¿Cómo usar retinol y vitamina C en tu rutina de cuidado de la piel? La forma correcta y la incorrecta de aplicarlos

María Franco, 21 abril 2022

Ya han comenzado las ofertas de BlackFriday en AliExpress! Te dejo una guía con las mejores ofertas y los mejores códigos de descuento!!!

Ver cómo aprovechar las ofertas

El retinol y la vitamina C son dos de los ingredientes más poderosos para tu piel. La verdad es que lo que vamos a tratar hoy me parece algo especialmente interesante, a causa de que últimamente se oye a muchas influencers recomendar X productos, y mucho se oye mencionar el retinol y la vitamina C. Sin embargo, pocas personas sabes que son ácidos y que hay que tener cuidado al mezclarlos, porque ¿Se pueden mezclar en realidad?

Se sabe que ambos combaten las arrugas, generan colágeno y disminuyen las manchas oscuras y la pigmentación, no obstante, incluirlos en tu rutina de cuidado de la piel puede ser complicado. ¿Deberías usar uno encima del otro? ¿Cuál va primero? ¿Necesitas esperar entre ellos? ¿Y qué hay de mezclarlos juntos?

La realidad es que, sin importar cómo de bueno sea un producto cuando se usa solo, esto no significa necesariamente que funcione bien con otros. De hecho, podría ser perjudicial cuando se incorpora a la rutina de belleza incorrecta, lo cual suele ser el caso con el retinol y la vitamina C como ya te anticipaba.

Ambos son dos ingredientes que en esencia trabajan por lo mismo, por desvanecer las manchas oscuras y las arrugas, aunque no siempre lo hacen cuando se usan juntos. Dicho todo esto, según los dermatólogos, solo comprender los conceptos básicos de los ingredientes te ayudará a comprender mejor cómo usarlos juntos (o no).

¿Qué es el retinol? ¿Qué es la vitamina C?

Para empezar, la vitamina C ayuda a reducir los problemas del cutis como la falta de brillo, el tono desigual de la piel, las cicatrices del acné y la textura. La vitamina C, de por sí, es una parte esencial de la salud de la piel, porque es un antioxidante y un factor crítico para la síntesis de colágeno.

Debajo de la piel, la vitamina C disminuye el daño producido por el sol y es esencial para curar heridas, asimismo, también protege la piel de los radicales libres de fuentes como la contaminación.

Con un uso regular y correcto, se ven resultados notables como una piel más brillante y manchas oscuras que se comienzan a atenuarse.

Por otra parte, está el retinol, que todavía tiene el título de ingrediente milagroso de la belleza.

Al igual que la vitamina C, el retinol tiene algunos beneficios codiciados: puede curar el acné quístico, deshacerse de las manchas oscuras, suavizar las arrugas y aclarar la hiperpigmentación, todo esto entre comillas porque claro, los milagros no existen.

Es importante saber que los retinoides son derivados de la vitamina A y que funcionan uniéndose a los receptores de ácido retinoico, que en términos sencillos, aumentan la renovación de las células de la piel, reducen la tendencia de las células y desechos de queratina a agruparse y obstruir los poros, aumentan la producción de colágeno y disminuyen la decoloración. Vamos, parece que es el cosmético ideal, la octava maravilla.

¿Se puede aplicar retinol y vitamina C al mismo tiempo?

Tras todas las bondades que te he explicado sobre el retinol y la vitamina C, ahora llega la pregunta del millón: ¿Se pueden usar juntos?

Desafortunadamente, añadir tanto retinol como vitamina C a tu rutina de cuidado de la piel no es tan simple como colocar un ingrediente sobre el otro, una hidratante sobre otra, o simplemente mezclarlos.

Hay que tener mucho cuidado al mezclar retinol con vitamina C

De hecho, hacer cualquiera de esas cosas podría ser una pérdida de tiempo y dinero e incluso salud. Si vas a aprovechar al máximo estos ingredientes, es imprescindible tener en cuenta dos factores: el pH y la solubilidad.

Esto es lo que pasa cuando usas retinol y vitamina C al mismo tiempo:

Los niveles de pH pueden cambiar

Todos los productos para el cuidado de la piel que son a base de agua (acuosos) han sido formulados para funcionar a un pH determinado. Los productos para el cuidado de la piel que no contienen agua, conocidos como soluciones anhidras, no tienen pH.

El retinol normalmente tiene un pH entre 5,0 y 6,0, ya que la investigación ha demostrado que es ahí donde funciona mejor. Lo mismo ocurre con otros retinoides de venta libre, como el retinaldehído y los ésteres de retinilo.

El ácido L-ascórbico , la forma activa de la vitamina C, debe tener un pH de 3,5 o inferior para penetrar eficazmente en la piel (como lo demuestra este estudio ).

Dado que el retinol y el ácido L-ascórbico tienen una gran diferencia en el pH, usarlos al mismo tiempo reducirá el pH del retinol y aumentará el pH de la vitamina C.

¿El resultado? El retinol se volverá menos activo y la vitamina C tendrá una menor capacidad para entrar en la piel. Esencialmente, ¡ambos se volverán menos efectivos!

No pueden disolverse ni profundizar en la piel

Lo siguiente que hay que tener en cuenta es si los ingredientes son solubles en aceite o solubles en agua.

El retinol es soluble en aceite, por lo que solo se disolverá en aceite. El ácido L-ascórbico es soluble en agua, por lo que solo se disolverá en agua.

Ahora es importante reflexionar sobre esto, y vamos a partir de algo básico, que es que el aceite y el agua no se mezclan. Entonces, si añades vitamina C soluble en agua en un retinol soluble en aceite, no se disolverá. Eso significa que no penetrará en la piel y no obtendrás ninguno de los beneficios de la vitamina C.

