Análisis de la Xiaomi Mi Band 6: a rey muerto, rey puesto

Rubén Castro, 29 noviembre 2021

Está de oferta el purificador de aire Proscenic A8SE por solo 51 euros!!! No te lo pierdas...

Ver oferta

Xiaomi Mi Band 6

✓ Tamaño: 47,2 x 18,5 x 12,4 mm
✓ Peso: 13 gramos, 23 g con correa silicona
✓ Batería: 125 mAh
✓ Resistencia al agua: IP68 hasta 50 metros (5 ATM)
✓ Pantalla: 1,56 pulgadas AMOLED con 152 x 486 píxeles (326 ppp), 450 nits, curvatura 2,5D
✓ Hardware: 512 Kb de memoria RAM y 16 MB de almacenamiento interno
✓ GPS: no
✓ NFC: no
✓ Sensores: sensor óptico de frecuencia cardiaca PPG, acelerómetro de 3 ejes, giroscopio de 3 ejes, oxímetro (SpO2)
✓ Conectividad: Bluetooth 5.0 BLE
✓ Funciones: contador de pasos, control de inactividad, monitor de sueño, calorías quemadas, distancia recorrida
✓ Smartwatch: compatible con iPhone y Android, notificaciones, sincronización, tiempo meteorológico

Me gusta

  • Pantalla más grande y con mayor resolución
  • Sensor SpO2
  • Muy cómoda
  • Relación calidad-precio imbatible

No me gusta

  • La pantalla puede ser pequeña para personas que no vean bien
  • El sensor de pulsaciones es algo menos preciso cuando realizamos actividades intensas
  • El mecanismo de la pulsera es menos seguro que otros

Novedades de la Mi Band 6 respecto a la Mi Band 5

La Xiaomi Mi Band, o Mi Smart Band como se la conoce a menudo, siempre ha sido una de las mejores bandas de fitness de bajo coste disponibles. Desde que la primera estuvo disponible en 2015, Xiaomi la ha ido actualizando anualmente para mantenerse al día con los nuevos desarrollos tecnológicos y no ha hecho más que mejorar.

La última versión es la Mi Band 6, que llevo usando desde hace más de una semana, y la fórmula no ha cambiado mucho. A continuación, vamos a ver las diferencias más importantes de la Mi Band 6 respecto a la Mi Band 5:

  • Mayor pantalla: la Mi Band 6 monta una pantalla AMOLED de 1,56 pulgadas, mientras que la Mi Band 5 tiene una pantalla de 1,1 pulgadas.
  • Mayor resolución: al ser la pantalla más grande, Xiaomi ha podido meter más píxeles por lo que la pantalla de la Mi Band 6 tiene 152 x 486 píxeles, mientras que la Mi Band 5 se queda en 126 x 294 píxeles. Una diferencia importante.
  • Dimensiones: la Mi Band 6 es mínimamente mayor que la Mi Band 5 (47,4 x 18,6 x 12,7 mm vs. 47,2 x 18,5 x 12,4 mm). En principio, la mayoría de las pulseras son compatibles entre ambos modelos.
  • Sensor de oxígeno en sangre:
  • Menor autonomía: la Mi Band 6 monta la misma batería de 125 mAh que la Mi Band 5 y al tener una pantalla mayor la autonomía disminuye levemente (uno o dos días). Aun así, usándola mucho es fácil aguantar una semana entre carga y carga.

Diseño

  • La Mi Band 6 sigue el diseño de los modelos anteriores y a simple vista es muy similar a la Mi Band 5

Apenas pesa nada, unos 13 gramos, y tiene un grosor de poco más de 12 mm por lo que es muy cómoda de llevar. Además, siendo de color negro es un dispositivo bastante discreto y elegante, aunque si queremos podemos cambiarle la correa para darle un poco más de protagonismo.

La Mi Band 6 pesa 13 gramos sin pulsera y 23 gramos la pulsera de silicona

La correa sigue siendo de silicona suave y utiliza el sistema de pasador y agujeros que creo que es menos segura que los relojes tradicionales, una vez se me abrió con una ola y casi la pierdo, pero en el resto de las situaciones es bastante cómoda y se ajusta perfectamente a muchos anchos de muñeca diferentes. Tampoco se ensucia demasiado, no molesta por la noche, y la propia banda no acumula pelusas, por lo que se mantendrá limpia y nueva durante más tiempo.

