Cómo secarte el pelo como los profesionales

Alicia, 7 septiembre 2018

Con el ritmo de vida actual es difícil sacar tiempo (y dinero) para ir a la peluquería de manera habitual. Sin embargo, con unos pequeños turcos podemos conseguir tener cada día un pelo de salón de belleza. A continuación, te voy a dar unos consejos para que te seques el pelo como una profesional. ¡Vamos a ello!

Pasos

Bueno, vamos con las instrucciones paso a paso:

  1. Es importante que nos lavemos el pelo sin dañarlo. Para ello podemos hacer co-washing o bien utilizar champús sin sulfatos.
  2. Recuerda acabar el lavado con agua fría, esto favorece a que la cutícula se cierre.
  3. Sécate el pelo con una toalla fina o con una camiseta de algodón. Si la toalla tiene un acabado un vasto dañará y e incluso partirá más nuestro pelo. Es importante no frotar la toalla sobre nuestro pelo. Debemos presionar ligeramente y dejar que la toalla vaya atrapando la humedad. Sécate el cabello hasta que esté húmedo, pero no mojado.
  4. Échate tus productos de cuidado favoritos: ya sea un protector de calor, aceites, etc. Echa poca cantidad y espárcelo con los dedos. Uno de los errores más habituales es el de abusar de los aceites. Si no estamos seguras de la cantidad que tenemos que utilizar, es mejor quedarnos cortas que pasarnos.
    Aplicamos nuestros productos favoritos
  5. Péinate el pelo antes de empezar a secártelo. Para conseguir un acabado de profesional, es importante que el pelo esté bien desenredado y liso antes de empezar a secárnoslo. No olvides usar un cepillo de calidad y que no genere electricidad estática (¡huye de los cepillos de plástico!). Además, elige el cepillo en función del acabado que quieras. Si quieres más volumen utiliza un cepillo redondo y si quieres un pelo más liso, utiliza un cepillo normal.
  6. Divide el pelo en secciones. Dependiendo de la longitud de tu pelo tendrás que hacer más secciones o menos. Yo te recomiendo que para melenas largas utilices 3 secciones (parte alta, media y baja). Melenas medias 2 o 3 secciones. Y pelo corto 1 o 2 secciones. Utiliza unas pinzas para sujetar el cabello. Yo utilizo unas profesionales que son muy baratas y funcionan de maravilla (ver precio en Amazon).
  7. Empieza a secar los mechones de la sección baja. Coge mechones de 2 o 3 centímetros, es el tamaño más adecuado, para todos los tipos de pelo, que nos permite conseguir un buen acabado en poco tiempo.
  8. Para no dañar el pelo con el secador, selecciona una temperatura baja y una velocidad de aire alta. Coloca el secador a una distancia de unos 15 centímetros del cabello.
  9. A continuación, pasa el cepillo a la vez que aplicamos el secador. Es la parte más complicada, sobre todo hasta que le cogemos el truco, porque hay que coordinar las dos manos, a la vez que inclinamos la cabeza y nos miramos en el espejo.
    Secamos la parte posterior de la melena
  10. Entre 1 y 3 pasadas debería ser suficiente para tener seco cada mechón, dependiendo de la velocidad y del acabado que queramos. Si no has conseguido secártelo, es que o tenías el pelo demasiado mojado antes de empezar a secártelo o es que tu secador no es lo suficientemente potente.
  11. Cuando el pelo este seco, utiliza el chorro de aire frío del secador. Esto ayuda a enfriar el cabello, haciendo que el acabado sea más duradero.
  12. A continuación, repite los pasos 9,10 y 11 en las dos siguientes secciones. Sección media y después la parte superior.
    Acabamos de secarnos el pelo
  13. Para finalizar, aplica un poco de aceite de argán desde la mitad hasta las puntas. Aplica muy poca cantidad no queremos un resultado graso. Échate unas gotas en la mano y toca tu pelo de forma muy suave. No lo apliques cerca de las raíces, porque podemos hacer que el pelo se nos apelmace por un exceso de grasa. Es importante que el aceite de argán, que utilizamos en esta fase, sea de calidad. Porque no nos lo vamos a lavar, lo estamos utilizando como producto de acabado, para dar brillo y suavidad al cabello. A mí el que me gusta es el aceite de argán de Simon & Tom ((ver precio en Amazon)).

Estos son los consejos que he ido recopilando a lo largo de los años y que mejor me han ido a mí, utilízalos como mejor se adapten a ti. De todas formas, pruébalos y seguro que la mayoría te sirven de ayuda.

Recuerda que es importante utilizar un buen secador de pelo, que tenga buena potencia de soplado y que no queme el pelo.

Fuentes

    Ver más