Generation Zero: análisis y opinión

Tomás de Jesús, 12 julio 2021

En Cecotec (gran marca española de gadgets y pequeño electrodoméstico) están tirando la casa por la ventana y tienen ofertas en todos sus productos de más del 60%. ¡Corre que vuelan!

Quiero ver las mejores ofertas de Cecotec

Estaba buscando un videojuego para compartir con los amigos. Algo en plan cooperativo, de explorar y que nos pudiéramos pasar un buen puñado de horas detrás de las pantallas. Y me encontré con Generation Zero.

Nos enganchamos bastante, ya no sólo por la ambientación, sino por la capacidad de hacer que todos los participantes sintieran ganas de seguir explorando en este impresionante mundo abierto que ha creado Systemic Reaction.

¿Qué es Generation Zero?

Generation Zero es un juego cooperativo de mundo abierto, es decir, te puedes juntar con un par o tres de amigos y tenéis un mapa enorme por explorar. En él no sólo encontraréis las pistas que llevan a conocer más detalles de la historia, sino armamento, materiales y peligrosos enemigos robóticos.

Sí, es así: explora, saquea, equípate con mejores armas y sigue explorando mientras te abres a tiros o a batazos contra diferentes tipos de robots. A veces es mejor enfrentarse y otras veces huir, sobre todo cuando te topas con grandes bípodes que lo único que hacen es soltar andanadas de misiles.

Con una buena cantidad de suspense, muchos momentos de acción y también una gran variedad de situaciones que os sacarán una carcajada, es un juego cooperativo ideal para darle duro varios días seguidos.

Una distopía con robots ambientada en Suecia el año 1989

Generation Zero está ambientada en un lugar ficticio de Suecia, en concreto en el año 1989. Tras la Segunda Guerra Mundial, la robótica comenzó a coger carrerilla hasta que algunos países comenzaron a desarrollar ejércitos enteros para protegerse. Pero, como bien sabemos de Terminator, estas cosas nunca salen bien.

Los protagonistas comienzan sin saber qué está ocurriendo, recién llegados y llevando lo puesto. Recorrerás bonitos paisajes del país nórdico en busca de respuestas, pueblo a pueblo y búnker a búnker. Lo encontrarás, aunque la forma de transmitir la historia y el contexto se puede hacer algo confuso.

Con ese rollete de Stranger Things que tanto se puso de moda, tus amigos y tú exploraréis todos los rincones de una Suecia donde lo más tecnológico que hay son unos robots que tiene como objetivo darte caza.

Aspectos a destacar de Generation Zero

Si tuviera que indicar aquellos elementos que más me engancharon a Generation Zero, sin lugar a dudas serían los siguientes.

Un mundo muy abierto y explorable

El mapa es enorme, con una gran cantidad de lugares que explorar. Podrás visitar casas, búnkeres, pequeños campamentos ocultos en medio del bosque, bases secretas y otras localizaciones que enriquecerán el trasfondo del juego, pero más aún esa sensación de vasta amplitud que ofrece el juego.

Como único medio de transporte tienes la bicicleta. Sí, hay vehículos y tal, pero no hay nada más bucólico y hermoso que explorar una isla nórdica repleta de robots asesinos que a base de pedaleos. De verdad, que lo de las bicicletas es divertido, sobre todo si sois varios.

Mejora tu personaje con armas y nuevas habilidades

Generation Zero también añade un componente rolero muy interesante. Primero, porque al explorar localizaciones encontrarás equipamiento, armas y otros recursos indispensables para la superviviencia. Y segundo, porque a medida que descubras lugares y mates enemigos, subirás de nivel.

Existen diferentes ramas por las que desarrollar nuevas habilidades, logrando que cada miembro del equipo se especialice en algo: el tanque, el avistador, el que cura y el manitas, por ejemplo. De todas maneras, todos los jugadores pueden compartir algunas de las habilidades sin desbloquear por completo las ramas.

Construye tu propia base de la resistencia

Bastante avanzado el juego es posible construir tu propia base, añadiendo ese interesante componente que tienen muchos otros juegos de supervivencia. Es cierto que encontrarás algunos lugares que te servirán para guardar equipación y descansar, pero crear tu propio refugio siempre da más juego.

Para ello deberás recolectar recursos, como madera y acero, a través del mapa. Podrás encontrarlos en cajas en casas, en los motores de los vehículos destruidos e incluso en los componentes de los robots que hayáis ido aniquilando.

