Microsoft dice que Sony le está dificultando el acuerdo con Activision

Rubén Castro, 14 octubre 2022

La adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft sigue su curso en estos momentos. Los de Redmond acusan a Sony de tratar de influir en la investigación de la transacción de 69.000 millones de dólares que lleva a cabo el organismo británico.


La Autoridad de la Competencia y los Mercados (CMA) del Reino Unido emitió hace un mes una advertencia sobre el posible impacto de la adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft en la competencia de los videojuegos. En caso de que Microsoft no aportara una solución para resolver estas preocupaciones, la CMA pondría en marcha una fase ampliada de su investigación y evaluaría el acuerdo.

Las soluciones de la CMA fueron rechazadas por Microsoft, lo que dio lugar a la fase 2. Es posible que impida la fusión o fuerce la venta de algunos de los activos de la empresa, como afirma Ars Technica. En su dura respuesta a la conclusión completa de la CMA (PDF) de hoy, Microsoft afirma que el regulador se basó “en comentarios autocomplacientes de Sony” y adoptó las acusaciones de su competidor sin “una cantidad adecuada de evaluación crítica”. La respuesta de Microsoft también afirma que la CMA se equivocó en su interpretación de la ley.

La continuidad de la franquicia Call of Duty es la principal preocupación de Sony con respecto a Microsoft. Según Redmond, Sony está exagerando el valor de la serie, y el dominio de la multinacional japonesa no se vería amenazado por la pérdida de una sola franquicia. Además, la inclusión de Call of Duty en Game Pass no asegura la compra de hardware de Xbox. El jefe de Xbox, Phil Spencer, ha declarado que Call of Duty, Overwatch y Diablo se añadirían a Game Pass en el caso de que se cierre el acuerdo.

“A pesar de su deseo de limitar la cantidad de empresas rivales, Sony es capaz de competir. La industria del juego se beneficiará de la competencia y la variedad “Microsoft proporcionó una respuesta. Sony ha declarado que la inminente fusión será “mala para la competencia, pésima para la industria del juego y mala para los jugadores.”

Después de que Sony planteara sus dudas sobre Call of Duty, Microsoft se vio obligada a defender su compra de Activision Blizzard. El acuerdo de Activision con Sony llegará a su fin tras el anuncio realizado por el creador de Windows de que los tres próximos juegos, incluido Call of Duty: Modern Warfare II, se lanzarán en PlayStation. Esta estrategia fue criticada por el CEO de PlayStation, Jim Ryan, por ser “inadecuada en numerosos aspectos”.

Los suscriptores de Game Pass que quieran jugar a Call of Duty como parte de su suscripción tal vez quieran esperar hasta que Microsoft satisfaga los requisitos normativos de otras naciones además del Reino Unido.

Rubén Castro

Redactor

Apasionado de explorar y diseccionar lo último en tecnología. Tengo mucha experiencia en el mundo de los ordenadores y el gaming, aunque también me gustan todos los tipos de gadgets.

Consentimiento