¿Qué material es el mejor para una alfombrilla gamer?

Mario Cruz, 22 febrero 2019

Si buscas una respuesta rápida te diré que las alfombrillas de tela suelen ser las preferidas de los gamers porque tienen una muy buena relación entre la precisión que dan al sensor y la fricción para deslizar el ratón es bastante buena. Ni muy deslizante ni demasiado poco. Además, son muy baratas, cómodas y se pueden transportar con facilidad.

Su mayor punto negativo es que se ensucian y se desgastan con relativa facilidad. Eso sí, si no eres un gamer profesional, una alfombrilla de tela (lavándola de vez en cuando) te puede durar varios años sin problemas.

Pero hay mucho más que te quiero contar. Vamos a verlo.

¿Alfombrilla sí o no?

Los primeros ratones usaban una pequeña bola de acero recubierta de goma dura que rodaba a medida que el ratón se movía. Esto hacía girar unas pequeñas ruedas dentro del ratón, que enviaban señales que representaban la distancia recorrida, cosa que el ordenador interpretaba y podía mover el cursor del ratón de la manera correspondiente en la pantalla.

Por eso era necesario utilizar una alfombrilla que proporcionaba una superficie con la suficiente fricción, para que la bola de goma pudiera agarrar y girar sin deslizar.

Unos años después llegaron los ratones ópticos que podían “ver” la superficie sobre la que se movían. En teoría esto suponía que ya no había necesidad de utilizar alfombrillas, sin embargo, los sensores de la época eran tan malos que muchos ratones se perdían, hacían movimientos raros o sufrían jitter (temblaban) cuando eran usados sobre algunos tipos de mesas. Por eso, el uso de la alfombrilla siguió siendo casi imprescindible.

En el pasado era imprescindible usar una alfombrilla para el ratón, ahora ya no tanto.

En la actualidad, los sensores de los ratones ópticos, tanto los iluminados por led como por láser, son extremadamente buenos y no tienen ningún problema en mapear casi cualquier superficie. Tan solo algunas superficies con propiedades ópticas un tanto especiales, como el vidrio o los espejos, pueden ser incompatibles con los ratones iluminados por led. Los iluminados por láser funcionan en todas las superficies “en principio”.

¿Todas las alfombrillas son válidas para todos los ratones?

Hace algunos años, no todas las alfombrillas servían para todos los tipos de ratón. Esto era debido a que los sensores no eran tan avanzados como lo son ahora.

Afortunadamente, casi todos los ratones de hoy en día pueden trabajar correctamente en la mayoría de los tipos de superficies que utilizan las alfombrillas modernas: plástico, tela, aluminio y cristal tintado.

Por lo que, si no usas un ratón muy antiguo, podrás elegir la alfombrilla que prefieras.

Si tienes un ratón antiguo, sería más seguro limitarse a una alfombrilla de tela o a una de plástico duro (sobre todo si tienes un ratón con iluminación led).

Alfombrillas de tela

Son las alfombrillas más comunes porque:

  • Son las más baratas.
  • Pueden transportarse de manera fácil.
  • Son muy cómodas.
  • Desgastan poco los surfers o gliders del ratón (las patas o pies del ratón que ponen en contacto el ratón con la alfombrilla).
  • Tienen un nivel de precisión bastante bueno, aunque algo inferior a las alfombrillas de plástico duro y las de aluminio.
  • Reparten la presión de manera simétrica por el ratón, ya que apenas ceden.
  • La fricción es media y bastante predecible.
  • Son silenciosas.
  • Son las más adecuadas para ratones malillos o que tienen sensores de peor calidad.

Este tipo de alfombrillas son las más comunes entre los gamers. Normalmente están confeccionadas con tejidos sintéticos y tienen una base de caucho o de goma que impide que se deslicen por la mesa. Suelen ser muy finas y proporcionan una superficie lisa y consistente -que se deforma poco, para conservar un nivel de precisión adecuado-.

Las alfombrillas de tela tienen la fama de sufrir un desgaste más intenso que las alfombrillas hechas con otros materiales, y aun siendo cierto, a mí me suelen durar bastantes años antes de estropearse.

Además, se ensucian con bastante facilidad tanto con manchas como con polvo y son más complicadas de lavar. El resto se limpian con un simple paño húmedo y éstas hay que lavarlas con agua, ya sea bajo el grifo o incluso en la lavadora, donde quedan como nuevas en cuanto a limpieza, pero se deterioran con mayor rapidez.

Este punto es importante, sobre todo, si te sudan mucho las manos, ya que el sudor también hace que se ensucien enseguida y que se deterioren más rápidamente.

Dentro de las alfombrillas de tela, los modelos suelen diferenciarse principalmente por el tamaño, aunque también por el tejido, el tacto, la base antideslizante, los bordes cosidos y el grosor total. Yo he probado alfombrillas de marca, desde la mítica AllSop hasta las omnipresentes Qck, y también alfombrillas de marca blanca. Al final, son tan sencillas que tienes que tener mala suerte para encontrarte con un modelo que no sea bueno.

