Ozone Neon M50: un llamativo ratón gaming de color blanco nacarado y con rendimiento excelente

Rubén Castro, 4 diciembre 2019

El Ozone Neon M50 es un ratón gaming que monta uno de los mejores sensores del mercado, el PixArt 3310. Aunque ya tiene unos años, sigue siendo el preferido de muchos gamers por tener una respuesta muy suave (incluso más que los 3360/3366 y 3988). También monta unos excelentes switches mecánicos de OMRON en los botones principales. Sin embargo, por el PVP que tiene, hay algunos aspectos que podrían ser mejorables.

Ozone Neon M50

✓ Dimensiones: 133 x 73 x 41 mm
✓ Tamaño mano: ideal para manos medias o grandes
✓ Agarre: agarre de garra y de palma, aunque también se puede usar con agarre de dedos
✓ Diseño: diestro
✓ Peso: 115 gramos
✓ Sensor: PixArt 3310 (30 G)
✓ Botones: 2 botones laterales
✓ Switches: OMRON
✓ Conexión: USB con cable de dos metros
✓ Memoria interna: sí, de 128 kb

Me gusta

  • Excelente sensor, muy preciso
  • Apariencia espectacular
  • Forma del ratón
  • Switches mecánicos OMRON

No me gusta

  • Un poco pesado
  • La calidad de construcción deja dudas
  • Personalmente no me gusta el clic de los botones laterales
Compara precios en más tiendas

Diseño y especificaciones

  • El modelo blanco es muy bonito
  • Diseño para diestros

El Neon M50 es un ratón para gamers de la marca española Ozone. Por su forma y diseño, el ratón recuerda bastante al Razer DeathAdder, uno de los ratones con mejor diseño del mercado. Así que, ya puestos a inspirarse en alguien, nada mejor que uno de los modelos más aclamados de todos los tiempos.

Su diseño es para jugadores diestros y tiene un tamaño medio (la longitud de mi mano desde la base de la palma hasta la punta del dedo índice es de 19 cm).

El Neon M50 tiene una joroba bastante elevada en el medio y desciende progresivamente en los extremos

Debido a su forma es un ratón que se desenvuelve muy bien con el agarre de palma, aunque también se puede utilizar sin problema con el agarre de dedos. Para agarre de garra, tienes que tener una mano bastante grande para que te sea cómodo.

Botones laterales situados junto a un pequeño grip que mejora el agarre

En el lateral izquierdo cuenta con dos botones programables que, para mi gusto, sobresalen demasiado lo que hace que el clic no sea sólido.

Además, un detalle que no me ha gustado es que la carcasa no encaja bien en el lateral. Se puede ver en la siguiente imagen como la parte que sobresale se puede doblar con el dedo.

Se puede ver que el plástico de la carcasa no queda bien encajado con la parte de abajo

Por otro lado, el Neon M50 está disponible en color negro y en color blanco. He de decir que el blanco es MUY bonito. Tiene un acabado brillante con tonalidad nacarada realmente “guapo”. Llamativo a la par que elegante.

Eso sí, para mi gusto la superficie es demasiado suave. Me gustaría que tuviese un poco más de rugosidad para que el agarre fuese mejor y no resbalase tanto. En los laterales sí que tiene unos grips más gomosos que se agarran mejor, pero que, a su vez, podrían ser un poco más grandes.

Parte inferior del Neon M50

En la base del ratón encontramos 4 surfers de teflón con un deslizamiento muy suave, el sensor y un selector de modo de CPIs. Para seleccionar la sensibilidad del ratón tendremos dos botones diferentes uno en la parte de arriba y otro en la de abajo.

En este de la base podremos seleccionar uno de los dos rangos de funcionamiento. Por defecto vienen preconfigurados en: (1) 400 y 800 CPIs; y (2) 1000 y 2000 CPIs. Estos rangos se pueden modificar con el software del fabricante.

Una vez seleccionado el rango de CPIs en la parte de abajo, podemos alternar entre las dos diferentes sensibilidades del rango mediante el botón superior. Esto quiere decir que si abajo hemos seleccionado el rango 400-800, con el botón superior podremos cambiar rápidamente entre un 400 y 800 CPIs.

En la parte superior nos encontramos con los dos botones normales, el scroll y el botón para cambiar los CPIs

Los botones principales cuentan con switches mecánicos OMRON y tienen un tacto muy bueno, aunque la fuerza de actuación es mayor que en otro modelos (se notan algo más pesados). Eso sí, hacen un sonido muy agradable y el clic es firme y seguro. Ideal para no hacer dobles pulsaciones sin querer.

El scroll es de dos direcciones (no tiene desplazamiento horizontal) y la rueda es gomosa, suave y bastante silenciosa en su giro.

