón es excelente en cualquier movimiento y el ratón no tiene jitter (vibración) ni angle snapping que puedan perjudicarnos a la hora de jugar.

Con Synapse podemos configurar muchos parámetros del ratón

Con el software Synapse de Razer podemos configurar los botones, las macros, los niveles de sensibilidad, el polling rate (125, 500 y 1.000 Hz), la iluminación, la distancia de despegue, etc. Y esto lo podemos guardar en los diferentes perfiles de la memoria interna del ratón, para así poder utilizar el ratón totalmente personalizado en cualquier PC sin necesidad de instalar Synapse.

Cable

Se trata de un cable SpeedFlex de 1,8 metros de longitud. Es un cable flexible y ligero con poca resistencia cuando lo desplazamos sobre la alfombrilla. Por tanto, se trata de un cable muy bueno.

Yo lo suelo usar con un bungee, porque ya que lo tengo lo uso, pero el cable es tan bueno que lo he usado sin bungee y apenas se nota que está ahí. Es prácticamente como usar un ratón inalámbrico.

Skates (pies)

Cuenta con 5 generosos skates de teflón blancos muy bien terminados, todas las esquinas vienen redondeadas y se consigue un movimiento suave y consistente desde el primer momento.

Los skates son de tamaño suficiente y están bien posicionados

En cuanto a fricción, la velocidad de desplazamiento es bastante rápida para tratarse de un ratón de 100 gramos, pero tiene una buena cantidad de control por lo que podemos parar el ratón con bastante precisión.

Opinión

El Razer Basilisk V3 se trata de un ratón mixto que pretende satisfacer a partes iguales las funciones de ofimática y gaming. El giro infinito de la rueda y el desplazamiento lateral no perjudican en nada el funcionamiento de la rueda en gaming. El botón del pulgar está bien situado y la forma del ratón es realmente cómoda para pasar horas y horas usándolo sin que nos demos cuenta. Además, cuenta con una iluminación RGB realmente atractiva.

Si a eso le sumamos que cuenta con uno de los mejores sensores del mercado, switches ópticos con 70 millones de pulsaciones, grips laterales de goma, cable y skates de calidad… En definitiva, el Basilisk V3 no tiene muchos puntos flojos. Quizás, su mayor debilidad es el peso, ya que con 100 gramos diría que es un poco pesado para los gamers puros.

En cuanto al precio, el Basilisk V3 ha salido al mercado por 79,99 euros por lo que no es precisamente barato, pero tampoco creo que tenga un precio excesivo para lo que ofrece. Aun así, considero que mejora en muchos aspectos al Basilisk V2 y al Logitech G502… Y sin ser un ratón gamer 100%, llevo usándolo casi un mes a diario y me encanta, cosa que no pasaba con otros ratones mixtos (ofimática y gaming) anteriores. Supongo que volveré al Razer Viper 8KHz porque es más ligero, pero el Basilisk V3 me hace dudar porque es muy cómodo, luce espectacular y tampoco me molesta tanto el peso a la hora de jugar.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Razer Basilisk V3
Ver precio