Alfombrillas de plástico duro

El segundo tipo de alfombrilla más popular son las alfombrillas de plástico duro.

  • Son las más precisas.
  • Tienen una fricción muy baja (el ratón vuela por la superficie).
  • Funcionan muy bien con todo tipo de sensores y, también, con ratones antiguos.

Sin embargo, se comen, literalmente, los surfers de los ratones.

A la izquierda, desgaste de un ratón usado años sobre alfombrillas de tela. A la derecha, desgaste de los surfers de un ratón usado años sobre alfombrilla de tela y unos días sobre alfombrilla de plástico duro

Como puedes ver en la imagen, el ratón de la izquierda tiene un desgaste muy uniforme. Mientras que el ratón de la derecha que solo ha sido usado sobre una alfombrilla de plástico duro durante unos días sufre un desgaste mucho más agresivo. Eso hace, que además de la molestia y el gasto de reemplazar los pies del ratón con frecuencia, en las ranuras se introduce polvo y suciedad que añaden resistencia al deslizamiento, por lo que lo que se gana en velocidad por la superficie se pierde por la suciedad que se acumula en los surfers.

Este tipo de alfombrillas también se desgasta y es un desgaste más molesto que el de las alfombrillas de tela. Mientras que las alfombrillas de tela pierden un poco del efecto deslizante en toda la superficie, las de plástico duro van perdiendo material en las zonas donde más hemos utilizado el ratón. Por lo que al cabo de un par de años de uso intenso encontraremos que la zona del medio tiene una superficie más suave que las zonas externas.

También hay que destacar como puntos negativos que al ser rígidas no se guardan ni se transportan tan fácilmente como las de tela y son bastante más ruidosas.

Alfombrillas de aluminio

En tercer lugar y a mucha distancia de las dos primeras alternativas nos encontramos con otro tipo de alfombrilla rígida, las alfombrillas de aluminio.

  • Son muy atractivas visualmente.
  • Tienen un coeficiente de rozamiento que es muy buscado por algunos gamers que realizan movimientos rápidos.
  • Son muy resistentes y duraderas.

Sin embargo, también bastantes contras:

  • Al principio la alfombrilla está fría al tacto, por lo que pueden ser un poco incómodas en invierno.
  • Desgastan bastante los surfers o pads del ratón.
  • Producen bastante ruido, mucho más que las de tela y un poco más que las de plástico duro. Por lo que mucho cuidado en casa si las solemos usar por la noche.

Alfombrillas de cristal

Las alfombrillas de cristal se pusieron bastante de moda con la llegada de los primeros ratones láser, aunque con el tiempo han ido perdiendo fuelle.

  • Tienen una fricción muy baja, se consiguen aceleraciones y movimientos muy rápidos.
  • No hacen tanto ruido como las de aluminio.
  • Desgastan los surfers un poco menos que las de aluminio.
Este tipo de alfombrillas fue muy popular con los primeros ratones láser

Otras características importantes a tener en cuenta

Tamaño

Lo primero que hay que considerar es el tamaño. Tanto por el espacio que tenemos disponible en la mesa, como por el uso.

Habitualmente siempre ha habido tres tamaños: pequeñas, medianas y grandes; aunque últimamente se está popularizando un nuevo tamaño, las alfombrillas completas para escritorio.

Alfombrillas de tamaños: pequeño, medio y grande

Las pequeñas tienen unas dimensiones que rondan los 25 cm de lado y son perfectas para ofimática, pero se quedan pequeñas cuando jugamos.

Las medianas tienen ya un tamaño de unos 32 cm de lado y suponen un buen compromiso entre comodidad (tamaño suficiente para jugar) y practicidad (no ocupan demasiado espacio). Entre la gente que conozco, este es el tamaño más popular. Además, es el tamaño que suelen utilizar los fabricantes de alfombrillas que no son de tela (plástico rígido, aluminio y cristal).

Las grandes tienen unos 45 cm de lado y ocupan mucho espacio. Necesitas tener una mesa bastante grande para poder usarlas. Yo, por ejemplo, no puedo usar alfombrillas de este tamaño porque tendría que poner medio teclado encima de la alfombrilla y medio teclado fuera, por lo que queda desequilibrado y resulta incómodo.

Por eso, surgieron las alfombrillas de escritorio completo (unos 90 cm de lado), en las que pones tanto el ratón como el teclado encima. Si tienes espacio y eres limpio, este tipo de alfombrillas son una maravilla. Son las más cómodas y las que mejor consistencia dan; ya que proporcionan una altura uniforme en todo el escritorio.

Guía de tamaño para las alfombrillas Qck

A nivel profesional, la mayoría de gamers de FPS utilizan alfombrillas de tamaño grande, porque las medianas se les quedan pequeñas al usar sensibilidades bajas (pocos CPI). Y las de tamaño de escritorio son demasiado grandes para transportar.

