El retinol: Todo lo que tienes que saber sobre este activo cosmético tan famoso

María Franco, 2 marzo 2022

Está de oferta el purificador de aire Proscenic A8SE por solo 51 euros!!! No te lo pierdas...

Ver oferta

El retinol puede hacer mucho por tu piel: retrasa el envejecimiento, alivia el acné y rejuvenece la piel en general. Es un derivado de la vitamina A y este ingrediente multitarea para el cuidado de la piel es un tipo de retinoide. Sin lugar a dudas, es uno de los cosméticos más famosos ahora mismo.

A diferencia de los retinoides más fuertes, como Retin-A (tretinoína), puedes comprar retinol sin receta en fórmulas de hasta un 2 por ciento presente en cosméticos. En otras palabras, es bastante accesible si quieres usarlo.

Sigue leyendo para encontrar más información sobre los beneficios para la piel del retinol, los posibles efectos secundarios y cómo incorporarlo de manera segura en tu rutina de cuidado de la piel.

¿Qué es el retinol?

Desde brotes hasta daño solar, el retinol puede ayudar a abordar una variedad de problemas de la piel.

El retinol es, en realidad, un derivado de la vitamina A que es soluble y está presente en la composición de muchos cosméticos antiedad en dosis muy bajas. Su fama se debe a que, de forma intra celular, consigue aumentar la producción de colágeno y reduce la producción de melanina que es la que genera manchas solares en la piel.

Son moléculas pequeñas que consiguen actuar directamente en las células, por eso tienen tanta eficacia. Está presente en sérums, cremas hidratantes o aceites faciales.

Beneficios del retinol

A continuación te indico algunos beneficios del retinol dependiendo del tipo de piel que tengas:

Acné

El retinol ayuda a mantener los poros limpios al reducir la acumulación de células de la piel. Además, puede bloquear las vías de inflamación en la piel. En pocas palabras, eso significa que el retinol no solo ayuda a reducir la cantidad de brotes que tienes, sino que también puede minimizar el enrojecimiento y la hinchazón que los acompaña.

Reduce el envejecimiento

Las células de la piel se renuevan naturalmente, dando lugar a células frescas debajo. Sin embargo, esto sucede con menos frecuencia a medida que se envejece, lo que puede conducir a una tez más apagada. También se pueden comenzar a notar líneas finas y arrugas que pueden aparecer a cualquier edad.

El retinol ayuda a acelerar este proceso de renovación y promueve una piel más brillante y suave. También penetra más profundamente en la piel para estimular la producción de colágeno y rellenar aún más la dermis.

Daño del sol

Una renovación más rápida de las células de la piel también puede ayudar a mejorar el tono de la misma. Esto puede tener un beneficio particular cuando se tienen signos de daño solar tales como arrugas, líneas finas o hiperpigmentación.

El retinol puede incluso fortalecer la piel, ayudando a protegerla contra más daños ambientales. Solo ten en cuenta que el retinol puede dejar la capa superior de la piel más fina y más sensible a la luz solar, por lo que será necesario aplicar protector solar con mayor frecuencia y de forma religiosa.

Extras

Una acumulación de células muertas de la piel puede dejar tu dermis más seca de lo que te gustaría. Eliminar esas células muertas, con la ayuda del retinol, puede conducir a una piel más hidratada. El retinol también puede ayudar a tratar la queratosis pilaris (pequeñas manchas de color que aparecen en la piel, con protuberancias) al suavizar las texturas ásperas y llenas de baches de la piel.

¿Todo el mundo es apto para el uso de retinol?

No se recomiendan los retinoides, incluido el retinol, si estás embarazada o dando el pecho. También tendrás que usarlo con precaución si tienes:

  • piel sensible o seca
  • rosácea
  • eczema
  • acné severo

Si marcas alguna de estas casillas, tendrás que hablar con un dermatólogo o un profesional de la salud antes de probar el retinol (sí, incluso las opciones de venta libre). También es importantísimo señalar que es incompatible con tratamientos como el Dercutane y sus derivados, que llevan isotretinoína.