Una de las novedades más importantes de la Mi Band 6 es la nueva pantalla AMOLED de 1,56 pulgadas, bastante mayor que la pantalla de 1,1 pulgadas de la Mi Band 5. Esto significa que la pantalla ocupa prácticamente todo el frontal del cristal, no hay un espacio reservado para hacer las pulsaciones, debemos pulsar en la pantalla para despertar el dispositivo o hacer gestos para ir hacia delante o hacia atrás.

La pantalla es más grande y de mucha calidad

Como viene siendo habitual, la pantalla es de muy buena calidad, es nítida, colorida y brillante. Tiene una resolución de 152 x 486 píxeles y alcanza los 450 nits de brillo máximo y se ve bastante bien en todas las condiciones de luz. Eso sí, no tiene función de brillo automático, por lo que suelo dejarlo siempre al máximo. Tampoco tiene funcionalidad de pantalla siempre encendida (para mostrar el reloj, por ejemplo), aunque tampoco es un problema porque el gesto de mover la muñeca para despertar el dispositivo es preciso, rápido y no requiere de un movimiento excesivo para activarse.

Por supuesto, la Mi Band 6 sigue teniendo resistencia al agua de hasta 5 ATM por lo que podemos bañarnos con ella incluso en la playa.

Smartwatch

Nada ha cambiado realmente en cuanto a las características como reloj inteligente de la Mi Band 6, aunque la pantalla más grande significa que puede mostrar más información.

La Mi Band 6 es muy fácil de usar. Desliza el dedo hacia arriba en la pantalla para mostrar una lista vertical de opciones, que incluye los modos de entrenamiento y las notificaciones, además de funciones como las alarmas y el reloj mundial, y el acceso al monitor de frecuencia cardíaca, el monitor de estrés y la prueba de oxígeno en sangre SpO2.

El funcionamiento de la pulsera es muy fácil e intuitivo

El orden de la lista se puede cambiar en la aplicación, al igual que las funciones a las que se accede con un deslizamiento lateral, lo que ayuda a personalizar la Mi Band 6. Todo es relativamente fluido y, una vez que hemos colocado las funciones en nuestro orden preferido, es muy cómoda de usar.

Por supuesto, la pulsera 5 es compatible con los teléfonos Android y iPhone gracias a la app Mi Fit (disponible para iOS y Android), y ofrece algunas funciones básicas como la posibilidad de ver las notificaciones del teléfono, consultar el pronóstico del tiempo, controlar la reproducción de música en el teléfono, tomar fotos con el smartphone a distancia, etc.

También podemos usar la aplicación Xiaomi Wear.

Puedes ver las notificaciones de aplicaciones nativas y de terceros, así como recibir avisos de mensajes y llamadas, aunque el tamaño de la pantalla es limitado. Por ello, no esperes que las alertas sean tan útiles, ya que los mensajes largos no se muestran en su totalidad. Tampoco podemos responder a las notificaciones ni ver las imágenes, pero puedes borrarlas cuando hayas terminado de leerlas.

Por supuesto, a través de la app podemos elegir entre cientos de caras diferentes para personalizar el reloj. Puedes mantener pulsada la actual para elegir entre 3 opciones diferentes y luego aventurarte en la aplicación Mi Fit, donde encontrarás muchas más en su tienda dedicada. Eso sí, no hay mucha variación entre ellas, y muchas de ellas son bastante cutrecillas. Hay que buscar un poco para encontrar buenos diseños.

Con la app Mi Fit podemos configurar y personalizar la Mi Band 6 de manera fácil

No hay que pagar nada y el proceso de descarga y sincronización con la pulsera es muy sencillo. Hay una buena colección aquí y también tienes algunas opciones animadas, aunque es probable que éstas reduzcan la duración de la batería un poco más. Sin embargo, nos encanta la cara del reloj de Xiaomi que muestra las métricas de fitness en cada esquina.