Grosor

El grosor es independiente del tamaño y material de la alfombrilla. La mayoría varían entre los 2 a los 6 mm de grosor.

A primera impresión, las alfombrillas de tela más gruesas son más cómodas porque tienen más acolchado, pero a la larga pueden ser más molestas porque obligan a inclinar el brazo y la muñeca.

Desde mi punto de vista, cuanto más finas mejor.

Textura

Este es un tema comprometido y en el que nadie se pone de acuerdo.

Los fabricantes han intentado vendernos dos tipos de alfombrillas en función del coeficiente de fricción que tienen:

  • Las superficies de velocidad o de speed son más suaves y las intentan vender con la idea de que son mejores para juegos con movimientos rápidos.
  • Las superficies de control tienen algo más de fricción y permiten movimientos más controlados.

Por tanto, tu elección debería depender del tipo de juego y de la sensibilidad que suelas usar. En realidad, desde mi punto de vista, si vas a jugar, ve a por una de control. La fricción es muy baja también (no te va a costar nada mover el ratón) y fallarás menos veces; o al menos esa es mi impresión. También es una opinión bastante popular por la red. Además, las alfombrillas de control son mejores para hacer movimientos muy finos, ya que el ratón detecta mejor el movimiento al ser la superficie más áspera.

Superficies de velocidad y control de dos mousepads

De todas formas, con un poco de tiempo la gente suele acostumbrarse a las de velocidad y al tener la superficie un poco más suave no atrapan tanto polvo y se ensucian menos.

Precio

No hace falta que te gastes un dineral en una alfombrilla, en serio, son todas prácticamente iguales. No notarás la diferencia.

Yo suelo recomendar las alfombrillas de tela que rondan los 10 euros en tamaños medios, porque por ese precio ya suelen tener buenos acabados, por lo que la alfombrilla me aguantará un par de años sin problemas.

Lógicamente, si subes el tamaño o eliges otros materiales, el precio se eleva, pero no hace falta que te gastes 50 € en una alfombrilla…

Reposa muñecas

Si la alfombrilla es para jugar, no recomiendo usar reposamuñecas, porque vas a perder capacidad de movimiento.

Si quieres, hay reposamuñecas que son externos a la alfombrilla y que los puedes usar cuando estés con tareas de ofimática y te servirán para reducir la fatiga. Los puedes encontrar por menos de 10 euros normalmente.

Efectos de iluminación

Algunas alfombrillas tienen luces, efectos de iluminación y demás parafernalia. La verdad es que son muy bonitos. No tengo nada en contra de ellos, salvo que aumentan el precio y se conectan con un cable USB. Por lo que es otro cable más por ahí danzando.

Ah bueno…Logitech sí ha sacado un sistema muy interesante y que le saca más partido a la alimentación USB. Se llama Logitech PowerPlay y utiliza la resonancia magnética para recargar la batería del ratón inalámbrico mientras lo usas encima de la alfombrilla.

Conclusiones

Toda mi vida he tenido alfombrillas de tela, por lo que mis conclusiones ya sabéis por dónde van a ir… Aun así, he probado varios modelos de plástico duro, una Steel SX de aluminio anodizado (el ratón vuela literalmente) y una Icemat de cristal.

Desde mi punto de vista, prefiero las de tela, porque son más cómodas y sobre todo porque los surfers de los ratones se desgastan muchísimo menos.

Antes era muy fácil encontrar surfers de repuesto, pero estos últimos años cada vez es más complicado, y aunque se pueden encontrar, cada vez salen más caros. Y ese, por triste que parezca, es el principal motivo por el que prefiero las alfombrillas de tela.

Cómo no, también son muy cómodas de transportar, son baratas y las hay de todos los tamaños inimaginables.

Por contra, se deterioran relativamente rápido. A los seis meses ya notarás -bueno…no lo notarás porque es progresivo- que la alfombrilla no desliza como el primer día. Además, cogen mucho polvo y hay que lavarlas en la lavadora de vez en cuando.

Las de plástico duro son un poco más incómodas (roce con la mano) y también se desgastan con el tiempo, además, el desgaste es diferente. Mientras que en las de tela el desgaste es uniforme sobre toda la superficie (deja de deslizar tan bien como el primer día) en las duras el desgaste es más localizado, también es más lento. Al cabo de un año de uso intenso podrás empezar a notar como en la parte central donde más usas el ratón empezará a faltar un poquito de material. Pero nada de eso importa, porque para ese entonces ya habrás tenido que cambiar los surfers un par de veces. Surfers que como hemos visto cada vez son más difiles de encontrar y más caros, por lo que al final una alfombrilla rígida te sale mucho más cara que una de tela, aunque la cambies cada año.

Según los técnicos de Logitech, las alfombrillas más precisas son las de plástico duro, pero la diferencia con las de tela debe ser tan insignificante que apenas ningún gamer profesional las usa.

Por eso, si son las que usan los profesionales y son las más baratas, ¿por qué no usar una alfombrilla de tela?

Ver más
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.