Otra cosa a tener en cuenta es que los aceites pueden crear una barrera en la piel que bloquea la absorción de productos a base de agua, otra razón para no mezclar soluciones a base de aceite y a base de agua.

Afortunadamente, existen algunas formas de incorporar tanto la vitamina C como el retinol en su rutina de cuidado de la piel sin sacrificar ninguno de los beneficios. Tienes cuatro opciones:

Vitamina C por la mañana, retinol por la noche

Para su uso lo más fácil es separar la vitamina C y el retinol y aplicarlos en diferentes momentos del día. Esto asegura que cada ingrediente pueda funcionar a su pH correcto. h3: Vitamina C y Retinol en Noches Alternas La mayoría de los dermatólogos consideran que el retinol siempre debe aplicarse por la noche, lejos de la luz ultravioleta . Pero, ¿sabías que también puedes aplicar vitamina C por la noche?

Se sabe que el daño por los rayos UV continúa tras la exposición solar, por eso usar vitamina C por la noche podría minimizar estos daños.

En cualquier caso, al usar retinol y vitamina C en noches alternas, obtendrás los beneficios de ambos, sin tener que preocuparte por las interacciones y problemas que generen en tu piel.

Vitamina C y retinol por la noche, con 30 minutos de diferencia

Si quieres usar retinol y ácido L-ascórbico al mismo tiempo, sepáralos con 30 minutos de diferencia. Aplica la vitamina C primero, ya que tiene el pH más bajo de los dos. Luego, espera media hora antes de aplicar el retinol.

Ese período de espera permite que el pH de la piel vuelva a la normalidad, por lo que cada ingrediente puede funcionar en su pH previsto.

Derivado de vitamina C y retinol por la noche

Si no tienes tiempo para el período de espera de 30 minutos o tan solo no quieres mezclar dos productos tan fuertes en una misma vez, tal vez tu mejor opción es un derivado de la vitamina C.

Los derivados de la vitamina C deben convertirse en la forma activa de vitamina C, en la piel. Por lo tanto, no son tan potentes como el propio ácido L-ascórbico, sin embargo, tienden a ser más estables y menos irritantes, y ofrecen muchos de los mismos beneficios (incluida la protección contra los radicales libres, el brillo y, en algunos casos, incluso el aumento de la producción de colágeno).

En síntesis, si eres nueva en el mundo de los ácidos mi recomendación es que optes por este tipo de vitamina C para evitar daños o irritaciones.

Siempre que elijas un derivado de la vitamina C que tenga un pH cercano a tu retinol, puedes usarlos al mismo tiempo, ya que no se desestabilizarán entre sí.

¿Qué ingrediente se pone primero?

En general, lo mejor es aplicar los productos en orden de menor a mayor pH. Sin embargo, ten cuidado con las texturas. Las soluciones más ligeras a base de agua deben usarse antes que las más oclusivas a base de aceite, de lo contrario, no penetrarán.

Vuelvo a recalcar en la idea de que, siempre y cuando no haya una gran diferencia entre los pH’s, no deberías tener que esperar entre capas.

Tan pronto como se absorba el primer producto, se puede aplicar el segundo. La única excepción en la que probablemente deberías esperar es si dos productos tienen una diferencia de más de 1,5 a 2,0.

¿Qué sucede si tu tratamiento de vitamina C es sin agua? Las soluciones anhidras contienen aceites, siliconas o partículas solubles aceitosas a través de las cuales el retinol no podrá penetrar. En este caso, aplica primero el retinol, deja que se absorba y luego aplica la vitamina C. También puedes usarlos en diferentes momentos del día o en noches alternas.

Los mejores productos de Retinol y Vitamina C

Ahora que ya sabes todo, casi como una especialista, sobre estos dos productos, te cuento cuáles son mis favoritos:

Sérum con vitamina C de The Inkey List

¿Buscas un básico antioxidante para comenzar con la vitamina C? Este entonces es una buena y asequible opción.

Con su uso frecuente vas a notar más luminosa y con líneas de expresión atenuadas (en el caso de que las tengas). Cuenta con un 30% de vitamina C pura, por lo que te desaconsejo mezclarlo con otros ácidos.

Ver precio

Ascorbic Acid 8%+Alpha Arbutin 2% de The Ordinary

Otra de mis marcas favoritas actualmente es The Ordinary, y este se trata de uno de sus productos estrella.

Es un sérum completamente libre de agua, que une vitamina C pura junto con alpha arbutin, un ingrediente perfecto para luchar contra las manchas oscuras de la piel.

Ojo, es muy buen producto pero no se puede mezclar con otros cosméticos con base de agua.

Ver precio

Serum de retinol de The Inkey List

Como podrás imaginar, la marca de The Inkey List es de mis favoritas en este momento. Esto es porque es una firma muy económica y apuestan por la buena calidad y por la creación de productos para todo el mundo.

Este sérum en concreto me parece una buena opción para comenzar a probar este ácido sin optar por otros con una concentración más alta que pueda ser perjudicial. Además, cuenta con un 1% de retinol estable junto con escualeno, perfecto para luchar contra la deshidratación.

Ver precio

Crema de retinol de Drunk Elephant

Una buena opción para usar retinol a diario es por medio de una crema, que siempre va a llevar un porcentaje más bajo que un sérum.

Formulado también con péptidos, es una buena solución para poder lucir una piel flexible, luminosa y visiblemente más joven. En concreto, este producto se vende en formato viaje por lo que es más fácil que lo puedas probar antes de comprar un frasco más grande.

Ver precio

Y tú, ¿Conocías ya estas diferencias? ¿Con cuál te vas a quedar?