Bandas para pulsómetros por Bluetooth

Rubén Castro, 9 julio 2019

Todas las bandas de frecuencia cardíaca envían la señal de manera inalámbrica al dispositivo inteligente, que puede ser un reloj, un ciclocomputador de ciclismo, un móvil, una máquina del gimnasio, etc.

Además, dependiendo del protocolo que se use para enviar esa señal nos encontramos con diferentes tipos de bandas:

  • Bandas ANT+
  • Bandas Bluetooth
  • Bandas duales (ANT+ y Bluetooth)

Bandas de pecho para pulsómetros Bluetooth

Hace uno años la mayoría de cintas cardiacas usaban la tecnología ANT+, sin embargo, gracias a las nuevas versiones del estándar Bluetooth, cada vez son más los dispositivos que utilizan este protocolo.

De hecho, a día de hoy la mayoría de las cintas de pecho cuentan con ambas tecnologías.

Ventajas de las cintas duales

Las cintas de pecho exclusivamente ANT+ o exclusivamente Bluetooth están desapareciendo poco a poco en favor de las cintas duales. Y es que, estas últimas no tienen ningún punto en contra.

La autonomía es igual de buena, la precisión no varía y la tecnología ha avanzado tanto que las cintas baratas duales se pueden encontrar por 20-30 €.

Su mayor ventaja es la mejor compatibilidad. Gracias a ella, podrás utilizar tu banda de pecho con muchísimos más dispositivos: desde teléfonos Strava, Zwitf, relojes inteligentes hasta máquinas del gimnasio o bicis de spinning…

La mejor opción barata

El monitor de ritmo cardiaco DINOKA cuenta tanto con la tecnología ANT+ como con Bluetooth 4.0, por lo que sirve para conocer el ritmo cardiaco tanto en relojes deportivos como teléfonos móviles.

Además, es compatible con las aplicaciones móviles más populares, como Strava, Endomondo, Runkeeper, Sports Tracker, MapMyRun, Wahoo Fitness, Fitcare 60Beat… Eso sí, recuerda que a la hora de emparejar la cinta debes hacerlo a través de la aplicación que uses y no desde la configuración de Bluetooth de Android.

El monitor de ritmo cardiaco DINOKA es la mejor opción barata

Cuenta con una tira de tela suave y elástica. Además, tiene un mecanismo para ajustar el tamaño total.

El emisor se conecta a la cinta del pecho mediante dos broches metálicos, por lo que se puede poner y quitar para lavarla más cómodamente.

El emisor en sí tiene el certificado de resistencia al agua IPX7 (1 metro de profundidad durante 30 minutos), por lo que nos podemos duchar e incluso bañarnos con él, pero no podemos meterlo en la lavadora.

Viene con una pila de botón CR2032 con la que consigue una autonomía de unas 800 horas. Suficiente para que nos aguante más de 3 años saliendo a correr varios días a la semana. Aún más si desconectas el sensor y la cinta a la hora de guardarlos.

A la mayoría de la gente le recomiendo esta cinta. Es de buena calidad y es compatible con las aplicaciones móviles más populares y con los relojes de Garmin, Polar, Suunto, etc.
Precio en Amazon

La opción oficial de Garmin

La cinta HRM-Dual de Garmin ha aparecido este año y se caracteriza por tener conectividad ANT+ y Bluetooth 5.0 de baja energía (BLE).

Con ella, podrás recibir datos de frecuencia cardiaca en los relojes Garmin, pero también en relojes de otras marcas y en dispositivos como teléfonos móviles, entrenadores Zwift, máquinas del gimnasio, etc.

Como es de esperar, los materiales de la cinta oficial de Garmin son de una excelente calidad. También es ajustable, resistente al agua y utiliza una pila CR2032 que le proporciona, según el fabricante, una autonomía de 3,5 años con un uso medio de 1 hora al día.

Cinta de ritmo cardiaco Garmin Dual

¿Lo malo? Es que cuesta el doble que la cinta DINOKA. Esta claro que la cinta Garmin es mejor, pero la diferencia de precio es quizás demasiado abultada…

Precio en Amazon

La opción de Polar

La cinta de pecho Polar H10 es compatible también con las conexiones ANT+ y Bluetooth, pero cuenta con dos características que no tiene la cinta de Garmin:

  1. Puede transmitir a 5 kHz, lo que permite controlar la frecuencia cardíaca incluso en el agua. Aunque eso sí, es necesario un dispositivo compatible.
  2. Más importante aún es que tiene memoria interna en la que es capaz de guardar un entrenamiento completo (máximo de 30 h de duración). Esto significa que nos podemos ir a correr solo con la cinta, sin reloj ni móvil, y al llegar a casa sincronizar las pulsaciones del entrenamiento. Para configurarlo tenemos que usar la aplicación Polar Beat en el móvil y seleccionar la opción de “Guardar Frecuencia cardíaca (FC) con el sensor”.

Por supuesto, la cinta tiene una banda elástica muy cómoda, es resistente al agua (hasta 30 metros) y puede usarse con las aplicaciones más populares (Polar Beat, Strava, Nike+…) y también puede utilizarse con otros dispositivos de entrenamiento (Polar, Garmin, Apple, Suunto, maquinaria de gimnasio, etc.) utilizando simultáneamente la conexión Bluetooth y ANT+.

Polar H10: la cinta más polivalente

Utiliza una pila de botón CR 2025 con la que obtiene una autonomía de 400 horas con las transmisiones a 5 kHz y BLE activas.

Precio en Amazon
Ver más