Los mandos de Google Stadia pueden convertirse en controladores Bluetooth genéricos durante un año más

Rubén Castro, 22 enero 2024

No te piertas el día del deporte en AliExpress. Hay un montón de artículos con hasta el 50% de descuento!!!

Ver mejores ofertas

Google diseñó Stadia como competidor de los servicios de juego en línea de Sony, Microsoft y Nvidia. Pero como nos tieen acostumbrados, la compañía cerró su proyecto al cabo de un par de años, y el mando propietario del servicio pronto se convertirá en un trozo de plástico sin valor.

Los clientes que aún posean mandos Stadia deberán convertirlos en controladores Bluetooth o perderán la posibilidad de seguir utilizándolos en el futuro.

Tras la trágica desaparición de Stadia, Google ofreció a los usuarios un programa de conversión a Bluetooth de los mandos Stadia durante un año. Sin embargo, el gigante de las búsquedas ha ampliado el programa. La página de soporte del servicio indica ahora que la activación del modo Bluetooth estará disponible hasta el 31 de diciembre de 2024.


Como todos los servicios de juego en la nube, Stadia tenía problemas con la alta latencia de los mandos. Google intentó mitigar el problema diseñando el mando para que se conectara directamente a Internet a través de Wi-Fi en lugar de utilizar una conexión Bluetooth local adicional. La compañía alegó que una conexión directa a Internet proporcionaba una latencia menor, lo que podría haber sido una gran ayuda, especialmente para los dongles Chromecast de bajo consumo.

Cuando Google desconecte finalmente los servidores, el controlador Wi-Fi dejará de funcionar a menos que lo convirtamos a un mando Bluetooth genérico. Como Google es Google, los usuarios deben convertir sus gamepads exclusivamente a través de una página web, en lugar de mediante una simple descarga de firmware enviada a todos los mandos.

El sitio de conversión emplea la API WebUSB, que proporciona acceso seguro a dispositivos USB desde sitios web y, aparentemente, sólo funciona en Chrome u otros navegadores basados en Chromium (por supuesto). Tras actualizar el firmware, el mando Stadia sólo funcionará en modo Bluetooth o a través de una conexión USB con cable. La funcionalidad Wi-Fi quedará inutilizada, lo cual no es problema porque Stadia ya está enterrado en el cementerio de Google.

Los primeros informes sobre la popularidad de Stadia indicaban que Google esperaba “cientos de miles” de usuarios más de los que recibió. Es probable que haya muchos mandos de Stadia sin empaquetar en las estanterías de algunas tiendas. Ofrecer un periodo de gracia adicional para convertir los mandos en joypads Bluetooth podría ayudar a las tiendas (y a Google) a recuperar las pérdidas ocasionadas por las unidades prácticamente desechadas.

Rubén Castro

Redactor

Apasionado de explorar y diseccionar lo último en tecnología. Tengo mucha experiencia en el mundo de los ordenadores y el gaming, aunque también me gustan todos los tipos de gadgets.

Consentimiento