También quiero destacar que:

  • Podemos configurar diferentes patrones de vibración para las notificaciones entrantes. De esta manera, podremos saber qué aplicación te está notificando por la forma en que vibra. Es práctico, pero también hay que tener en cuenta que la vibración agota la batería.
  • La Mi Band 6 puede mostrar emojis.
  • Cuenta con un temporizador Pomodoro que nos puede ayudar a mejorar nuestra planificación y productividad.

En general, la experiencia como smartwatch es bastante buena, pero hay que tener en cuenta los compromisos que hay que hacer con una pantalla tan pequeña. Eso sí, me gustaría destacar que esta versión tampoco tiene NFC por lo que no hay soporte para pagos, lo cual sigue siendo una lástima.

Actividad

Monitorización diaria

La forma en que realiza el seguimiento de tu estado físico y profundiza en el control de tu bienestar no ha cambiado drásticamente. Para el seguimiento de la actividad diaria, la Mi Band 6 utiliza el acelerómetro integrado para registrar los pasos diarios, la distancia recorrida y las calorías quemadas. Eso sí, no tiene barómetro para medir la elevación o los pisos subidos, algo reservado a modelos bastante más caros.

Detalle del sensor de frecuencia cardiaca y del sensor SpO2

También registrará cuántas veces has activado las alertas de inactividad y esta información, junto con los totales de pasos de 7 días, se puede ver desde la propia pantalla de la pulsera. Por supuesto, desde la aplicación Mi Fit podemos ver estos datos y muchos otros desglosados para ver el detalle.

Desde el punto de vista de la precisión, la he comparado con un Garmin Fenix 5 Plus y los pasos y las calorías quemadas salen prácticamente clavados.

Otra novedad importante es que la Mi Band 6 incorpora un medidor de saturación del nivel de oxígeno en sangre o SpO2. Funciona al nivel de otros oxímetros de muñeca como el que monta el Apple Watch, pero ambos son menos precisos que los oxímetros que se usan en los dedos.

Además de eso, la Mi Band 6 también puede medir la frecuencia cardiaca 24/7 y esto es muy importante por lo que veremos a continuación. La precisión de las medidas de la frecuencia cardiaca es bastante buena cuando nos encontramos en reposo.

Para cambiar el énfasis de los pasos a la buena salud del corazón, Xiaomi vuelve a incluir la métrica PAI. Se trata de una puntuación única, basada en el tiempo pasado en zonas de frecuencia cardíaca elevada en los últimos siete días.

Por ejemplo, si sales a entrenar o a correr, obtienes más puntos PAI. Y el objetivo es tener 100 PAI para garantizar que has cumplido las directrices de la OMS sobre el tiempo de actividad.

La métrica PAI me parece muy buena para motivarnos a realizar más deporte

El concepto es muy bueno y la métrica PAI me resulta muy útil para moverme más y aumentar el ritmo cardíaco de forma regular para mantener los 100 PAI.

Actividades físicas

La banda tiene 30 modos de entrenamiento diferentes, seis de los cuales pueden ser detectados automáticamente o activados rápidamente en el menú. Las opciones habituales incluyen caminar, correr y nadar, además de una serie de actividades más inusuales como street dance, Zumba y boxeo. La detección automática suele funcionar bien, pero aun así yo prefiero iniciar los entrenamientos yo mismo.

Tiene reconocimiento automático de brazadas al nadar.

Los datos recogidos en la aplicación se visualizan muy bien, con gráficos que muestran la frecuencia cardíaca, el ritmo y las zonas de frecuencia cardíaca, junto con las rutas GPS si se proporciona acceso a la aplicación. Por supuesto, la pulsera no incluye GPS y si queremos la mayor precisión en distancias tenemos que llevar también el móvil para usar su GPS.

Tenemos diferentes opciones a configurar para cada actividad y luego podemos ver las gráficas de rendimiento
Sin GPS, la precisión es aceptable, aunque deja un poco que desear. En mi caso, el Garmin me marcó 5,5 km, mientras que la Mi Band me marcó 4,55 km.

La precisión de la frecuencia cardíaca durante el ejercicio es relativamente buena, aunque tiene a dar algunas pulsaciones más que el Garmin. Quizás sea por el sensor o porque es más difícil conseguir una sujeción firme de la correa con el sistema de pasadores y agujeros.

