Por qué los medallistas de bronce son normalmente más felices que los que ganan la plata

Rubén Castro, 18 diciembre 2023

No te piertas el día del deporte en AliExpress. Hay un montón de artículos con hasta el 50% de descuento!!!

Ver mejores ofertas

En un estudio histórico realizado en 1995, los psicólogos Victoria Medvec, S.F. Madey y Thomas Gilovich observaron que los medallistas de bronce, en general, parecían visiblemente más felices que los medallistas de plata que los habían derrotado.

Medvec y los demás argumentaron que las medallistas de bronce parecen más felices que las segundas clasificadas porque el resultado alternativo más fácil de imaginar para las medallistas de plata era el oro; en cambio, la alternativa más fácil de imaginar para las medallistas de bronce era no conseguir ninguna medalla. En otras palabras, la perspectiva lo es todo, salvo que no siempre nos damos cuenta de hacia dónde apunta nuestra perspectiva.

Los efectos de las distintas perspectivas mentales desempeña un papel clave

Los científicos ven estas perspectivas como llamadas a construir una “arquitectura de la elección” para alcanzar un resultado que todos prefieran. Los profesionales del marketing dominan estos efectos de encuadre. Los efectos del encuadre influyen en nuestras decisiones de muchas maneras, desde cómo consumimos electricidad hasta si votamos en las próximas elecciones.


Los fundamentos de este comportamiento son un área activa de investigación, pero una explicación es bastante sencilla. Para los humanos, el dolor de la pérdida es psicológicamente más poderoso que una ganancia de la misma intensidad. La razón por la que desarrollamos esta asimetría mental es bastante sencilla, evolutivamente hablando. Cuando nuestra especie luchaba por sobrevivir en el desierto hace cien mil años, obtener algo de comida extra facilitaría el día de mañana. Pero perder nuestro único alimento significaba que podría no haber un mañana. Los riesgos de la pérdida eran mayores que los de la ganancia, así que evolucionamos para ser muy sensibles a la pérdida e intentar evitarla a toda costa. Es lo que se conoce como efecto dotación o aversión a la pérdida, investigado por Daniel Kahneman y Amos Tversky.

Rubén Castro

Redactor

Apasionado de explorar y diseccionar lo último en tecnología. Tengo mucha experiencia en el mundo de los ordenadores y el gaming, aunque también me gustan todos los tipos de gadgets.

Consentimiento