Por supuesto, nunca es una mala idea consultar a un dermatólogo antes de probar cualquier producto nuevo para el cuidado de la piel.

La sabiduría “popular” solía sugerir comenzar un cuidado facial con retinol alrededor de los 30 años, debido a la ayuda que puede proporcionar al envejecimiento. Sin embargo, el retinol ofrece muchos otros beneficios. Además, no hay una edad establecida en la que comenzarás a notar cambios en tu piel. Solo tú y tu dermatólogo podéis elegir los productos adecuados para tu piel, y la edad es un factor mucho menos importante de lo que imaginas, porque no hay edad para comenzar a cuidarse.

Posibles efectos secundarios del retinol

Una vez que comiences a usar retinol, es posible que notes algunos signos de irritación a medida que aumenta la renovación celular, tales como sequedad, enrojecimiento o picazón.

Estos efectos tienden a empeorar con retinoides que llevan concentraciones más fuertes. Pero además también puedes experimentarlos con retinol normal, sobre todo si usas más de un producto que contenga retinoides, algo que no debes hacer porque produce un choque muy fuerte.

Es desaconsejable usar varios productos que contengan retinol o vitamina A. Estos efectos secundarios generalmente desaparecen a las pocas semanas de uso. Si no notas ninguna mejoría, deja de usar el producto y habla con tu profesional de la salud.

Si tienes la piel oscura, ten en cuenta que la irritación podría provocar una hiperpigmentación, por eso cuando uses cualquier producto con retinoides, trata de evitar la exposición bajo la luz solar intensa y usa siempre protector solar que cuente con un mínimo de SPF 30 todos los días.

En cualquier caso, si te sientes incómodo con los efectos secundarios o la irritación severa, deja el producto y busca ayuda profesional.

Consejos para evitar la irritación

A continuación te dejo una serie de consejos para minimizar la irritación cuando comiences a usar productos con retinol.

  • Intenta esperar al menos 30 minutos después de lavarte la cara antes de aplicar el retinol.
  • Hidrata siempre antes o después. Incluso puedes optar por la técnica del “sándwich”: aplicar una capa de humectante, luego retinol y luego otra capa de humectante encima.
  • Ten en cuenta los ingredientes del resto de tu rutina. Por lo general, tendrás que suprimir los tratamientos para el acné y los ácidos en las noches en que uses el retinol.
  • Usar un solo producto de vitamina A puede ayudarte a evitar la irritación y otros efectos secundarios no deseados.
  • No olvides el protector solar SPF 30 de amplio espectro (si es de 50 mejor).

Añadir retinol a tu rutina de cuidado facial

Si quieres probar el retinol, ten en cuenta dos pautas principales: comience poco a poco y usa productos no demasiado concentrados al principio. Una concentración de 0,05 por ciento es un buen punto de partida.

Se trata de conseguir un uso más frecuente, por lo que** comienza aplicando una cantidad de producto del tamaño de un guisante dos o tres veces por semana.** A modo de consejo personal, te recomiendo que uses retinol por la noche si te preocupa una mayor sensibilidad al sol, de hecho, yo es lo que hago.

Una vez que tu piel parezca tolerar bien el retinol tras 1 o 2 semanas, podrás aplicar el producto cada dos noches.

Si no nota ningún efecto secundario después de otras 2 semanas, puedes comenzar a aplicarlo todas las noches, si es necesario. Puedes ceñirte a dos o tres noches por semana si lo prefieres. La aplicación menos frecuente también puede ofrecer beneficios, con un menor riesgo de efectos secundarios.

Entonces, ¿cuánto tiempo debes esperar hasta que veas los resultados? La paciencia es clave, ya que pueden pasar de 6 semanas a 3 meses antes de que notes una diferencia. Si aún no ha notado ninguna mejoría, es posible que tengas que emplear un retinol más concentrado o un tipo diferente de retinoide.

En cualquier caso, un dermatólogo siempre te puede ofrecer consejos y recomendaciones más personalizados.