Sueño

La pulsera registrará automáticamente el tiempo de sueño tanto por la noche como si nos tomamos una siesta (no debemos decirle cuando nos vamos a dormir). Los datos los podremos ver a posterior tanto en la pulsera como en la aplicación móvil. Allí podremos encontrar un registro de la duración del sueño, de las fases del sueño, etc. La respiración durante el sueño también se rastrea con el seguimiento de los niveles de oxígeno en sangre.

Hay un análisis de la calidad del sueño que te permite saber si te has dormido a la hora correcta o si has dormido lo suficiente. También puedes generar una puntuación de sueño, ver cómo te comparas con otros usuarios y ver tu regularidad de sueño en los últimos 7 días.

Xiaomi trata de dar sentido a tus datos, resaltando información como si nos hemos dormido tarde, no hemos dormido lo suficiente y la falta de sueño profundo.

El registro del sueño funciona bastante bien, mejor que muchos otros relojes o pulseras, aunque está un poco por detrás de los dispositivos de Fitbit. Sin embargo, para los usuarios con un interés ligero en la calidad del sueño, la Mi Band 6 es más que suficiente.

Otros aspectos de la salud

Existe un apartado para hacer un seguimiento del ciclo para las mujeres, una función para hacer ejercicios de respiración y hay un seguimiento del estrés (utiliza las mediciones de la variabilidad del ritmo cardíaco).

Puedes realizar mediciones puntuales o controlar el estrés de forma continua. Ambas mediciones se almacenan en la aplicación Mi Fit, donde se utiliza un sistema de código de colores para identificar los momentos de estrés y relajación.

En general, tampoco les he encontrado mucha utilidad a estas funciones y los datos de estrés parecen bastante bajos la mayoría de los días.

Autonomía

La Mi Band 6 cuenta con la misma batería de 125 mAh que la Mi Band 5 y según Xiaomi puede aguantar 14 días de funcionamiento entre cargas.

Sin embargo, al igual que su predecesora, esto depende de los ajustes y funciones que utilices regularmente. Así, tener la pantalla bien iluminada, activar la monitorización continua de la frecuencia cardíaca y las funciones avanzadas de seguimiento del sueño, y hacer un seguimiento regular del ejercicio físico, harán mella en el rendimiento de la batería.

En mi experiencia, con la pantalla con el brillo al máximo, las notificaciones activadas (aunque no todas), las funciones avanzadas de monitorización de la salud y el sueño, la batería baja algo menos de un 10% al día por lo que me puede durar unos 10 días aproximadamente.

El cable de carga es bastante corte

La recarga es rápida y se hace con el cable propietario que se acopla magnéticamente a la parte inferior por lo que no hay que sacarla de la pulsera. Eso sí, el cable sigue siendo demasiado corto. Mide unos 25 centímetros de largo y hace que tenga que cargar la Mi Band apoyada en el suelo o en la alfombra en vez de dejarla cómodamente en la mesa.

Opinión

La Mi Band 6 vuelve a mejorar a su antecesora manteniendo prácticamente el precio, unos 35-40 euros, por lo que sigue siendo el rastreador fitness barato con mejor relación calidad-precio.

El cambio más importante, desde mi punto de vista es la pantalla. Es más grande y de mayor calidad. El medidor de oxígeno en sangre viene bien, pero al ser de muñeca tampoco es muy preciso y “solo” puede medir niveles de 80 al 100%. A parte de eso, el resto de la pulsera es muy parecida a la Mi Band 5.

Si quieres una pulsera de fitness que se ajuste bien, que esté diseñada para llevarla todo el día y toda la noche, que esté equipada con una bonita pantalla pero que no intente ser un smartwatch, ésta es la tuya. También es mucho más bonito que los muchos smartwatches baratos que llenan la sección de wearables de Amazon, y una opción mucho mejor en general.

Si tienes las Mi Band 5, no creo que merezca la pena el cambio en general. A menos que quieras una pantalla más grande. En el día a día son muy parecidas (funciones, fluidez, etc.).
WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Xiaomi Mi Band 6
Ver precio