Características técnicas de Generation Zero

Si tuviera que valorar aquellos aspectos esenciales para decidirme de nuevo por la compra de Generation Zero, tendría en cuenta los siguientes.

Gráficos

No me imaginé un entorno tan bonito cuando lo adquirí, os lo juro. A pesar de que el interior de muchas casas y búnkeres es repetitivo, ya que el mapa es muy grande, la integración de las sombras y el ciclo de días hacen que sea un juego precioso. Precioso hasta que te quedas embobado con la puesta de sol y te cosen a tiros.

Jugabilidad

Aquí Generation Zero peca un poco, ya que la verdad es que tiene los controles de un shooter clásico, pero muchas cosas a mejorar. Para comenzar, el inventario se hace un completo jaleo, pero más aún conducir una bici. Os lo juro, rompen todas las leyes de la física (pero para mal).

Historia

Generation Zero tiene un rico trasfondo y ambientación, con un contexto muy rico pero con la gran problemática de que no lo han enfocado bien hacia el jugador. Quiero decir, te dan como miguitas de pan y mucha información bonita pero innecesaria que no encajarás hasta finalizar el juego.

Duración

30 horas es lo que jugué con un par de compañeros, pero nos dejamos algunos lugares por explorar. Se nos comenzaba a hacer repetitivo, así que fuimos bastante al grano y dejamos muchas misiones secundarias que seguramente le hubieran dado más jugo al juego.

Dificultad

Si juegas solo o con un amigo, se puede poner muy cuesta arriba. Si ya sois tres o cuatro, la cosa cambia. Las máquinas te pueden poner en un buen aprieto, acumulándose varias de ellas en un punto, pero puedes bajar la dificultad en mitad de la partida. Sólo tienes que preocuparte de la vida, ni de comer ni de beber.

Lo bueno de Generation Zero

Para resumir un poco, hay muchas cosas positivas y que sin lugar a dudas disfrutarás de Generation Zero. Estas son:

  • Un mundo amplio, ideal para aquellos que disfrutan con juegos de exploración y supervivencia.
  • Mucha acción en diferentes entornos, por lo que se compensa con los momentos más relajados de viajar.
  • El apartado visual está muy cuidado, te sumergirá por completo en la Suecia de 1989.
  • Poder jugarlo con amigos, además de ser la mejor forma de disfrutarlo.
  • La dificultad es escalable, por lo que puedes evitar la desagradable sensación de frustración.

Lo malo de Generation Zero

Pero, por otro lado, hay aspectos que no me acaban de convencer, o que por lo menos necesitan mejorar. Por ejemplo:

  • La mayoría del mundo está vacío, sólo encuentras cajas y más cajas que saquear con armas, munición y recursos.
  • El sistema de crafteo de herramientas y armas es bastante mejorable. Y para encontrar las recetas debes explorar minuciosamente todos los lugares. Muy minuciosamente.
  • La IA puede ponerte en apuros al principio, pero en cuanto sepas cómo te combate, será bastante fácil avanzar.
  • Las dichosas bicicletas, único medio de transporte. Y no sólo eso, sino que casi es mejor ir corriendo, sobre todo campo a través.
  • La historia está muy dispersa, si no prestas atención no te enterarás. Y mira que vale mucho la pena.

¿Vale la pena comprar Generation Zero?

Pues depende. Sí es para jugar sólo, no lo recomendaría. Si es para jugar con amigos, sí, sin dudarlo. Es un juego muy disfrutable en compañía, que te dará muchas horas de diversión. Pero una vez lo pases, probablemente no querrás saber nada más de él.

La verdad es que lo cogimos con fuerza, pero acabó haciéndose repetitivo por la extensión que tenía. Esto empuja a que te vayas dejando cosas atrás, como armas o pistas de la historia, pero sólo estés deseando acabarlo.

No quiero decir que sea un mal juego, todo lo contrario. Sólo que el enfoque de la historia, que es lo que verdaderamente te tiene que enganchar, es demasiado abierto. No te acabas de sumergir en ella, más si vas con los “jijis” y “jajas” al jugar con colegas pasados de cervezas.

Si te gustan los juegos cooperativos de exploración, píllalo, sobre todo si está en oferta. Cuenta con varios DLC, pero creo que no merece la pena ya que el juego base tiene suficiente contenido para muchas horas de diversión.

WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.