¿Qué es una grabación ADR? ¿Por qué es un mal necesario?

Sergio García, 28 julio 2020

ADR son las siglas de “Automated” o “Automatic” Dialog Replacement

Los sets de filmación son ruidosos. Hay generadores, máquinas de viento y lluvia, multitud de espectadores y miembros del equipo de grabación corriendo por ahí. Incluso un plató tranquilo presenta muchísima actividad. Dentro de lo que cabe, estos ruidos son controlables, sin embargo, hay otros que no lo son tanto: aviones que vuelan por encima, un camión de bomberos con la sirena a todo volumen o un vecino gritando a sus hijos.

Todo esto supone un gran problema en el mundo audio visual. Imagina que vas a grabar en una localización (casa, calle, estación…) y solo tienes dos horas. Es posible que ese momento de tranquilidad perfecta nunca llegue. Así que tienes que filmar, esperando que el técnico de sonido sea capaz de capturar los canales limpiamente.

Sin embargo, cuando revisas la grabación te encuentras, como temías, con la bocina de un coche justo en la toma perfecta. Por supuesto, la culpa no es del mezclador de sonido, pero se puede solucionar con ADR.

El ADR es un proceso que consiste en:

  1. Regrabar el audio en un ambiente más silencioso y controlado, típicamente en un estudio de grabación.
  2. Sustituir el audio no utilizable por el nuevo.

Por supuesto, es muy importante que la voz cuadre en “color” con la que se grabó en directo, por eso se suele usar el mismo micrófono de rodaje.

Además, el actor deberá repetir las frases de la misma manera y con la misma intensidad para que el público no note la diferencia. Para ello, en el estudio de grabación se coloca una pantalla donde se proyectará el vídeo. El actor debe fijarse cuidadosamente en el tiempo, el tono y la inflexión.

Después de que la línea ha sido grabada, el técnico de ADR la reproduce con las imágenes del resto de la escena y si todos están contentos con la toma grabada, pasan a la siguiente pista hasta que todas las pistas hayan sido grabadas.

Hay gente que llama “looping” al ADR. Viene de los viejos tiempos de película física (no digital) cuando las líneas que necesitaban ser reemplazadas se cortaban en grandes bucles físicos de película y material de sonido para la reproducción repetitiva de imágenes.

Motivos frecuentes para realizar ADR

  • Audio ruidoso o ininteligible: la mayoría de los directores prefieren evitar el ADR si pueden, pero si grabas en una ciudad, en la playa o en una tormenta torrencial te vas a encontrar con unos diálogos muy débiles. Si decides filmar en uno de esos lugares, lo mejor es que estés preparado para reemplazar parte (o todo) el audio grabado allí.
  • Reemplazando o añadiendo líneas de diálogo: a veces la lectura de líneas de un actor que sonaba bien en el set ya no funciona o mientras estás editando sientes que a una escena le falta algo.
  • Acentos: a menudo, los actores deben usar acentos, lo que puede resultar en un lapsus ocasional que necesitan ser arreglados. En la película “Elysium”, por ejemplo, la interpretación original de Jodie Foster se hizo con acento francés y el público de prueba respondió negativamente a ella, así que se decidió reemplazar todas sus líneas con un acento más americanizado. Ella hizo un gran trabajo (por supuesto, es Jodie Foster), pero si miras la película de cerca puedes notar algunos problemas menores de sincronización porque la boca se mueve ligeramente diferente por el acento.
  • Arreglar los errores de la historia o de continuidad: pueden aparecer agujeros de trama imprevistos en la historia después de que la producción haya concluido, por lo que el ADR puede ser una herramienta útil para añadir un poco de contenido extra cuando sea necesario. Incluso hay casos en los que la producción decidió renombrar a un personaje principal después de rodar la película.
  • Personajes secundarios: los sets de filmación se mantienen tan silenciosos como sea posible para que el grabador de sonido pueda capturar limpiamente el diálogo de los actores principales. Pero cuando hay otros actores en la escena, el público espera escucharlos también.
  • Loop group: añade vida a las escenas de la multitud y ayuda a situar a los personajes en el mundo de la película.
  • Versiones de TV/Aerolíneas: algunas compañías distribuidoras requieren versiones alternativas sin blasfemias ni lenguaje adulto. Y dependiendo del tipo de mercados a los que se distribuya una película, pueden requerirse varias versiones diferentes.

Dificultades

El ADR puede parecer un arreglo mágico, pero grabar un buen ADR es muy difícil, y uno de los retos más difíciles es que los actores se encuentran en un entorno completamente diferente al set y se les pide que repitan su actuación anterior sin que el resto del elenco interactúe.

Greg Crawford, un veterano ingeniero de ADR que ha trabajado en más de 400 producciones de cine y televisión lo expresa de esta manera: “Hay tres cosas que a la gente no le gusta hacer. Una, ir al dentista. Dos, ir al DMV. Tres, hacer ADR. Es difícil encontrar un actor que esté realmente entusiasmado por entrar”.

El ADR suele considerarse un mal necesario

Meryl Streep es uno de los raros actores que disfruta haciendo ADR. Entra en una sesión para unas pocas pistas menores y termina reemplazando el diálogo de escenas enteras donde cree que puede hacer un mejor trabajo…

Marlon Brando también confesó que murmuró intencionadamente en el plató solo para poder ver el montaje final y luego intentar mejorar su actuación en el contexto completo de la película.

Ver más
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.