El Neon M50 está diseñado para jugadores diestros

En el interior, nos encontramos con uno de los mejores sensores ópticos: el PixArt 3310. Aunque tiene unos cuantos años, sigue siendo uno de sensores más deseados… Incluso, algunos gamers profesionales lo prefieren al PixArt 3360 y sus derivados.

De hecho, fue el 3310 el que puso final a la lucha encarnizada por tener el mejor sensor del mercado. El 3310 es tan bueno que los nuevos sensores, aun siendo mejores en especificaciones, apenas mejoran en el uso real. Por eso, a partir del 3310 todos los sensores de calidad cumplen de sobra, y el sensor ha dejado de ser el factor decisivo a la hora de elegir ratón, ahora los factores determinantes son la forma y el peso.

También cuenta con una sencilla, pero bonita iluminación RGB con 16,8 millones de colores. Los efectos de iluminación son: color estático, respiración y palpitación.

Rendimiento

  • Algo pesado
  • Excelente precisión

El Neon M50 se puede usar sin necesidad de instalar ningún programa. Funciona en cualquier sistema operativo con tan solo conectarlo. Además, tiene una memoria interna de 128 Kb donde guarda los ajustes para que en cualquier ordenador tengas el ratón configurado a tu medida.

Sin embargo, con el software de Ozone (página oficial) podemos configurar todos los parámetros al detalle.

Software para configurar el ratón Neon M50

El programa de configuración es un poco espartano… Está a años luz de los de Logitech o Razer, pero tiene bastantes opciones y es fácil de manejar. Podemos crear diferentes perfiles de configuración que se guardarán en la memoria interna. Para ello tendremos que presionar en Config (abajo a la izquierda) y en el botón +.

En cada perfil podremos configurar la asignación de botones y crear macros. Además, podemos configurar los rangos de CPIs (entre 100 y 5000), los efectos de iluminación, el polling rate (entre 125 Hz y 1000 Hz en rangos de 50 Hz para conservar la resolución nativa del sensor), la velocidad del doble clic, la velocidad del cursor, la sensibilidad X/Y, la velocidad del scroll y el angle snap.

La aplicación funciona más o menos bien, pero hay algunos fallos en la interfaz. Por ejemplo, cuando abrimos algunos parámetros de configuración, otros desaparecen… Si no te aparecen todos, ve cerrando los menús que tengas abiertos.

Una vez configurado a nuestro gusto, ¡vamos a probarlo!

El Neon M50 me resulta muy cómodo en un agarre mixto entre agarre de dedos y de palma

En el CS:GO suelo jugar a 1,4 de sensibilidad interna y a 800 CPIs del ratón. Con esa configuración me he sentido super cómodo con el Neon M50 desde el primer momento. Supongo que también tendrá que ver que he sido usuario de un DeathAdder durante mucho tiempo.

Comparación de la forma del Neon M50 con el Razer Viper y el Logitech G502

La precisión del ratón es excelente. Los movimientos son fluidos y las correcciones muy rápidas. Además, desliza muy suave y rápido por la alfombrilla. Los botones principales, aunque un poco pesados, tienen una respuesta muy precisa. El botón del scroll no es tan bueno, pero tampoco me ha supuesto problemas. Además, lo podemos pulsar con facilidad sin temor a girar la rueda sin querer.

La rueda tiene un giro escalonado, pero suave. Gracias a eso sirve tanto para girar un número de posiciones concretas, como para hacer bunny hops.

El cable es algo rígido, pero no me ha molestado

Por otro lado, la carcasa del ratón, aunque preciosa, es demasiado resbaladiza y no se agarra bien con la mano (si usamos agarre de palma o de garra). Los lugares con mejor agarre son los laterales negros, pero son relativamente pequeños. Además, con 115 gramos el ratón es algo pesado.

Los botones laterales (los que se pulsan con el pulgar) me han gustado menos. Son relativamente estrechos y demasiado elevados para mi gusto. Eso hace que tengas que levantar el pulgar del grip (el sitio con mejor agarre), perdiendo un poco de control sobre el ratón durante ese momento. Aun así, me siento muy cómodo con el ratón y no he notado ninguna bajada de kills importante respecto a otros ratones.

Conclusiones

El Ozone Neon M50 es un ratón excelente en cuanto a rendimiento gracias a su sensor PixArt PMW3310 y a sus switches OMRON. Además, el modelo blanco es precioso. Sin embargo, hay algunos aspectos que creo que son mejorables sin incrementar el precio:

  • Mejor agarre, tanto de la carcasa como de los grips laterales.
  • Mejores botones laterales.
  • Aligerar un poco el ratón.

Yo lo compré en una oferta por 20 euros, por ese precio no hay muchos ratones que se le acerquen. Sin embargo, por su precio normal creo que hay mejores opciones en cuanto a relación calidad-precio global. Si lo encuentras por 30 euros, también es una compra excelente.

Ver más
Ozone Neon M50
Ver precio
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.